jueves, 18 agosto 2022 21:49

La invasión de Ucrania reactiva el debate nuclear en Europa

Con el petróleo por las nubes y el gas subiendo nuevamente tras el comienzo de la guerra en Ucrania, se hace más necesario que nunca volver a mirar a la energía nuclear. Muchos países del mundo están apostando fuertemente por esta energía para que marque su futuro energético junto con la implantación de las renovables. Son los casos de China, Francia o Reino Unido, no así España, que mantiene su plan de desnuclearización sin dar un paso atrás ni en una coyuntura como la que vivimos.

Para el presidente de Foro Nuclear, Ignacio Araluce, «tanto la energía nuclear como las renovables son necesarias y complementarias y ya conviven en la actualidad, de hecho, en el mundo hay 439 reactores nucleares en operación y 52 más en construcción, según datos del Organismo Internacional de Energía Atómica de Naciones Unidas, lo que demuestra que la energía nuclear tiene un largo camino por recorrer»,

«Las renovables y la nuclear son las únicas fuentes disponibles hoy en día que no generan gases ni partículas contaminantes a la atmósfera durante el proceso de producción eléctrica, por lo que resultan esenciales en la lucha contra el cambio climático», afirma Araluce en declaraciones a MERCA2.

La inclusión de la nuclear en el proyecto de taxonomía verde de la UE ha supuesto un espaldarazo a esta energía, si bien para el Gobierno de España no ha cambiado nada. Si para el Foro Nuclear que considera que «es una propuesta positiva y razonable que confirma nuestra visión: la energía nuclear es una fuente esencial en la transición energética al no emitir CO2 y, por tanto, ayuda a alcanzar los compromisos ambientales, a la vez que ofrece seguridad y garantía de suministro al ser una fuente de base siempre disponible».

Que la Comisión Europea reconozca estas ventajas «ayuda a que la percepción de esta fuente de energía mejore y que se den a conocer sus aspectos positivos. Nuestra valoración es muy positiva», afirma el representante sectorial. 

MEJORAR EL TRATO DEL GOBIERNO A ESTA ENERGÍA

Desde el Gobierno de Pedro Sánchez se rechaza de plano la energía nuclear, y además se la penaliza con una carga fiscal que la hace poco competitiva, al revés que muchos de las grandes potencias mundiales. Desde Foro Nuclear «hemos trasladado en reiteradas ocasiones la necesidad de asegurar la viabilidad económico-financiera de la operación de las centrales nucleares para cumplir con el calendario establecido».

Sus quejas se centran especialmente en «la necesidad de reducir la desproporcionada y discriminatoria carga fiscal que sufre el parque nuclear, con tributos que incluso están duplicados», añade el presidente de Foro Nuclear.

Desde la patronal nuclear quieren dejar muy claro al ciudadano con respecto al precio de la luz, que «la energía nuclear no presiona los precios de la electricidad. Aunque el mercado eléctrico es un mercado marginalista, la realidad es que la producción eléctrica de origen nuclear se vende a plazo a unos precios muy inferiores a los obtenidos en la casación horaria. En definitiva, sin la energía nuclear los precios de la electricidad serían aún mayores».

UNA MAYORÍA DE ESPAÑOLES APUESTAN POR LA NUCLEAR

Según una encuesta realizada por GAD3 la mayoría de españoles cree que la energía nuclear no es segura y no quieren una central cerca de su casa, pero un 65% de los encuestados considera que hay que apostar por esta energía para reducir la dependencia energética de España. A este respecto comenta Araluce que «los sondeos que realizamos en Foro Nuclear reflejan que cada vez hay menos población contraria a esta tecnología».

Además, cuando «conocen que es una fuente que ayuda a la independencia energética, que opera todos los días y todas las horas del año, que ofrece estabilidad a la red eléctrica, generando más del 20% de la electricidad que consumimos en nuestro país, y que no emite CO2, el apoyo aumenta considerablemente. Lo que demuestra que tenemos que seguir dando a conocer los aspectos positivos de esta tecnología».

«Posturas como las de la CE, la de la Agencia Internacional de la Energía, la del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas o declaraciones como las del presidente francés Emmanuel Macron ayudan a poner en valor la contribución de la energía nuclear a la lucha contra el cambio climático y a la garantía del suministro energético reduciendo la dependencia exterior».

FRANCIA UN EJEMPLO A SEGUIR

No lo dice abiertamente pero sí que se desprende de sus palabras una cierta admiración por la política energética francesa. «Cada estado miembro es soberano de tomar las decisiones de política energética que estime oportunas para su garantía de suministro y alcanzar los objetivos medioambientales».

«Francia tiene una apuesta mucho más firme por la energía nuclear y España sigue contando con la energía nuclear en la transición energética mientras se avanza en el desarrollo de las renovables y el almacenamiento, pieza clave para el mismo. La nuclear, insisto, es esencial en el camino hacia esta transición».

Cabe recordar que la apuesta de Francia, que ya venía siendo el país del mundo con mayor producción eléctrica de origen nuclear (más del 70%), es muy clara: construir más reactores, operar a largo plazo los existentes y poner en marcha una nueva generación de reactores conocidos como SMR o Reactores Modulares Pequeños.

Y el Foro Nuclear concluye recordando que «la propuesta de la Comisión Europea no es un documento de política energética, sino un camino a seguir para conseguir los objetivos climáticos del año 2030 y un balance cero neto de emisiones del conjunto de la Unión Europea en el horizonte del año 2050».


- Publicidad -