miércoles, 29 junio 2022 21:45

Las propiedades de Balance Cleanning Mousse, la espuma limpiadora que sorprende por su efecto de limpieza e hidratación

Tener un hábito de limpieza facial es una de las recomendaciones más comunes de los dermatólogos para gozar de una piel sana. Este tipo de rutinas constan de distintos pasos.

Si fuera necesario, primero hay que desmaquillar para luego limpiar e hidratar. La piel se regenera durante la noche y absorbe lo que esté sobre ella, por lo que es importante seguir estos pasos.

Uno de los productos que no puede faltar para el cuidado de la cara es una buena espuma limpiadora. Una excelente opción es la Balance Cleanning Mousse, que provee de limpieza e hidratación. Es posible conseguirla en la tienda online del Centro de Estética Avanzada Bėyo Beauty, donde se presenta una selección de productos faciales, corporales, capilares y para el cuidado frente al sol.

Los distintos pasos de una rutina de cuidado facial

Una de los objetivos de una rutina de limpieza facial es la eliminación del exceso de grasa, que tiende a atrapar a la suciedad y las bacterias en los poros. Si se va a practicar ejercicio físico, también es recomendable limpiar el maquillaje antes y realizar un procedimiento de limpieza después de la actividad.

Para desmaquillar, siempre hay que realizar movimientos suaves. Un error común es aplicar demasiada fuerza o presión para intentar eliminar la mayor cantidad de producto posible. En cambio, es conveniente utilizar algodón, empaparlo en algún producto desmaquillante y masajear suavemente durante algunos segundos. Para limpiar son mejores los movimientos suaves que los bruscos.

De la misma manera, sobre todo en las personas que tienen piel grasa, es muy importante elegir bien los productos que se van a aplicar. Por ejemplo, los exfoliantes jabonosos no se recomiendan para estos casos, porque pueden tener el efecto contrario al buscado y es probable que aumenten la generación de sebo durante la noche. Otro aspecto clave es la hidratación. Una piel grasa contiene lípidos o aceites mientras que una piel hidratada, como su nombre lo indica, tiene un alto contenido de agua.

Rutina diaria: incorporar una espuma limpiadora ideal

La espuma limpiadora Balance Cleanning Mousse es un producto que se adapta perfectamente a todas las rutinas de cuidado facial. Tiene propiedades para regular la grasa de la piel, es hidratante y sirve para eliminar tanto las impurezas como el exceso de grasa y el maquillaje. Con su uso, es posible lograr todo esto sin provocar irritación.

Al aplicarla, la textura líquida del producto se transforma en una espuma ligera y suave que proporciona limpieza en profundidad manteniendo el equilibrio de la piel. Es apta para pieles mixtas o grasas con tendencias a sufrir acné.

Es posible conseguir la espuma limpiadora Balance Cleanning Mousse a través de la tienda online de Bėyo Beauty, para así comenzar una rutina de cuidado facial que logre el resultado de una piel sana, fresca y radiante.


- Publicidad -