sábado, 1 octubre 2022 10:59

La compra de vivienda sostenible gana adeptos entre los españoles

El 75,9% de españoles defiende que la desgravación del IRPF en la declaración de la renta sería una medida efectiva para la compra de vivienda sostenible, el 75,8% se muestra favorable a una reducción del IVA y/o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y el 74,4% apunta que se deberían ofrecer subvenciones para la compra o alquiler de este tipo de vivienda, según una encuesta elaborada por el portal inmobilario Fotocasa.

Estos datos, según han explicado desde Fotocasa, muestran que las políticas fiscales y económicas para aquellos que compran vivienda energética tendrían en la sociedad mayor relevancia que las campañas de concienciación sobre los beneficios de la sostenibilidad ambiental.

Muestra de ello es que, frente a los altos porcentajes a favor de la reducción de impuestos o de ofrecer subvenciones, solo el 49,7% de los españoles considera importante informar sobre el impacto positivo que ofrecen estas viviendas para el medio ambiente. Los segmentos más adultos, sobre todo, a partir de los 45 años, perciben en mayor medida que estas políticas incentivarían la compra de vivienda energética.

Por ejemplo, mientras que el 61% de los españoles de entre 18 y 24 años se muestra a favor de la desgravación del IRPF en la declaración de la renta para invertir en viviendas más sostenibles, esta cifra aumenta al 81,4% en el caso del grupo de 55 a 75 años. En el caso de las subvenciones, el 61% de los jóvenes de entre 18 y 24 años defienden esta medida frente al 81,4% de los adultos de entre 55 a 75 años.

La característica más destacada de las viviendas de alta eficiencia energética es la capacidad que tienen de conservar la temperatura, con un porcentaje del 78% a favor. Igualmente, el 70,6% defiende que este tipo de viviendas incrementan el confort.

Los vaivenes y los altos precios de la energía ha hecho que los ciudadanos cada vez valoran más tener una casa energéticamente eficiente para ahorrar en su consumo de energía. En este sentido, 6 de cada 10 españoles considera que las viviendas energéticamente eficientes reducen la factura del gas y 7 de cada 10 opinan que este tipo de viviendas disminuyen el precio de la factura de la luz.

También es la población más adulta la que percibe en mayor medida las ventajas de las viviendas eficientes. Así, mientras el 69,2% del grupo de entre 18 a 24 años opina que este tipo de viviendas ayudan a conservar la temperatura, en el caso de los españoles de entre 55 a 75 años el porcentaje alcanza el 83,5%. Los grupos más adultos también son más conscientes que la vivienda eficiente es más cara: el 48,8% de los jóvenes de entre 18 a 24 años está a favor de esta afirmación, mientras que en el caso del grupo de 55 a 75 años la cifra alcanza el 60,9%.

Por comunidades autónomas, se observa que en Madrid y el País Vasco es donde más conciencia hay respecto al ahorro que aportan estas viviendas. De este modo, el 74,8% de los madrileños y el 71,4% de los vascos consideran que las viviendas eficientes reducen la factura de la luz. Además, el 69,8% de los madrileños y el 70,9% de los vascos también opinan que este tipo de casas disminuyen el precio de la factura del gas. Por su parte, los catalanes perciben en mayor medida (71,9%) que la vivienda eficiente incrementa el confort.

MEJORAR EL AISALMIENTO, PRINCIPAL MOTIVACIÓN PARA ACOMETER REFORMAS

La encuesta también constata que muchos españoles también se plantean hacer reformas para conseguir tener viviendas más eficientes y el aislamiento es una de las principales prioridades. De esta manera, el 59,6% de los españoles se muestra a favor de mejorar el aislamiento de las ventanas y el 50,2% de mejorar el aislamiento de las paredes.

Otros factores que son valorados por los ciudadanos son las reformas en los baños (46,8%) y en la cocina (46,2%). Respecto a los electrodomésticos, un 42,6% cambiaría la caldera por el hecho de tener una más eficiente, y el 36,9% cambiaría el aire acondicionado por uno que fuese mucho más eficiente.

Por edades, se percibe una mayor predisposición de mejorar el aislamiento por parte de los grupos más adultos, mientras que los más jóvenes valoran en mayor medida realizar mejoras en la cocina, el baño y la caldera. Por comunidades, destaca principalmente la necesidad de los catalanes (47,5%) y madrileños (48,8%) de cambiar sus calderas por otras más eficientes.


- Publicidad -