sábado, 25 junio 2022 21:55

Javier Faus no logra el consenso y el Cercle se encamina a elecciones

Javier Faus, presidente del Cercle d’Economia, no ha logrado, hasta el momento, el objetivo de presentar un candidato de consenso para la convocatoria de elecciones del próximo mes de junio. Faus, al que han llegado a criticar algunos socios de llevar una presidencia “personalista“, realizó el encargo a los expresidentes del foro de opinión más importante de España.

Para su sucesión, Faus escogió a Jaume Guardiola, exconsejero de Banco Sabadell y actual presidente del patronato de Esade. Sin embargo, Rosa Cañadas presentó su candidatura, así como sus apoyos dentro del Cercle d’Economia. En una reunión mantenida entre ambos candidatos el pasado martes no se logró llegar a acuerdo alguno. Ni de mínimos. “Todo apunta a elecciones y con dos candidaturas”, han afirmado fuentes conocedoras de esta reunión a MERCA2.

Sería la primera vez en la histórica institución que se pusieran las urnas sin un candidato de consenso. Cañadas se niega a ser la segunda en la lista de Guardiola, y viceversa; pero el exconsejero delegado de Banco Sabadell cuenta con el apoyo de gran parte de la cúpula. Cañadas no quiere una vicepresidencia, busca el mando y por ahora dará la batalla de cara a unas elecciones a finales de junio. Eso sí, la candidatura se tendrá que presentar este próximo mes de mayo.

FAUS ENCARGÓ A LOS EXPRESIDENTES UNA CANDIDATURA DE CONSENSO

Asimismo, el sector independentista está sondeando la posibilidad de presentar la tercera candidatura para tratar de conquistar el Cercle d’Economia, como ya hicieran con la Cámara de Comercio de Barcelona y lo intentaran en Pimec, la patronal de las pequeñas y medianas empresas de Cataluña. Por ahora, la posibilidad es prácticamente nula.

Faus trata de sacar adelante una candidatura continuista, pero ha tenido que lidiar con las duras críticas vertidas durante su mandato. Las diferencias se han debido principalmente a su gestión “personalista” en el Cercle, así como al “malentendido” por la petición de una rebaja del alquiler a la Fundación de la institución. La petición de bajar la cuota se produjo en plena pandemia y ante la imposibilidad de celebrar actos presenciales. Antes de ello, el Cercle pidió las cuentas de la Fundación para conocer si podía asumir dicha rebaja, pero se entendió como un intento de fiscalización.

Jaume Guardiola, candidato a presidir el Círculo de Economía
Jaume Guardiola, candidato a presidir el Círculo de Economía

Estas diferencias se han arreglado entre la mayoría de los socios, aunque aún hay rencillas pendientes. Para resolverlas se han hecho pactos en silencio, sin luz ni taquígrafos. Y Faus pretende que el cauce de estos comicios continúen el mismo curso. Los socios con mayor peso y la junta del Cercle han propuesto a Guardiola, y los expresidentes le dieron el visto bueno. Sin embargo, la intención de Cañadas ha paralizado por completo la candidatura única.

ROSA CAÑADAS PIDIÓ EL ENCUENTRO CON GUARDIOLA, PERO NO HAY ACUERDO

En la Junta también sonó otro nombre al mismo tiempo que Guardiola. Ángel Simón, presidente de Agbar, descartó su intención de suceder a Faus. Los expresidentes han sondeado a Cañadas y tratan, con paciencia y tiento, convencerla de un segundo puesto dentro de la lista. La posible candidata y presidenta de la Fundación Tanja ha descartado cualquier opción que no sea presidir la institución.

Para tratar de disuadirla, Faus escogió públicamente a Guardiola como su sucesor, pero los expresidentes se han negado en rotundo a respaldar a un candidato cuando se conocía ya la intención de Cañadas. Por este motivo, se han resguardado en un perfil bajo, totalmente alejado del enfrentamiento y una postura claramente neutral. “Que decidan las urnas si finalmente no hay acuerdo“, han destacado las fuentes. De hecho, nadie quiere tomar partido por uno u otro candidato, guardando así el respeto por sus dos socios.

Oficialmente, la Junta del Cercle no ha apostado ni por Guardiola ni por Cañadas. Eso sí, esperan que las urnas solo pueda haber una papeleta, para evitar trapos sucios en una hipotética campaña electoral y mostrar un programa para conocer cuáles serán los pasos a seguir durante los próximos tres años.

LOS CANDIDATOS SE ENFRENTARÍAN A UN CAMBIO EN LA EXPOSICIÓN DEL CERCLE

El encuentro de este martes entre Cañadas y Guardiola se ha realizado a instancias de la presidenta de la Fundación Tanja. Por el momento, los expresidentes tienen de plazo hasta el 25 de mayo, día en el que se convocarán oficialmente las elecciones y cuando se puedan presentar las candidaturas.

Por ahora, no se han dado a conocer ni unas pinceladas sobre el futuro devenir del Cercle d’Economia, y es que la puerta a un posible pacto no está completamente cerrada. Cañadas podría esperar tres años a dar el salto, o bien incluirse en la lista de Guardiola. Sin embargo, no se atisba esta posibilidad.

Algunos de los socios esperan que la dinámica del Cercle d’Economia cambie, que no se limite únicamente a las notas de opinión ni a las jornadas de Sitges, cuando más expectación crea. Por ello, se han propuesto modificarlo. Sin embargo, el gran problema que tiene el Cercle es que sus socios más carismáticos y activos son también directivos de empresas.

LA OPINIÓN DEL CERCLE SE TIENE EN CUENTA

Tratar de cuadrar las agendas es el principal obstáculo a la hora de poder exponer las ideas públicamente y dando la cara. Estos socios consideran necesario un mayor movimiento a nivel público, para evitar que la institución se convierta únicamente en altavoz de la persona del presidente.

Además, la propia opinión del Cercle d’Economia ha suscitado el debate interno y externo. Su punto álgido llegó el pasado mes de junio, cuando se posicionó a favor de los indultos de los políticos independentistas, al tiempo que desató una favorable reacción al criticar la gestión política en Barcelona y asegurar que Cataluña podría caer en la decadencia.

Faus, por el momento, mantiene un perfil activo en su sucesión, al menos hasta que definitivamente se desencalle la situación y se decida finalmente si Cañadas se enfrentará a Guardiola, o éste acudirá en solitario a las urnas. Por el momento, los encuentros son sumamente cordiales, sin que nadie se haya movido un centímetro de su sitio.

POR PRIMERA VEZ, ¿SIN CANDIDATO DE CONSENSO?

Esta situación es muy similar a la que se enfrentó Josep Piqué hace una década, pero en aquella ocasión el consenso prevaleció y tan sólo hubo una papeleta en las urnas. El exministro del primer Gobierno de José María Aznar fue presidente entre 1995 y 1996 y entre 2011 y 2013. Todo para cumplir sus tres años de mandato, tal y como muestran los Estatutos de la entidad.

Hay quienes se opusieron a la candidatura de Piqué en su segunda etapa, más después de las diferencias mostradas entre Jordi Pujol y José María Aznar al final del mandato. Sin embargo, entre CiU y el PP se llegaron a importantes acuerdos de Gobierno, que se llegaron a suceder después con los primeros gobiernos autonómicos de Artur Mas.

Como ha sido tradición desde 1958, el presidente saliente propone su sucesor, y Piqué escogió a Antón Costas, como ha hecho Faus con Guardiola. Es una norma no escrita, pero se ha impuesto en cada nombramiento. El sanedrín de los expresidentes se reúnen y dan su veredicto. En este 2022, las elecciones serán así una anomalía en esta casa. Y es que, hasta ahora no había ocurrido nunca la presentación de dos candidaturas.


- Publicidad -