viernes, 27 mayo 2022 21:12

Marbella, el patrocinio más oscuro del fútbol español

Lujo, dinero, famosos, personajes de dudosa reputación, negocios turbio y corrupción política. Todo eso está de nuevo en el tapete nacional de la mano de la docuserie de Mediaset sobre el exalcalde de Marbella, Julián Muñoz. En la España del pelotazo, en los 90, en la época dorada de Jesús Gil, conocido como presidente del Atlético de Madrid y luego como político, varios equipos de fútbol y uno de baloncesto lucieron Marbella en sus camisetas. Este patrocinio extrañó a muchos. Uno de estos patrocinios derivó en una causa judicial contra Gil, que resultó condenado.

BALÓN Y POLÍTICA

Jesús Gil llegó a la presencia del Atlético de Madrid en 1987. Aterrizó con una estrella bajó el brazo: Paolo Futre, pero la estrella, para bien y para mal, acabó siendo Gil. Con el Atlético, el empresario soriano adquirió notoriedad, pero pronto se le quedó pequeño el deporte y saltó a la política. Lo hizo atribuyéndose el papel de salvador de Marbella, centro de la jet set muy venido a menos. La historia de Gil en Marbella esta plagada de hechos turbios. Uno de ellos, aunque tardó en descubrirse como tal, estuvo relacionado con el fútbol: en concreto, con el Atlético de Madrid.

JESÚS GIL LLEGÓ A LA PRESIDENCIA DEL ATLETICO DE MADRID Y SALTÓ A LA POLÍTICA

DE RAÚL GONZÁLEZ AL CHOLO SIMEONE

Marbella lució en las camisetas del cuadro rojiblanco en tres periodos: 90-93, 94-96, 98-99. Fueron épocas muy diferentes, pero con éxitos destacados como las copas del rey de los años 91 y 92 y sobre todo el doblete de la campaña 95-96: campeón de Liga y de la Copa del Rey. Radomir Antic, Milinko Pantic, Kiko y el Cholo Simeone fueron las grandes estrellas de esa temporada. Como dato curioso queda una imagen para el recuerdo: Raúl González Blanco, el mítico delantero del Real Madrid, en un plató de televisión como jugador de la cantera del Atlético de Madrid, en el que militó hasta que Gil se cargó la cantera y el punta paso al eterno rival madrileño. Gil, reconocido antimadridista, se dio un gran gusto en junio de 1992 cuando ganó la Copa del Rey al Real Madrid de Ramón Mendoza en el estadio de los merengues. El atlético ganó 0-2 en el estadio Santiago Bernabéu. MARCARON GOL FUTRE Y SCHUSTER

JUGADORES DEL ATLÉTICO COMO FUTRE Y SCHUSTER LUCIERON MARBELLA

EL CASO CAMISETAS Y LA CONDENA

El patrocinio de las camisetas por parte de Marbella tuvo una derivada judicial. El 10 de octubre del 2000, el alcalde de Marbella (Málaga), Jesús Gil, fue condenado a 28 años de inhabilitación y a seis meses de arresto por cuatro delitos de prevaricación en el «caso de las camisetas«», relativo al presunto desvío de 450 millones de pesetas del Ayuntamiento marbellí al club de fútbol Atlético de Madrid.

El «caso Atlético» tiene su origen en una denuncia formulada por el PSOE en 1996, en la que acusaba al alcalde de Marbella y presidente del Atlético de Madrid de haber desviado 2.000 millones de pesetas de las arcas municipales al Club.

El 13 de octubre de 1998, la Fiscalía Anticorrupción presentó en los juzgados de la localidad malagueña una querella al apreciar indicios de delito en la operación por la que se contrató publicidad entre el consistorio y el club Atlético de Madrid, para que los jugadores rojiblancos lucieran en sus camisetas el nombre de Marbella.

Una denuncia del PSOE FUE EL ORIGEN DEL CONOCIDO COMO «CASO ATLÉTICO»

LOS SEVILLANOS Y EL REAL VALLADOLID

En los 90 hubo otros conjuntos que llevaron impreso Marbella en sus camisetas. El propio Club Atlético Marbella, que se convirtió en Sociedad Anónima Deportiva (SAD) y quedó en manos del ayuntamiento Marbellí, o sea de Gil, que se hiz con el control del club. En abril de 1994 el serbio Slobodan Petrovic compró el club de fútbol al Consistorio de Marbella (gobernado por el partido de Jesús Gil) por 113 millones de euros. El Club Atlético Marbella. El Club Atlético Marbella desapareció como tal en 1997, quedando pendiente su liquidación al tratarse de una S.A.D. En agosto de 1997 se constituyó la nueva Unión Deportiva Marbella con los restos del recién desaparecido.

Además, Marbella lució en las camisetas de los dos equipos sevillanos con más solera: el Betis y el Sevilla. En el primer caso, el patrocinío de Marbella se dio en el periodo 92-93, con el Betis en Segunda División. Al mando del club otro polémico presidente: Manuel Ruiz de Lopera.

EL BETIS DE LOPERA Y EL SEVILLA DE SUKER LUCIERON MARBELLA EN SU ELÁSTICA

Marbella se pasó en las camisetas de Heliópolis, zona bética, a Nervión, zona sevillista, porque el cuadro que tenía entonces al croata Davor Suker como estrella contó con el patrocinio en el periodo 94-96.

El caso más raro en fútbol fue el Valladolid, que la temporada 95-96. Iván Campo, un central que destacó y llegó al Real Madrid, con el que ganó en 2000 la octava Champions, formaba entonces parte del cuadro pucelano junto con el prestigioso técnico chileno Vicente Cantatore.

VILLACAMPA Y LA TORMENTA POLÍTICA

En el ámbito del baloncesto, Marbella patrocinó al Joventut de Badalona la temporada 92-93. En ese equipo brillaban Jordi Villacampa, Rafa Jofresa y Ferrán Martínez. El acuerdo alcanzado a través de Dorna para que Marbella patrocinase al Joventut desató una tormenta política en Badalona, contó el diario El País. «El patrocinio de la ciudad malagueña y la intención inicial de su alcalde, Jesús Gil y Gil, de acudir al palco del pabellón olímpico de Badalona con motivo del Joventut-Real Madrid del próximo domingo han desatado las críticas del Partido Popular (PP), Iniciativa per Catalunya y Convergència i Unió (CiU)», publicó el periódico El País el 10 de diciembre de 1992.


- Publicidad -