miércoles, 19 enero 2022 23:04

Qué es el TFG: 10 consejos de docentes para redactarlo

Una de las partes más importantes de una carrera universitaria es el TFG. Cuando se realiza el mismo es porque el universitario ya está finalizando sus estudios y está a punto de demostrar los conocimientos a través de un trabajo.

Si tú estás en el momento de realizar el TFG, debes recordar que el significado de las siglas es Trabajo de Fin de Grado. Una vez que ya sabemos qué significan las siglas, es el momento de ponernos manos a la obra. Para ayudarte, nos hemos puesto en contacto con algunos docentes y nos han mostrado los siguientes consejos. Si los pones en práctica te será más fácil obtener los resultados esperados.

1- Es vital conocer las normas

Antes de ponerte manos a la obra es importante que conozcas las normas que se exigirán para poder realizar un TFG de calidad. No todas las universidades cuentan con las mismas normas, por ese motivo es vital conocerlas para hacerlo correctamente.

Si tienes dudas, siempre tienes la opción de acudir a tu tutor para consultarle cualquier duda. Cuanto antes te informes, antes podrás comenzar a realizar el trabajo.

2- Encuentra un tema

Los expertos de TusTrabajosUniversitarios nos comentan que hay que elegir el tema lo antes posible. Elegir un tema adecuado para el TFG puede parecer sencillo, pero realmente no lo es.

Tenemos que ser capaces de encontrar un tema del cual tengamos información y nos guste. En ocasiones puede ser complicado, por ese motivo, siempre hay que buscar el tema desde el primer minuto. Bajo ningún concepto hay que dejarlo para última hora o los problemas y el estrés no tardará en aparecer.

3- Busca la bibliografía

Cuando tengas el tema elegido, es el momento de comenzar a buscar la bibliografía y algunas referencias para tener un punto de inicio del trabajo. Para tener la certeza de que vamos a elaborar un TFG de calidad es vital contar con buenas referencias. De esa manera podemos crear buenas hipótesis y además tener un buen marco teórico.

Se ha demostrado que el tribunal que examinará el TFG siempre evalúa mucho este apartado, de aquí que sea vital obtener los datos de fuentes de calidad y variadas.

Algunas personas lo que suelen hacer es leer TFG de otras personas con temas relacionados para tener un punto de partida. Eso sí, si optas por esta opción, es importante no copiar. Recuerda, no debes copiar o no superará la prueba de copyright.

4- Haz las tutorías

Conocer a fondo qué es un TFG es fundamental para poder desarrollar un trabajo de calidad. Leyendo el artículo de Cotilleame.net sobre cómo son y qué tipos existen de TFG, nos hemos dado cuenta de que la información es vital para desarrollar un trabajo de calidad.

Y una vez que tengas claro todo, será el momento de acudir a las diferentes tutorías. Un error de muchos estudiantes es acudir a las mismas únicamente el día de presentación. Lo importante es acudir en varias ocasiones al tutor para recibir orientaciones. Así te resultará mucho más sencillo desarrollar el trabajo. Son profesionales y cuentan con muchos años de experiencia. Si quieres tener una buena ayuda, debes usar los servicios de los tutores, que para eso los pone a tu disposición la universidad.

5- Aprende a aceptar ayuda

A todo el mundo le gusta que el TFG sea personal y que nadie intervenga en el mismo. Pero una cosa es que el trabajo sea personal y otra que no permitamos aceptar ayuda de terceras personas.

Tienes que aprender a ser humilde y aceptar la ayuda y recomendaciones de las personas que realmente saben. No sólo puedes recibir asesoramiento de los tutores, también de profesores y profesionales que entiendan del tema.

6- Las citaciones son importantes

El tutor te lo dejará claro, pero nosotros te lo queremos dejar claro también. Uno de los apartados más valorados dentro de un TFG son las citaciones. Si quieres tener unos buenos resultados, te recomiendo que las citaciones estén incluidas correctamente en el trabajo.

La citación puede ser la diferencia entre un trabajo de calidad y uno de mala calidad.

7- Empieza con antelación

Una de las principales claves a la hora de hacer un TFG es comenzar con antelación. No cometas el error de dejar el trabajo para última hora. Si lo haces con calma, no solo te llegarán con más facilidad las ideas, sino que además evitarás sufrir la fase de estrés por tener la sensación de no acabarlo a tiempo.

Además, cuando se hace con antelación, se pueden incluir ideas que complementen el trabajo. Así podrás tener la certeza de que es más rico y la nota podrá ser superior.

8- Haz unas buenas conclusiones

Las conclusiones deben estar muy bien redactadas, poniendo los diferentes puntos de vista. No tienes que hacer conclusiones teniendo en cuenta las opiniones de terceras personas, sino desde tu punto de vista. El objetivo es demostrar que has comprendido el tema del que has escrito y en consecuencia eres capaz de mostrar tu propia opinión.

9- Revisa el trabajo a fondo

Cuando tengas constancia de que el TFG lo has acabado, es el momento de revisarlo a fondo. No solo tienes que comprobar que el trabajo está bien desarrollado, sino que también debes comprobar que el mismo está bien escrito.

Para evitar cometer errores ortográficos, no solo lo tienes que releer en varias ocasiones, también es importante que lo pases por diferentes correctores ortográficos. Siempre debes buscar la perfección usando todas las herramientas que estén a tu disposición.

10- Estudia el trabajo antes de presentarlo

Si tienes que presentar ante el tribunal el TFG es importante que lo leas y lo comprendas. Así mostrarás que realmente sabes del tema del cual estás hablando y en consecuencia te será más fácil obtener una buena nota.

Piensa que todos los apartados suman, por lo que siempre debes tenerlos en cuenta para obtener buenos resultados.


- Publicidad -