lunes, 5 diciembre 2022 21:59

Los ‘Telediarios’ se libran, por primera vez, de una batalla interna de RTVE

Baja el río revuelto en RTVE a cuenta de las trincheras políticas y sindicales que se están cavando frente al despacho de José Manuel Pérez Tornero, que al menos respira aliviado al comprobar que, por primera vez, los ‘Telediarios’ no se convierten en elemento de discordia entre los contendientes que libran batalla en Prado del Rey.

La templanza de Esteve Crespo al frente de la dirección de Contenidos Informativos de RTVE y el prestigio de Carlos Franganillo están contribuyendo al creciente respeto que gozan los ‘Telediarios’, diferenciados mediante áreas como Cultura o Internacional de la colección de sucesos en la que se han convertido los noticieros de las privadas.

También es cierto que la discreta audiencia de las dos principales ediciones del ‘Telediario’ quizá facilite que se hayan alejado del foco del conflicto. 

PRESIDENCIALISMO

«Es difícil enfadarse con Pérez Tornero: escucha, dialoga y argumenta». Así explica un sindicalista consultado por RTVE el carácter del presidente de RTVE, que es cierto que se está granjeando cada vez más enemigos por su visible incapacidad para pasar de las palabras a los hechos.

Al presidente de RTVE le afean desde el tándem que conforman Unidas Podemos y CCOO que eliminase ‘Las cosas claras’, mientras que el PP y USO lanzan barro contra Javier Ruiz, fichado por el propio Pérez Tornero en un alarde de presidencialismo y falta de respeto a algunos departamentos.

La estrella de la SER está naufragando, quizá porque está igual de mal programado que otro estreno de calidad y baja audiencia, ‘Las tres puertas’. ‘Las claves del siglo XXI’ y el espacio de entrevistas que lidera María Casado quizás deberían ser reubicados en el late night de La 1 o en el prime time de La 2.

CAMPAÑA

Comisiones Obreras advirtió que hay una campaña de los elementos conservadores de RTVE contra ‘Las claves del siglo XXI’, cuyo presentador está que trina por la controvertida nota de prensa que ha lanzado USO contra él.

El sindicato ha puesto en el disparadero al presentador: «Viene los lunes a dar instrucciones, y grabar la promoción, y no vuelve hasta el jueves por la tarde para hacer los ensayos». Y todo ello por 5.000 euros, que es apenas un tercio que lo que se embolsaba Carlos Herrera por un espacio similar (‘¡Cómo lo ves!’)… con el silencio de USO.

USO además asegura que Ruiz «maltrata a los trabajadores de TVE con desprecios y vejaciones, y no para de echarles la culpa de todo lo que le da la gana antes que reconocer sus propias limitaciones, porque desconoce o ignora los protocolos de producción de la cadena».

Fuentes del Consejo de Administración de RTVE consultadas por MERCA2.es afirman que «si USO conoce que un presentador maltrata a su equipo debe denunciarlo en un juzgado, no lanzar sucias notas de prensa para calentar el ambiente interno».

El sindicato va más allá y se ha dirigido en público a Pérez Tornero: «Señor presidente, no se deje engañar por mercachifles y cantos de sirena y no olvide que difícilmente puede ser considerada, argumentada y justificada como servicio público una oferta que no cumple las expectativas y que el propio público rechaza», asegura la central sindical.

«La última preferencia audiovisual de la audiencia en la noche de los viernes y ha quedado patente que una oferta de este calibre no es el servicio público ni esperado ni demandado. Como bien sabe, un servicio público sin público, no es un servicio público», explican.

USO dice que «si los ciudadanos expresan su opinión no sintonizando nuestra programación, se debe exigir el máximo respeto de las cláusulas de los contratos y rescindir todos aquellos programas que no cumplen con los requisitos establecidos. Cúmplase. Sin más. Lo contrario huele a supuesta prevaricación, posible trato de favor, amiguismo y quizá corrupción. RTVE no está para ir recogiendo, por intereses en los que no entramos, lo que otras empresas rechazan o desprecian»

2021 EN BENEFICIOS

RTVE, por último, ha anunciado que prevé cerrar el ejercicio 2021 con un beneficio estimado de 46 millones de euros que podría variar durante el proceso de auditoría. La compensación por servicio público se ha incrementado en 126,2 millones de euros en relación al presupuesto, lo que ha permitido mejorar la situación económica y financiera ante el requerimiento por parte del Tribunal Económico Administrativo Central del pago en agosto de un importe similar de IVA correspondiente al periodo 2015 a septiembre de 2017.

Los ingresos comerciales también se han recuperado alcanzando los 60 millones de euros, lo que supone según RTVE «alcanzar niveles de máximos históricos con el modelo de financiación actual» gracias, entre otros asuntos, a la venta del Canal Clan Internacional en EE UU y la consolidación del servicio de venta de archivo gracias a su automatización y digitalización.

El gasto de la programación, explican, se ha mantenido en línea con la cifra presupuestada, recuperando los niveles de producción previos a la expansión del COVID en 2020 y ofreciendo la cobertura de los Juegos Olímpicos de Tokio.


- Publicidad -