miércoles, 17 agosto 2022 6:30

Cabify echa mano de Vecttor para paliar la salida de Auro

El arbitraje que tiene entre manos Cabify con Auro sigue trayendo cola a la compañía. Ahora, ante la posible sentencia a favor de Auro, Cabify ha apostado por su filial Vecttor. Esta, una de las principales proveedoras de licencias de VTC para la compañía de movilidad, ha abierto una nueva ronda de contrataciones por toda la geografía español, pero con especial incidencia en Madrid. En esta ciudad, la empresa podría perder casi 1.000 licencias de golpe, lo que le supondría despedirse de un tercio de su flota en la capital.

Es por ello que dentro de este plan de contrataciones, Vecttor ha lanzado 500 ofertas para Madrid, lo que le haría paliar el duro golpe que supondría la pérdida de las licencias que tiene Auro en exclusiva con Cabify. Auro decidió rescindir el contrato con la compañía de movilidad debido a su intención de operar con otras plataformas, como Uber y Bolt, ante lo que Cabify contrarrestó con una demanda debido a que los contratos que tienen ambas incorporan una cláusula de exclusividad.

Vecttor ha lanzado este plan en Madrid, Valencia, Barcelona y Sevilla. Mientras que en Madrid han sido 500 las plazas que se ocuparán, en Barcelona son solamente 100. Los rangos salariales que ofrecen son desde los 12.000 euros brutos al año hasta los 24.000. Así, Cabify se prepara ante la posible salida del que sería su principal proveedor de licencias, aunque todavía está por discernir el resultado del arbitraje entra ambas compañías. Pero no se va a quedar ahí el tema, sino que Cabify también peleará judicialmente si el arbitraje resulta favorable a Auro.

La compañía se escuda en que en el anterior proceso arbitral con Auro, la resolución fue favorable a la compañía de movilidad, con un laudo emitido a finales de junio del pasado año. El tribunal consideró que Cabify llevaba razón en exigir esa cláusula de exclusividad. Por ello, Auro no podía operar con la principal competencia en la capital de la compañía, Uber y Bolt, como pretendían hacer. En aquel momento, el resultado “especificaba claramente que no concurrían las causas de terminación del contrato alegadas entonces por Auro y que las sociedades de su grupo empresarial no pueden operar bajo ninguna plataforma de intermediación tecnológica distinta a Cabify”.

Cabify se prepara ante la posible salida del que sería su principal proveedor de licencias

CONFLICTOS LABORALES

Pero, al mismo tiempo, Vecttor tiene ahora mismo problemas laborales con sus empleados, aunque desde la compañía insisten en que no tienen constancia de los paros que han efectuado los conductores. Estos conflictos vienen sobre todo por la falta de aplicación del convenio colectivo y el registro de jornada, según los conductores, que hace algunas semanas efectuaron un paro colectivo con estas reivindicaciones.

Estos paros han sido la forma de mostrar la disconformidad con Vecttor por parte de sus trabajadores, que ha realizado algunas actuaciones más como la desconexión del servicio. Según Vecttor, la compañía aplica el convenio sectorial vigente en la Comunidad Autónoma de Madrid desde el pasado 1 de enero. Pero también reconocen una negociación con los representantes de los trabajadores para conseguir para implementar estas medidas.

FUERTE IMPACTO PARA CABIFY

Por otro lado, Cabify ha reconocido el fuerte impacto que le supondría perder esta cantidad de licencias en la capital. Ahora mismo, el operador es el primero en Madrid, pero el resultado desfavorable supondría tener que deshacerse de un tercio de las licencias de las que le provee Auro. Así pues, estas irían a parar a sus principales competidores, Uber y Bolt. Estas se encuentran en un momento óptimo para convertirse con este golpe de suerte en las principales compañías de movilidad en la capital española.

Igualmente, según ha explicado Cabify en un escrito a los tribunales, el impacto en las cuentas de la compañía en España podría ser de 13 millones de euros, casi un 10% de lo que ingresa en nuestro país. Una de las posibles soluciones a esta problemática podría ser llegar a un acuerdo entre Cibeles y Cabify. De esta forma, la primera pudiera operar libremente sus licencias con otras compañías. Desde la compañía, prefieren no hacer comentarios sobre el impacto en el total de vehículos que supondría la pérdida de estas 1.000 licencias.


- Publicidad -