lunes, 4 julio 2022 17:01

El boom de las criptomonedas: cómo usarlas de modo seguro

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años
Las finanzas digitales están en plena expansión, y este pareciera ser su momento de auge internacional. En particular, durante la última década se han difundido y comercializado las criptomonedas, los famosos activos digitales independientes. Se trata de divisas descentralizadas y dinámicas que han cobrado protagonismo en la economía mundial. Hoy en día, sus usos son insoslayables para cualquier persona que se dedique a las finanzas; de hecho, bitcoin ha sido el activo más valioso de los últimos diez años. También se han convertido en recursos muy prácticos para todo tipo de transacciones virtuales. Tanto es así, que en muchas plataformas, las criptomonedas son uno de los métodos de pagos más utilizados. Sin embargo, al ser divisas que no están reguladas por ningún banco, es importante saber utilizarlas de manera adecuada para evitar problemas. Los usuarios que no tienen la información pertinente sobre el tema pueden caer en fraudes encubiertos, al tiempo que corren el riesgo de desatender cuestiones impositivas fundamentales.

Las criptomonedas en el mundo del entretenimiento

La experiencia humana se ha vuelto cada vez más virtual, y por eso no es extraño que los espacios de ocio se hayan digitalizado de modo radical. Así, las criptomonedas han sabido captar esos mercados, y en la actualidad abundan las ofertas de videojuegos y casinos con estas divisas. Portales como Kriptopolis.comreseñan sitios de juegos de azar con criptomonedas como método de pago. También existen videojuegos puntuales que permiten minar y desarrollar este tipo de activos. Algunos ejemplos populares en la actualidad son Axie Infinity, Neon District y Litebringer, aunque hay muchas opciones más. Todas estas plataformas de entretenimiento deben estar licenciadas por autoridades oficiales de la industria de las criptomonedas para comprobar que no se trata de estafas. En cuanto a los juegos de azar, las criptomonedas no solo son un método de pago válido en los operadores web, sino que progresivamente van ganando lugar en los casinos de tierra. Tanto es así, que el gobierno de El Salvador (país donde bitcoin es moneda oficial) ha lanzado el primer espacio físico del mundo donde se puede apostar exclusivamente con criptodivisas y NFTs.

Criptomonedas como activos de inversión

Desde luego, el uso más difundido de estas herramientas es aquel que corresponde a activos financieros. Esto quiere decir que pueden ser utilizadas de igual manera que los elementos de la bolsa de mercado de valores tradicional, solo que de manera digital, intangible y descentralizada. En particular (y a pesar de sus recientes vaivenes), bitcoin ha probado ser el activo más rentable por su constante tendencia al alza. En este rubro, uno de los puntos más importantes es encontrar un bróker de intercambio seguro y confiable. Al haber tal diversidad y, en muchos casos, falta de información fehaciente sobre criptomonedas, no es extraño que abunden los operadores dudosos. Para escoger uno fiable, es imprescindible constatar que se halle matriculado por alguna entidad financiera de prestigio, como la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) u otra de igual autoridad a nivel continental. Antes de comenzar a invertir, es sustancial entender que las criptomonedas son activos muy volátiles. Esto quiere decir que sus valores son susceptibles de fluctuar de manera rápida e imprevisible. Por eso todo inversor debe asesorarse y mantenerse informado de forma permanente.

Las criptomonedas en el mundo de los negocios

La naturaleza inmaterial y digital de estas monedas hace que sean idóneas para el comercio globalizado del siglo XXI. Asimismo, el hecho de que no estén reguladas por los bancos les da una flexibilidad que puede ser aprovechada por las empresas involucradas en comunidades virtuales de negocios, en especial aquellas que operan transnacionalmente. Sucede que las criptomonedas son fáciles de transferir, y todas las transacciones se efectúan de modo inmediato y transparente, pues están sujetas a la estructura de cadenas de bloques. Además, este tipo de divisas son ideales para la compraventa virtual. Las plataformas como los marketplaces ya han sabido usufructuar estos beneficios, y cada vez hay más usuarios que pagan y venden con criptomonedas. En el plano legal, tanto los usuarios minoristas como las empresas deben saber que estas divisas no están consideradas como monedas en las reglamentaciones impositivas, sino como bienes inmateriales, conforme consta en la Dirección General de Tributos. Esto quiere decir que se deben declarar las ganancias y las pérdidas, en tanto representan permutas de bienes. Estas reglamentaciones están contempladas como parte del impuesto a la renta tradicional. Por supuesto, las disposiciones cambian de país en país, y en cada territorio se van actualizando según se amplía el mercado y cambian los hábitos de los consumidores, por lo que no es extraño suponer novedades sobre este ámbito en España en el mediano plazo.

- Publicidad -