lunes, 23 mayo 2022 1:21

El problema invisible de la energía: la gasolina sube 300€ al año

El año pasado el ‘trending topic’ en materia energética fue la electricidad. Primero por los cambios de precios dependiendo de los tramos horarios, que tantas mofas trajo con el uso de la lavadora; y después por el ascenso del coste mayorista en el pool. Aunque nada de esto tiene comparación con los precios de los carburantes, menos mediáticos que el recibo doméstico de la luz, pero que dejan un roto al bolsillo en millones de españoles.

Las falsas magnitudes en materia eléctrica, con el mercado mayorista por encima de los 200 €/MWh, provocan que al hablar de combustibles todo se minimice. Por ejemplo, cuando se dice que hace un año el precio era de 1,225 €/litro, y ahora de 1,540 €/litro, según la media entre distintos portales web que comparan precios, la sensación es de poca variación, y de cifras mínimas. Pero la realidad es más peligrosa.

Hace un año, el último jueves de enero de 2021 el precio de la Gasolina 95 es la antes indicada, 1,225 €/litro. Este pasado jueves tenía ese alza señalada. El resultado es que llenar un depósito de 40 litros de capacidad supone 12€ más. Solo un depósito. De esta manera, y haciendo una extrapolación media de consumo y utilización del vehículo, alguien que haga 2.000 km. al mes, con un coche que consuma 5 l/100km., el gasto en combustible en enero de 2021 fue de 122 euros. Sin embargo, con la media de precios de este año, que en algunos casos llega a los 1,6 €/litro, el coste será de 154€. Es decir, solo en el mes de enero se habrá pagado 34 euros más por llenar el depósito que el año pasado.

Lo mismo sucede con el diésel (Gasoleo A), que ha pasado de 1,069 €/litro de media en enero de 2021, a 1,421 €/litro en lo que va de año. Esto supondrá al mes un gasto adicional de 28 euros con respecto al ejercicio anterior, con un parámetro de consumo menor por el tipo de combustible, pero a igual número de km. recorridos.

Los combustibles representan un verdadero problema energético que nadie quiere mirar

De este modo, y pese a que es muy complejo hacer los cálculos, porque los precios oscilan -siempre al alza- mes a mes, si se toma de referencia 2020, cuando el precio medio del año fue 1,282 €/litro, tenemos que los consumidores habrán pagado entre 300€ y 400€ que en los años anteriores. Siempre que se haya realizado el mismo consumo con los mismos patrones de conducción, puesto que eso hace variar el gasto. Y pese la complejidad de realizar estos cálculos, la curva de precio que no de decae desde hace trimestres, indica que irá a más.

Sin embargo, estas cifras no han ocupado tantas horas de información pese a que en España hay más de 24 millones de vehículos matriculados. Pero la percepción de consumo, sin que haya una factura fija al mes, o por los comportamientos de repostaje -está la persona que mete 20€, siempre igual, y por lo tanto solo gasta 20€-, hace que los usuarios no hayan notado esta drástica subida de precios que, de manera desafortunada, nos sitúa como uno de los líderes de Europa.

GASOLINA POR LA NUBES

Y es que España es el país de la Unión Europea donde más ha subido el precio de la gasolina en 2021, registrando un aumento del 22% con respecto al mes de enero, superando el precio medio de la zona euro (140 céntimos) . En concreto, la diferencia que marcaban los monolitos a principio del año pasado comparados con los números de diciembre de 2021  es de 26 céntimos el litro.  A esta conclusión ha llegado la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae) tras analizar la evolución del precio de la gasolina a lo largo de 2021, según datos del Geoportal del Ministerio para la Transición Ecológica.

Este incremento ha provocado que España finalice 2021 como el cuarto país con la gasolina más  cara  de  la  Unión  Europea,  por  detrás  de  Holanda  (166  céntimos),  Finlandia  (151,6 céntimos) y Dinamarca (148,3 céntimos). Por el contrario, Italia o Portugal , economías más similares a la nuestra, han experimentado una disminución del precio al registrar un descenso del 1% y 4% respectivamente con respecto al mes de enero.    

MOTIVO DE LA SUBIDA

Hace unos meses, el diario El Confidencial ponía en evidencia que, no habiendo subido el petróleo, el precio de los carburantes mantuviera un alza histórica. La explicación está en los costes. Según los datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la subida del margen bruto de distribución, la partida que engloba todos los costes de los operadores petrolíferos, se ha disparado cerca del 20%, por lo que este encarecimiento ha neutralizado en el precio total del carburante el menor coste del barril de Brent. Los impuestos, la tercera gran partida que compone el combustible, se han mantenido constantes.

Según detalla el supervisor del mercado, entre octubre y noviembre de 2021, la cotización internacional del Brent cayó dos céntimos de euro en el caso de la gasolina (-3,8%) mientas que bajó 1,58 céntimos para el gasóleo A (-3%). Sin embargo, el precio de venta al público de la gasolina aumentó en 2,76 céntimos por litro (+1,9%) mientras que el del diésel se elevó 2,56 céntimos de euro por litro (+1,9%).

spot_img

- Publicidad -