lunes, 23 mayo 2022 23:39

Orange confirma que su 5G en España no llegará a la mitad de los españoles

La llegada del 5G a España será de forma lenta y muy desigual. En especial, para las regiones menos pobladas del país, la conocida como España Vaciada. Y es que algunas de las grandes telecos del país han logrado evitar verse obligadas a desplegar el espectro para dicha tecnología, la de 700 Mhz, en municipios de menos de 50.000 habitantes. Como ha sido el caso de Orange, la gran ganadora de la subasta de espectro, según ha reconocido la propia compañía. Con ello, podrá enfocarse en aquellas regiones más densamente pobladas dónde la rentabilidad es mucho más alta.

Orange adquirió en España licencia 5G por valor de 611 millones de euros el pasado 2021, a través de las subastas organizadas por el Gobierno español. Pese a que el concurso finalmente contó con todas las grandes firmas, junto a la francesa también confluyeron Telefónica o Vodafone, no estuvo exento de polémica. Al fin y al cabo, las operadoras entendían que el Ejecutivo debía maniobrar para hacer que la participación fuera más atractiva, tras años difíciles en los que sus ingresos han caído con fuerza.

Orange adquirió en España licencia 5G por 611 millones de euros en 2021

De ahí, por ejemplo, que tras varias reuniones en las que intervinieron los mandamases de las grandes telecos junto a la ministra de Economía, Nadia Calviño, o el propio presidente, Pedro Sánchez, se extendiese notablemente la licencia de uso del nuevo espectro comprado. También se abordaron otros temas en el que las compañías estaban interesadas como el de las exenciones fiscales. Pero no serían las únicas. Por su parte, el Gobierno pretendió poner imposiciones a la firmas de telecomunicaciones para que entre otras cosas extendiesen ese tipo de tecnología por toda España. Incluido los territorios menos poblados y, por lo tanto, menos rentables.

ORANGE CONFIRMA LA ÚNICA OBLIGACIÓN

Pero por el momento no parece estar en los planes de las compañías. Al menos, en el caso de Orange. En concreto, la firma francesa finalmente señala que la adjudicación de dos bloques de licencia de 700 MHz solo estaba supeditada a la obligación de “dar cobertura de red a los municipios de más de 50.000 habitantes” y a su vez también a “aeropuertos, puertos, estaciones de ferrocarril y carreteras” de esas localidades. Así, la firma se libra no solo de tener que desplegar su red a las zonas rurales más despobladas, sino a la mayoría del país.

Así, el número de personas que viven en España en municipios con menos de 50.000 habitantes supera los 22 millones de personas. Una cifra que supone prácticamente la mitad del país y que podrían quedarse fuera durante muchos años de la llegada de la tecnología del 5G. De hecho, Orange señala que la instalación de la red en estos municipios tampoco debe ser inmediata y que será: “30% en un año, 70% en tres años y 100% en cuatro años”. Lo que lleva a pensar que no será hasta más allá de 2025 cuando realmente el 5G esté realmente operativo en España.

En España viven 22 millones en municipios de menos de 50.000 habitantes

Y en el caso de Orange, salvo que la empresa ejecute un desarrollo en otras regiones no obligadas y menos rentables (algo difícil), solo llegaría a la mitad de la población española. Un hecho que es en cierta medida inédito. Así, por ejemplo, la empresa gala reconoce que su entrada en el 5G en la banda de 700 MHz en Eslovaquia en 2020 estaba supeditada a la obligación de “proporcionar servicios 5G utilizando una nueva red de acceso por radio dentro de los dos años posteriores a la adjudicación”.

EL DIFÍCIL CONTRATRE ENTRE ESPAÑA Y ESLOVAQUIA

Además, Orange señala que, por ejemplo, en Eslovaquia también tiene la “obligación de cubrir el 95% de la población de las capitales regionales para finales de 2025, el 90% de la población fuera de las capitales regionales y el 70% de la población total para fines de 2027”. Con ello, se consigue que incluso las regiones más pobres tengan acceso a un bien que cada vez es más de primera necesidad. Y es que hay que entender que a medida que el mundo avanza en la digitalización la necesidad de una amplia red de infraestructuras en cada vez más importante.

También supone una nueva traba más para las regiones despobladas de España. Y es que no hace mucho, una de las pocas cosas buenas que parecía podría dejar la pandemia fue la del teletrabajo. La posibilidad de trabajar en cualquier rincón del país fue un espaldarazo para intentar mejorar en ese problema en el que se ha convertido la España Vaciada. Al fin y al cabo, algunos ciudadanos optaron por utilizar esa vía en mayor o menor medida. Obviamente, no ha sido la panacea, pero algo es algo. Ahora, esa posibilidad podría venirse abajo si la brecha de acceso a la red continua siendo tan grande.

LOS DATOS FINALES DE LA SUBASTA 5G

La única forma de solucionar estos problemas es que los operadores y los Gobiernos trabajen conjuntamente. Al final, la subasta incluyo los tres nombres claves en los últimos años: Telefónica, Orange y Vodafone. Telefónica obtuvo por su parte 20 MHz de espectro en la banda de frecuencias de los 700 MHz: su bloque de 2×10 MHz le ha costado 310,09 millones de euros. La compañía también contaba ya con 100 MHz en la banda de los 3,5 GHz.

Una banda con la que también contaba Orange. La firma gala indicó en su comunicado oficial cómo la operadora se convertía en la que más espectro tiene en las frecuencias prioritarias para 5G: ha conseguido 2×10 MHz de espectro en la banda de los 700 MHz, que se unen a los 110 MHz en la banda de 3,5 GHz que ya había adquirido. Por su parte, Vodafone también se hizo con un bloque de 2×10 MHz en la banda de los 700 MHz, por el que pagó 350 millones de euros. Ya tenía 90 MHz en la banda de los 3,5 GHz, y por tanto es la que cuenta con menos espectro de las tres competidoras.


- Publicidad -