sábado, 1 octubre 2022 10:22

La difícil encrucijada de Kutxabank: fusión o crecimiento orgánico

Las buenas cifras de crecimiento orgánico que viene presentando Kutxabank demuestran la buena labor que está realizando, pero eso no excluye que el banco se plantee una vez más si quiere apostar por el crecimiento interno o dar un acelerón mediante una operación de concentración. Ahora bien, si la entidad que preside Gregorio Villalabeitia quiere protagonizar una fusión en la que tenga el mando en la nueva entidad, no tiene muchas opciones en el mercado español. La cuestión es que si habrá alguna entidad que le despierte el apetito comprador a Kutxabank. Hay una entidad que está en todas las quinielas que hablan de este tipo de operaciones: Abanca. Tampoco hay que descartar a Ibercaja.

PLANTEAMIENTO ABIERTO

De cara a 2022 es probable que la entidad haga un planteamiento abierto. De este modo, es probable que en Kutxabank apuesten por seguir en solitario pero no se cierren a estudiar las posibilidades que puedan surgir.

Al respecto, el número uno de la entidad ha apuntado en varias ocasiones a operaciones de fusión. Así, declaró al diario Expansión en noviembre del año pasado que «ir a una fusión sería una buena forma de usar nuestro capital. Gregorio Villalabetia incidió en que el banco «tiene músculo» para operaciones corporativas, «pero no visualiza pareja de baile».

Está por ver cuáles serán los objetivos de la entidad para este año. El banco cerró septiembre de 2021 con 176 millones de euros de beneficios, un 10,3% más que en septiembre de 2020 y espera cerrar este ejercicio con 220 millones de euros de ganancias, un 20%, según la previsión del máximo responsable de la entidad.

GREGORIO VILLALABEITIA DEJA LA PUERTA ABIERTA A PARTICIPAR EN POSIBLES FUSIONES

LAS CUENTAS

En el campo orgánico, a falta de los datos del cierre del ejercicio, los recursos administrados alcanzaron alcanzado los 71.883 millones de euros.

La parte que tiene que ver con los ingresos seguirá teniendo como una de las claves los ingresos por servicios, los recursos fuera de balance y los seguros superan la contribución del margen de intereses a la cuenta de resultados. De hecho, constituyeron más del 51% de los ingresos ‘core’ del negocio bancario hasta septiembre.

El crecimiento de los recursos fuera de balance -principalmente fondos de inversión y productos de previsión-, y el fuerte ritmo en la contratación de productos bancarios clave como los préstamos hipotecarios y los préstamos personales,

En toda esta tarea, Madrid será una pata fundamental para el crecimiento orgánico de Kutxabank.

EL NEGOCIO EN MADRID VA A SER MUY IMPORTANTE PARA EL FUTURO DEL BANCO

EL CARTEL DE LOS ANALISTAS

En el sector financiero asumen que cuando los analistas te ponen el cartel de candidato a fusión es complicado quitárselo de encima. Uno de los puntos fundamentales para salir de esa lista es la rentabilidad. Llegar a un retorno de capital del 10% es el oasis para las entidades, ya que en el mercado se considera que las entidades que no lleguen a este porcentaje están condenadas a entrar en fusiones. No hay unanimidad al respecto porque muchos expertos y banqueros hablan de una rentabilidad del 8 %. en todo caso, a cierre del mes de junio del año pasado el banco no llegaba al 3% en lo referido a la rentabilidad sobre recursos propios, el conocido como ROE.

La primera cuestión es si con el crecimiento orgánico le será suficiente al banco para alcanzar una rentabilidad que satisfaga al mercado y los inversores y en cuanto tiempo. La segunda clave es si incluso llegando a una rentabilidad aceptada por el mercado, el banco se sentirá satisfecho en solitario o buscará nuevas vías de crecimiento, véase una fusión.

LA RENTABILIDAD SERÁ UN FACTOR IMPORTANTE PARA EL DEVENIR DE KUTXABANK

LOS POSIBLES NOVIOS

Qué dicen los posibles candidatos a ser la pareja de baile de Kutxabank. EL Mercado apunta sobre todo a Abanca.

Fuentes de Abanca han insistido en que cualquier operación que sea interesante el banco la analizará y remarcan que esta posición no ha cambiado. «Queremos crecer y una de las opciones para hacerlo es mediante operaciones corporativas», señalan aludiendo a que esta posición la mantiene el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, desde que llegó a España.

Desde luego, capital para crecer tienen, ya que la ratio de capital de Abanca ha quedado situada en el 17,3% (13,2% capital máxima calidad CET1) y el exceso de capital le permita soñar con una operación que le haga crecer.

En cuanto a Ibercaja, quiere seguir en solitario y tiene pendiente salir a bolsa.

Aunque es una de las entidades que se ha desmarcado de cualquier opción que conduzca a una fusión está por que lo consiga. Para ello tendrá que convencer a los inversores de que su retorno de capital, que no llega al 7% es suficiente.

Para ver con un poco más de claridad hacia qué lugar apunta Ibercaja, habrá que esperar primero a ver si consigue salir a bolsa, en qué condiciones y con qué resultados. Quedan unas cuantas incógnitas por despejar.


- Publicidad -