lunes, 23 mayo 2022 1:04

Los hoteles arriesgan ante el MWC22 con subida de precios y bajas reservas

Fitur ha abierto la temporada de las grandes ferias en España, pero la escasa afluencia en comparación a los datos de 2019 dejan la puerta abierta a la incertidumbre en el Mobile World Congress 2022 (MWC22).

La feria tecnológica más importante se celebrará, salvo un disparado aumento de los contagios, entre finales de febrero y principios de marzo. Por el momento, todos los cálculos se realizan en base a las reservas efectivas a un mes vista y las cifras son muy bajas. Apenas el 30% de las habitaciones disponibles está reservada entre el 27 de febrero y el 3 de marzo. En este momenoto, Barcelona cuenta con 25.000 alojamientos disponibles y sólo 10.000 están reservados.

Las reservas no llegan a las 10.000 habitaciones, para una capacidad total de 25.000

El nivel actual de reservas es similar al registrado en la entrada de Fitur en Madrid, que ha conseguido llenar cerca del 30% del aforo, hasta los 110.000 visitantes. La caída de asistentes en la feria del turismo más importante de España es del 60% respecto a los datos de 2019. Lejos quedan las más de 253.000 personas que visitaron los estands hace tres años.

DECEPCIONANTE NIVEL DE RESERVAS PARA EL MWC22

En Barcelona se teme una bajada intensa en el Mobile World Congress (MWC), la feria tecnológica más importante de Europa, respecto a las cifras de hace tres años. Los primeros avances se registran en las reservas hoteleras, con un comportamiento dispar entre los hoteles.

Por el momento, las reservas hoteleras en Barcelona «no llegan a las 10.000 habitaciones, para una capacidad total de 25.000«, según ha confirmado Toni Raurich, consejero delegado de eBooking, a preguntas de MERCA2.

Mobile World Congress

Estas cifras muestran una situación de incertidumbre para los hoteles de Barcelona y todas las empresas que dependen de este tipo de turistas. Y es que, a juicio de Raurich, las reservas a un mes vista fijan el número de visitantes finales. «Ya no van a venir«, ha admitido el CEO de eBooking. De incrementarse las reservas en los próximos días, «será de forma residual«, ha apostillado.

Los hoteles, sin embargo, han cambiado el paso de los meses anteriores y no sólo evitan la bajada de precios sino que los han duplicado para el día de la feria. Algunos de ellos llegan a ofertar por encima de los precios estipulados por el Hotel Mandarín Oriental, el más lujoso de la Ciudad Condal.

LOS HOTELES CAMBIAN EL PASO PARA EL MWC22

En el Mandarín Oriental los precios no se mueven y se encuentran muy cerca de los 500 euros por noche. La ocupación en este establecimiento es del 100% para los primeros tres días del Mobile World Congress 2022, pero aún no alcanza ese nivel para el primer fin de semana de marzo. Otros establecimientos le han seguido y en sus webs se observa un fuerte incremento de precios, en algunos casos del doble, respecto a la semana anterior y siempre a un mes vista del evento.

Los hoteles de Barcelona han vivido del turismo internacional en los últimos años, con precios desorbitados antes de la pandemia y rondando la plena ocupación en la temporada alta. Sin embargo, con la crisis sanitaria del Covid-19, la estrategia se ha enfocado en atraer al turista nacional, e incluso el de la propia ciudad de Barcelona. En verano realizaron un fuerte rebaja de precios, de hasta el 40% en algunos casos. El Mandarín Oriental, entre otros, evitó entrar en esta guerra manteniendo el nivel de precios dada la excelente calidad de sus servicios.

En diciembre y tras una importante caída de la ocupación, los hoteles de Barcelona continuaron justificando las ofertas, aunque de entre el 20 y el 30 por ciento. Sin embargo, para el Mobile World Congress se ha modificado esta estrategia para arriesgar con una importante subida de precios, al menos en la ciudad condal y otras opciones dentro del Área Metropolitana. De hecho, en Sant Cugat, a tan sólo 10 kilómetros del centro de Barcelona, los hoteles mantienen los mismos precios que para días anteriores y posteriores.

PRECIOS DE CASI 500 EUROS POR NOCHE EN BARCELONA

En este sentido, el Venture y Holiday Inn ofrecen cuatro noches por cerca de 550 euros. Otros en la misma zona, como el AC Hoteles, rondan los 830 euros por la misma estancia, un precio por el que se podrían dormir dos noches en los recién adquiridos NH Calderón o Abac Mimic, donde la ocupación alcanza el 100% para el fin de semana del Mobile World Congress 2022 y justo cuando puede acceder el público en general a este espacio.

Pese a la incertidumbre de la pandemia y ante los rumores de una posible cancelación, los promotores del evento y la Generalitat están comprometidos con el evento. «Abrirá sí o sí, y sólo en caso de un fuerte empeoramiento en las cifras de contagios y en las UCIs se estudiará la cancelación», según han asegurado fuentes cercanas al Govern y a GSMA a este medio. Tendría que producirse una catástrofe para que no abriera las puertas.

De hecho, también los hoteleros restan importancia a los anuncios de bajas entre las empresas. Sony realizó un comunicado alarmista para justificar su ausencia este año. Sin embargo, la empresa japonesa no aparece por el Mobile World Congress desde el 2018. «Desde 2019 no acude al Mobile World Congress. No entendemos el comunicado», han afirmado las fuentes consultadas. La GSMA tildó de «decepcionante» la decisión de Sony.

Fue su último año, pero el comunicado encendió los ánimos en el seno interno de la GSMA que respondieron con un contundente comunicado. «No apareció en el año del récord de visitantes ni tampoco tenía espacio reservado para el 2022», han asegurado. Pero el anuncio se realizó y su ausencia, una vez más se hizo viral.

NI GSMA NI GENERALITAT NI GOBIERNO SE QUIEREN RESPONSABILIZAR DE UNA CANCELACIÓN DEL MWC22

El Mobile World Congress cerró sus puertas en la edición de 2020. En 2021, tan sólo hubo un aforo del 20% y tan sólo se abrió un evento paralelo liderado por pequeñas y medianas empresas. Ninguna de las grandes hizo acto de presencia. Para este año, las expectativas eran buenas antes de la llegada de ómicron, pero esta variante ha provocado una fuerte ola de contagios, bajas y una cierta paralización de la actividad.

Asimismo, las empresas de contratación de azafatas para el evento también esperan con incertidumbre los encargos. Por el momento, la petición de presupuestos para esta última semana de febrero está prácticamente paralizada, aunque esperan que las dudas se despejen antes.

Por el momento, las principales empresas tecnológicas ni confirman ni desmienten su presencia en esta edición del Mobile World Congress. Un compás de espera que podría solucionarse a pocos días de la celebración, pero el temor a una cancelación o una fuerte limitación de aforo está muy presente.

TAXIS Y RESTAURACIÓN, LOS MÁS PERJUDICADOS ANTE UNA CANCELACIÓN

El Mobile World Congress de 2019 registró el récord de visitantes, con casi 110.000. Para Barcelona supuso una inyección de 500 millones, donde la restauración, hoteles y taxis fueron los más beneficiados. Ahora, estos tres sectores afrontan la situación con una visión muy distinta. La restauración está en manos de los designios de la Generalitat, que ha levantado únicamente el toque de queda, con limitación de horarios, aforo y cierre del ocio nocturno.

Los taxistas esperan una escasa afluencia y sin las carreras nocturnas. De hecho, las amenazas de movilizaciones contra el Mobile World Congress han desaparecido por completo tras las últimas reuniones con las autoridades.

En cuanto a las empresas, Huawei ha confirmado su presencia, siendo una de las pocas grandes en hacer pública su decisión. Eso sí, ha reservado un día para hacer su puesta de largo de las nuevas novedades, como hacen otras grandes tecnológicas.

La GSMA y los políticos, por su parte, han afirmado que las responsabilidades son de terceros. Y es que ninguno quiere tomar la drástica decisión de cancelar este evento y después sea el señalado por los actores. Los organizadores apuntan a los políticos, y éstos indican que no hay ninguna restricción que impida su celebración. Ninguno quiere responsabilizarse de un posible incremento de contagios tras la feria.


- Publicidad -