lunes, 30 enero 2023 9:23

Mariano Sanz (CNC): «La revisión de precios en las licitaciones se resolverán este mes»

La Confederación Nacional de la Construcción (CNC) advirtió la pasada semana de que las licitaciones públicas que están quedando desiertas en nuestro país superan ya los 230 millones de euros. Una cifra alarmante, pero que es aún más si hablamos de las compañías, las principales afectadas. Explica Mariano Sanz, secretario general de la CNC, en una entrevista con MERCA2, que «las empresas están trabajando con unos costes que se estiman de media en un 22,2% superiores a los que tenían cuando contrataron la obra. Por tanto, las que trabajan lo hacen a pérdidas». Un panorama aciago pero que el secretario general de la patronal espera que se resuelva más pronto que tarde.

Las negociaciones entre el ministerio y la patronal van encaminadas a buen puerto y, de hecho, Sanz confirma que «el Ministerio de Transporte ya está aplicando cláusulas de revisión de precios en las nuevas licitaciones, es una esperanza». La administración conoce el problema y sabe que hay que solucionarlo, más que nada porque la construcción aporta el 10% del PIB español. Sobre los plazos, apunta el representante de la patronal que «nos hicimos ilusiones de que fuera antes de final de enero por los mensajes que nos llegaban, pero creo que ese escollo se puede salvar dentro de este mes. Me gusta pensar que este mes va a haber una solución para las revisiones de precio en las licitaciones».

Aunque siempre hay un pero. «No será la que esperamos, ni tan buena ni tan mala, pero por lo menos ayudará a la gente a levantar la cabeza», explica Sanz. Lo que propone la Confederación Nacional de Construcción es el mecanismo de revisión de precios. «Cuando hablamos de mecanismos de revisión de precios, significa que cuando han subido mucho los precios la cláusula te permite cobrar más de lo que estaba previsto. Pero no significa que ganes más, sino que cobras un poco más porque ha costado más. Igualmente, al contrario, cuando bajan los precios te lo descuentan», resume alto cargo de la patronal.

El problema vino con la ley de Desindexación. «Cuando se hizo la ley de Desindexación lo que se hizo fue quitar de los pliegos de cláusulas la posibilidad de las revisiones. De todas formas, la ley de contratos permite incluir la cláusula de revisión de precios, algo que ha hecho Adif», explica Sanz. Algo simple pero que en muchas licitaciones no existe esa posibilidad y las compañías no se pueden acoger a ella. «La solución es retomar el mecanismo de revisión de precios incluyendo la cláusula en los pliegos», admite.

En muchas licitaciones no existe la posibilidad de la revisión de los precios

FONDOS EUROPEOS

Por otro lado, las compañías también están acusando la no llegada de los fondos europeos o, mejor dicho, la mala tramitación de los mismos. Sanz apunta que realmente «los fondos llegan, pero no hasta las empresas. El ministerio los tramita bien pero el paso hacia las comunidades autónomas y ayuntamientos es demasiado lento. No hay proyectos suficientes y no llegan a las empresas. Nos falta el paso de filtrar en las comunidades y ayuntamiento, ya que cuesta tramitar. Esto nos da pánico porque se nos acumula todo».

El hecho de que no lleguen aboga a las compañías a renunciar o paralizar las obras en marcha. «El sector está muy expectante de que empiecen a licitarse los fondos, estamos convencidos de que hay mucho trabajo, pero no acaban de llegar. Y precisamente esto es debido a que lo que se está licitando no tiene en cuenta el cambio de costes». Al final, esta situación deja a las constructoras con dos opciones. «Por un lado, la reacción de la empresa respecto a la obra que está ejecutando es que, en algunos casos, prefiere rescindir el contrato porque pierde más dinero trabajando que con la garantía que han depositado. La otra casuística es que ese incremento de precios hace que a la hora de estudiar las licitaciones se encuentren una barrera brutal», confirma Sanz.

RIESGO EN LAS INVERSIONES

El sector, uno de los más importantes en nuestro país, puede pasar por una mala temporada. Sobre todo, porque los planes Next Generation, en un gran porcentaje, pasan por la construcción. «Los fondos son una gran oportunidad, somos el sector más tractor de la economía porque generaríamos muchos puestos de trabajo», señala Sanz. Cuando la capacidad de licitación llegue a las empresas, la oportunidad será única. «Si no llegamos a tiempo a esos plazos, el dinero se devuelve. Si esto se agiliza, el sector va a tirar mucho de la economía».

«Como no le demos un impulso importante, vamos a perder una oportunidad magnífica de crecer, ya no solo el sector, sino el país. Es una oportunidad que no hemos tenido nunca, vamos a aprovecharlo», explica el representante de la CNC. Y, para ello, Mariano Sanz es optimista. «A las compañías constructoras siempre nos encantan los retos», resume el secretario general de la Confederación Nacional de la Construcción.


- Publicidad -