martes, 6 diciembre 2022 1:38

Kiabi vs. Primark: distintos modelos para conquistar un mismo objetivo

Las tiendas de moda ‘low cost’ están a la orden del día. Primark, Kiabi, Lefties, C&A, H&M, Mulaya… Todas ellas están viviendo un momento de gran impulso y están marcando ingresos récord. Menos la marca de Inditex, el resto de cadenas son internacionales. Todas ellas quieren seguir la estela de Primark, el gigante de la moda barata.

La última en presentar resultados ha sido Kiabi. La compañía francesa ha obtenido sus mejores resultados en España desde la pandemia. En concreto, la compañía ha logrado unos ingresos de 200 millones de euros, lo que supone un incremento del 33% respecto a 2020. De esta forma, la marca alcanzó el pasado año sus resultados prepandemia de 2019, los mejores desde que entró en el mercado español.

Kiabi, a ojos del consumidor, es la más parecida a Primark de entre todas las cadenas de ropa ‘low cost’. Sin embargo, ambas compañías operan de diferente manera dentro de nuestras fronteras, aunque su camino sea el mismo: conquistar el mercado español y ser el líder absoluto.

Resulta curioso que, a pesar de las grandes diferencias entre ambas cadenas, hay otras cosas que las unen. Un ejemplo es el número de tiendas con las que operan en nuestro país. Tanto Primark como Kiabi superan el medio centenar de ellas. Para ser más exactos, la multinacional de origen irlandés tiene actualmente 51 establecimientos en España, mientras que la compañía con sede en Roncq tiene una más hasta alcanzar los 52 locales.

Kiabi y Primark cuentan con casi el mismo número de tiendas en España, aunque los ingresos difieran

A pesar de que ambas empresas de moda operan con un número similar de tiendas, sus ingresos son muy diferentes. Mientras que los de Kiabi llegan a los 200 millones de euros, los de Primark los duplican hasta situarse en los 486 millones de euros en 2021.

KIABI PRIORIZA LA MODERNIDAD SOBRE PRIMARK

Aunque la diferencia económica entre ambas sea sustancial, lo cierto es que Kiabi hace una mayor apuesta por España que Primark. «Podemos decir con orgullo que hemos superado los retos que nos han tocado vivir desde marzo de 2019 y que el 2021 ha significado para Kiabi el año de la recuperación, y lo más importante, todo lo conseguido nos da la energía para sentir que estamos en el buen camino y continuar con nuestro gran proyecto de conquistar a más millones de familias en todo el territorio nacional y acompañar sus vidas con nuestra moda a pequeños precios», señala el consejero delegado de Kiabi España, José Luis Carceller.

Una de las diferencias entre ambas que es la compañía francesa, además de sus tiendas propias, cuenta con otras en formato de franquicia. Aunque este modelo estaba más que desarrollado por Kiabi en su país natal, Portugal o norte de África, no fue hasta el año pasado que lo introdujo en España. Por su parte, Primark, opera con tiendas propias.

Para Kiabi, España es su segundo mercado solo por detrás de Francia. Es por eso que escucha mucho a sus consumidores e intenta adaptarse a sus necesidades. Con esta idea, a lo largo de este año, la cadena de ropa va a ampliar su porfolio y crear nuevas tiendas, apostando por la moda infantil y de bebés.

Además, los franceses buscan modernizarse y para ello planean instalar cajas de auto cobro o la venta digital en tienda para que se fomente el ‘cross’ canal. Mientras que Kiabi busca la continua evolución, Primark parece estancado en un modelo que, a día de hoy, les está siendo más que rentable.

COMERCIO ELECTRÓNICO, PRINCIPAL DIFERENCIA

Sin embargo, si hay algo que diferencia a Kiabi de Primark es su apuesta por el comercio electrónico. Mientras que la francesa no para de impulsar su venta online, Primark sigue negándose a implantar un modelo de compra digital a través de su página web.

Desde que estallase la pandemia, la venta online de Kiabi no ha parado de crecer. Solo en 2020, el ‘ecommerce’ de la compañía aumentó en un 35%, batiendo su propio récord. Con estos datos históricos, la cadena francesa se enfrentaba a un gran reto en 2021: mantener estos datos.

Kiabi consiguió lo que es casi imposible para la mayoría de empresas, repetir estos números de comercio electrónico. Esto es aún más sorprendente teniendo en cuenta que el año pasado todas las tiendas estuvieron abiertas en su totalidad todo el tiempo, aunque con restricciones.

Estos son los principales pasos que ha dado Kiabi en España para hacer crecer su negocio aquí frente a Primark. Sin embargo, no se descartan otros impulsos de negocio. Los franceses hacen una gran apuesta por la ropa de segunda mano. De hecho, en su país natal, tienen colaboraciones con Auchan donde ubican ‘corners’ con estas prendas. De seguir su proyección, puede que esta alianza llegue también a España.


- Publicidad -