lunes, 23 mayo 2022 2:14

Gómez-Pintado (Vía Ágora): «Cataluña es tabú para nosotros por la inseguridad jurídica»

Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Vía Ágora, lleva toda su trayectoria profesional vinculado a la construcción y a la inmobiliaria. Su periplo le ha llevado a estar en grandes como Vía Célere, ser presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid o, tras salir de la primera, llegar a Vía Ágora. En esta le ha tocado vivir una época de cambios tanto en el sector como en la sociedad. Pero la compañía no tiene ningún complejo en pelear contra las grandes.

Las cifras que maneja Vía Ágora para su crecimiento son acordes a una compañía que acaba de empezar a andar. «Prevemos una facturación hasta el 2024 de 200 millones de euros», comenta el presidente de Vía Ágora. En un sector en el que se necesita de una maduración para asentarse, los beneficios están entre 20 y 24 millones de euros. Como comenta Gómez-Pintado, estos números corresponden a una compañía que todavía está en proceso de maduración, en un sector además muy atomizado. «Tenemos suelo en propiedad para más de 2.200 viviendas, ahora mismo concentrado en Madrid y Sevilla», explica el directivo, aunque no esconde su intención de buscar nuevos desarrollos en otras capitales, como Málaga.

Igualmente, en estos dos años Gómez-Pintado estima que tendrán en gestión unos 400 millones de euros, mientras que su inversión en suelo es ahora mismo de más de 115 millones de euros. Las promociones que tiene ahora mismo la compañía le supondrán poner en «comercialización 1.200 viviendas entre este año y el que viene», confirma el directivo. Igualmente, en este año comenzarán las dos promociones que tienen en la capital andaluza, una situada en Dos Hermanas y otra en Mairena, ambas ciudades del extrarradio de la capital.  

Los planes a futuro de la compañía todavía son modestos. Pasan por capitales como Málaga, que ahora mismo está en un momento álgido en cuanto a su desarrollo urbano. Pero también hay descartes en esta ampliación, como Cataluña. «Cataluña ahora mismo es tabú por la inseguridad jurídica que genera. No es una cuestión política, ya que hemos trabajado allí, pero a nivel de seguridad jurídica deja mucho que desear», razona el directivo.

La compañía quiere entrar en Málaga con nuevas promociones, pero descarta Cataluña

SECTOR INMOBILIARIO

El pasado año fue de recuperación para el sector inmobiliario en el periodo tras el confinamiento. A la par, Vía Ágora también supo aprovechar el buen momento en el que estaban todas las compañías del sector. «En un año donde estábamos lanzando la compañía ha sido estupendo, porque nos ha servido para hacer toda nuestra compra de base de suelo inicial, para lanzar las dos primeras promociones y para montar toda la estructura que necesitábamos para ponernos en marcha», explica Gómez-Pintado.

Igualmente, el presidente de Asprima augura una subida de los precios de la construcción de obra nueva, provocada por los costes de construcción y la falta de suelo. «Va por barrios y por provincias. El suelo no sube por el incremento de los materiales, sino por la falta de suelo en las grandes capitales, donde está el apetito comprador», explica. «Podemos hablar de porcentajes estimados de entre el 3% y el 4% de subida. No es nada descabellado», resume. Pero también lanza una advertencia: «Que las familias dediquen más del 35% de su renta disponible al acceso a la vivienda en compra o alquiler no es sano».

Respecto al proyecto de la ley de Vivienda, uno de los principales asuntos en este año y que puede afectar a las compañías, el presidente de Vía Ágora incide en que se puede trasladar la misma inseguridad que existe en Cataluña. «Hemos hablado con el Ministerio y manifestando los puntos que no son correctos en la ley desde hace mucho tiempo», apunta. «Los técnicos ya nos avisaban, tenía claros visos de inconstitucionalidad en algunos de sus artículos, están vulnerando competencias que son de las comunidades autónomas».

CONSTRUCCIÓN INDUSTRIALIZADA

La compañía ha apostado por la industrialización y la innovación en un sector a veces demasiado anclado a los viejos métodos. Para ello ha lanzado Lignum Tech, donde fabrican fachadas de madera que luego se colocan en las promociones de obra nueva de la compañía. La inversión que han hecho desde Vía Ágora en esta fábrica es de 8 millones de euros. «La facturación prevista son 26 millones de euros bianuales», confirma Gómez-Pintado, «y tenemos una capacidad instalada de 175.000 m2 al año».

Las principales problemáticas de la obra nueva en el sector inmobiliario son los plazos de entrega y los costes de construcción. En cuanto a la primera, «si en una promoción media los plazos son de 20 meses podemos reducir los plazos a la mitad». Si bien ahora mismo la compañía solamente hace las fachadas de las promociones, ya tienen en estudio hacer escaleras y volver a montar la fábrica de baños.

En cuanto a los costes de construcción, «la construcción industrializada es más cara si comparamos unidad por unidad». Pero también «hay factores para analizar, como el consumo de capital; o el tipo de interés, que ahora mismo es bajo pero que tiende a subir». Pero, para Gómez-Pintado «la industrialización da más certidumbre, porque puedes ver en qué lugar del ciclo estás ya que edificas más rápido».  


- Publicidad -