viernes, 9 diciembre 2022 23:15

Repsol compra los clientes residenciales de Capital Energy en plena guerra comercial

El mercado eléctrico español anda agitado a todos los niveles. No solo por los precios mayoristas y sus subidas interminables; ahora también el ámbito corporativo se mueve de manera continua. El último episodio lo ha protagonizado Repsol, que ha comprado la cartera de clientes residenciales de Capital Energy.

En concreto, la petrolera ha adquirido la cartera de 25.000 clientes eléctricos residenciales y pymes de Capital Energy, en una operación con la que la multienergética sigue creciendo en su objetivo de ser un jugador principal en este negocio y eleva ya a 1,35 millones su número de clientes de electricidad y gas, informaron ambas compañías.

Este movimiento se produce en un contexto donde las grandes eléctricas, Iberdrola, Endesa y Naturgy, han redoblado sus esfuerzos en el segmento residencial aprovechando los líos y polémicas sobre los distintos tipos de clientes: del mercado libre o regulado.

Por este motivo, esta compra supone para el grupo presidido por Antonio Brufau, que el año pasado ya adquirió la mayoría de la empresa comercializadora de electricidad y gas Gana Energía, participada por Angels -la sociedad de inversión de Juan Roig-, un paso más para lograr los compromisos establecidos en su estrategia, que prevé contar con dos millones de clientes de electricidad, gas y movilidad eléctrica en 2025.

La directora general de Cliente y Generación Baja en Carbono de Repsol, María Victoria Zingoni, destacó que con esta adquisición el grupo «aprovecha una oportunidad de mercado» para avanzar en el cumplimiento de su ‘hoja de ruta’ 2021-2025 y «refuerza su apuesta por un enfoque multienergético centrado en el cliente, con una oferta para todos los hogares y empresas«.

CAPITAL ENERGY REORIENTA SU ESTRATEGIA DE VENTA DE ENERGÍA

Por su parte, Capital Energy enmarcó esta operación en su decisión de reorientar su estrategia de venta de energía de cara a maximizarla eficiencia de sus recursos.

El director de Gestión de Energía y Nuevas Soluciones Energéticas del grupo de renovables, Gregorio Mednik, indicó que la compañía ha decido centrar sus actividad de suministro de energía eléctrica renovable en las subastas, después de que fuera el gran vencedor de las dos celebradas en 2021 con la adjudicación de casi 2.200 megavatios (MW) de capacidad, y «en el segmento de los grandes clientes, especialmente industriales».

Con esta compra, Repsol prosigue así en su objetivo de ser un actor relevante del mercado de luz y gas en España, donde entró en 2018 con la compra de los activos de Viesgo.

La multienergética tiene en la generación de energía eléctrica renovable uno de sus pilares de descarbonización y, recientemente, ha actualizado sus objetivos de capacidad instalada en 2030, hasta alcanzar los 20 gigavatios (GW), lo que supone un incremento del 60% frente a la meta anterior. En 2025, la capacidad instalada aumentará hasta 6 GW.

En diciembre de 2019, el grupo presidido por Antonio Brufau fue la primera compañía de su sector en asumir el compromiso de ser neutra en carbono en el año 2050.


- Publicidad -