martes, 29 noviembre 2022 23:01

Las aplicaciones de la neuromodulación, por FiMov

La neuromodulación es una técnica de fisioterapia que permite intervenir en el funcionamiento de los sistemas nerviosos periférico y central para aumentar o disminuir la excitabilidad de un grupo de neuronas. Se trata de una forma de terapia prácticamente indolora y segura.

Según explican los especialistas del Centro de Fisioterapia FiMov, la neuromodulación es muy efectiva para aliviar dolores crónicos, que son aquellos que las personas sufren por un período de al menos tres meses. Con el fin de llevarla a cabo adecuadamente, FiMov dispone de un despacho para la evaluación de los pacientes, tres boxes de tratamiento y un gimnasio.

¿Qué ventajas ofrece la neuromodulación?

La neuromodulación se realiza con un dispositivo que produce una corriente eléctrica de baja frecuencia e intensidad. Antes de que un paciente se someta al tratamiento, un especialista en fisioterapia, como los que integran el equipo de FiMov, debe llevar a cabo una valoración de la zona a tratar. Esto se hace con la ayuda de un ecógrafo que permite establecer el punto en el que se va a aplicar el tratamiento.

La intervención se efectúa con electrodos bipolares conectados con agujas que se insertan en áreas muy concretas. De esta manera, se estimula el sistema nervioso periférico y se consigue un buen funcionamiento muscular. Cuando los electrodos se retiran, el paciente comienza a percibir un alivio en el dolor que tenía previamente. Asimismo, mediante este tratamiento también se consigue mejorar el control motor, lo cual genera una mayor capacidad de movimiento.

Es posible aplicar esta técnica a todo tipo de personas tanto para tratar lesiones como para prevenir la disfunción. En todos los casos, la recuperación es veloz, se reduce la necesidad de tomar analgésicos y no hay efectos secundarios más allá del dolor post-punción.

Por otro lado, otra ventaja de la neuromodulación es que resulta totalmente compatible con otras técnicas de fisioterapia que también se realizan en el centro FiMov, en el barrio de Les Corts.

¿En qué casos se aplica la neuromodulación?

Es posible aplicar esta técnica fisioterapéutica en una gran cantidad de problemas en los que el paciente sufra dolor crónico, lesiones del sistema neuromusculoesquelético o neuralgias. Entre las patologías más comunes que se tratan con neuromodulación se encuentran el síndrome de dolor regional complejo, las lesiones musculares en articulaciones como el hombro y los atrapamientos nerviosos.

En el centro especializado FiMov también se ofrecen otros tratamientos para paliar el dolor como, por ejemplo, la punción seca. Esta consiste en la introducción de una aguja de acupuntura en el cuerpo, más precisamente en el punto gatillo del músculo, con el objetivo de lograr una mayor relajación muscular.

Las distintas técnicas de fisioterapia que se practican en FiMov como la neuromodulación, la punción seca o la electropunción han ganado popularidad entre los pacientes por la gran efectividad y rapidez con que actúan en la zona tratada.


- Publicidad -