jueves, 11 agosto 2022 1:06

La lotería del bono joven para el alquiler: solo el 1% podrá recibirlo

El bono joven para el alquiler, la medida que lanzó el Gobierno al no prosperar en el CGPJ la ley de Vivienda, va a tener una implantación difícil en la mayoría de las capitales españolas. Y es que los límites que ha impuesto el ejecutivo en dicha normal provocarán que llegue a solo el 1% de los jóvenes, cuando lo que se pretende es garantizar es que este sector de la población se emancipe. La media de edad que tienen ahora mismo los jóvenes de independizarse es los 29 años, mientras que en Europa esta cifra baja hasta los 26 años.

De 7 millones de jóvenes que tiene nuestro país, solo 70.000, según el Gobierno, o 50.000, según los cálculos del Consejo de Juventud, serán los que realmente disfruten, si llega a implantarse, de esta medida. “El Gobierno hace un cálculo estimatorio de que este bono beneficiará a unos 70.000 jóvenes, una cifra totalmente insuficiente, teniendo en cuenta que en España tenemos más de 7 millones menores de 35, y que más de la mitad demandan un alquiler como primera opción de vivienda para poder emanciparse”, explica María Matos, directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa.

Sobre todo, por los límites en el precio del alquiler que ha puesto el Gobierno. Hay dos supuestos que contempla la normativa. El primero es que se alquile el piso completo, pero tendrá que tener un precio menor a 900 euros para que los inquilinos puedan optar a la ayuda. El segundo caso es que se arriende por habitación. Esta tendría que tener un precio inferior a 300 para que el arrendatario puede percibir los 250 euros de la medida. “Esta ayuda tiene buenas intenciones, al poner el foco en el problema más importante al que se enfrentan los jóvenes, pero es necesario que lleguen sobre todo a los jóvenes que viven en las zonas más tensionadas de nuestro país. Por ello sería conveniente ampliar el límite de los 900 euros de renta”, apunta Matos.

PRINCIPALES CAPITALES             

En las principales capitales de España el precio de un alquiler supera ampliamente este umbral que ha colocado el Gobierno. Así, y según los datos de Fotocasa, en Madrid la oferta de viviendas por debajo de los 600 euros es tan solo del 1,4%, mientras que en Barcelona es todavía más escasa, del 0,8%. Según el Índice Inmobiliario Fotocasa el precio medio en alquiler de una vivienda de 80m2 en Madrid es de 1.186 euros mensuales. En Barcelona este precio aumenta, llegando a los 1.345 euros al mes. De hecho, es en estas dos ciudades donde más zonas de alquiler tensionadas se concentran.

Tanto en Madrid como en Barcelona los precios del alquiler superan el límite del Gobierno

Por otro lado, también otras capitales como Valencia, Sevilla, Málaga o Palma muestran la poca oferta de vivienda en alquiler con precio inferior a 600 euros. En Palma de Mallorca, el valor medio de un inmueble para alquilar es de 1.214 euros, mientras que en Valencia baja hasta los 1.024 euros. “El gran problema se produce en Madrid y Barcelona, que es donde más se necesita un respiro. El esfuerzo salarial que tienen que dedicar los jóvenes a pagar una renta en estas ciudades es de más del 55%”, confirma Matos.

AUMENTO DE LOS PRECIOS

En lo que sí coinciden los principales actores del sector es que este bono joven al alquiler, en vez de ayudar, puede llegar a aumentar los precios de los alquileres. “Si bien es cierto que esta medida ayudará a miles de jóvenes a acceder a una vivienda de alquiler, no podemos obviar el más que previsible y ciertamente inevitable efecto que tendrá sobre el nivel de precios actual. A día de hoy, existe un consenso entre los expertos del sector que apunta a que el bono joven se trasladará directamente a las rentas, pues es algo que ya ha sucedido antes”, advierte Ferran Font, director de Estudios del portal inmobiliario pisos.com.

Desde la Agencia Negociadora del Alquiler explican que, más que intervenir el mercado, el Gobierno tiene que “controlar más el IPC”. Desde ANA señalan que llevamos cuatro meses seguidos, desde septiembre al diciembre de 2021, con un IPC anual muy elevado, hasta llegar al mes de diciembre, donde el IPC ha sido del 6,5%. Según ANA, esto podría llevar a un aumento del precio de los alquileres.

Pero, además, apuntan que parejo a esto podría verse una subida en el precio del alquiler debido al bono joven. “Lo que en apariencia parece una buena medida, no deja de ser una medida coyuntural sin efecto real y perjudicial para los precios. Por un lado, porque va a llegar a muy poquitos jóvenes, por los requisitos de acceso a la ayuda que plantea y, por otro lado, y más grave aún, es que podría propiciar que muchos propietarios, al ser conocedores de esta ayuda económica, suban los precios de sus alquileres”, comenta el director general de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), José Ramón Zurdo.

Font resume que, “en un mercado inmobiliario como el español, con una oferta rígida y poca posibilidad de crecer, subvenciones finalistas como el bono joven acaban trasladándose y afectando a los precios irremediablemente”, como explica en su último informe el Banco de España.


- Publicidad -