lunes, 24 enero 2022 21:27

Premios Goya presenciales como remedio a la mala taquilla del cine español

Se hace buen cine en España; sí. Existen grandes directores y magníficos intérpretes; sí. La taquilla está atascada; sí. El covid ha asestado un duro golpe; sí. Esta ecuación repleta de afirmaciones tiene en vilo al sector del cine nacional, que ha tenido un 2021 calamitoso en cuando a la recaudación en salas, y eso que las restricciones han sido mínimas con respecto al año anterior. Por eso, los próximos Premios Goya se presentan como la oportunidad perfecta para iniciar la remontada.

Así, el primer condicionante es despejar todas las dudas sobre el tipo de ceremonia que se espera. Según han confirmado fuentes públicas valencianas, sede de los premios esta edición; y según ha contrastado MERCA2 en fuentes oficiales de la Academia de Cine, el evento previsto para el día 12 de febrero en el Palau de les Arts (Valencia) será presencial, y cumplirá con todos los protocolos sanitarios. De este modo se disipan las dudas que se habían generado sobre una vuelta a la virtualidad como la pasada edición.

¿Y por qué es importante la presencialidad? Simplemente porque el cine español no puede permitirse meter la cabeza tras una pantalla de ordenador en un año durísimo. En 2018, según datos oficiales del Ministerio de Cultura, las películas españolas recuadraron 103 M€; en 2019 la cifra bajó a 94 M€. El año de la pandemia, con las salas cerras y posteriormente cargadas de restricciones, las cintas españolas dejaron los ingresos en 42,7 millones. El problema ha llegado en 2021. Con las salas abiertas, y a expensas de pequeñas medidas de control de aforo, los ingresos por películas españolas ha caído de nuevo: 41,7 M€.

Ante este panorama, Valencia necesita que las estrellas de los principales largometrajes que van a concurso den la cara, apoyen y fomenten el cine español, y transmitan a los espectadores el entusiasmo por consumir un cine nacional que es de primera calidad. Falta hace.

La taquilla no es el mejor aliado del cine español

Ninguna de las tres películas con más nominaciones, ‘El buen patrón‘ (3,3 M€), ‘Maixabel‘ (2,8 M€) y ‘Madres paralelas‘ (2,6 M€) ha superado en taquilla a ‘Adú’ (6,3 M€), la cinta -candidata- que mejor rindió en 2020. Aunque ahora, tras la celebración de los Premios Goya, se espera el clásico arreón de taquilla que viene después.

¿QUÉ PUEDE APORTAR LOS GOYA?

El cine español está aquejado de muchos males, y el covid solo ha venido a restregar en la cara de la industria que las cosas podían ir a peor. Si desde hace años había cierto desapego para ir a las salas de cine, la pandemia ha alejado a cierto grupo poblacional áun más. En concreto las personas de más edad han dejado de asistir. Esto ha derivado en que los jóvenes, con otras ansías espirituales pueblen las salas, y el resultado no ha sido bueno.

De igual modo, la industria española tiene un comportamiento de estrenos muy concreto: los grandes títulos llegan hacia final de año. Y eso se ha potenciado. De este modo, y casi de manera consecutiva, se han agolpado en la cartelera los rostros de Penélope Cruz, Javier Bardem, Blanca Portillo o Luis Tosar. Mucha competencia en un entorno de incertidumbre para películas que, hay que asumirlo, están lejos del consumo masivo que suele representar Santiago Seguro o medias similares.

Por eso, la presencialidad de los Premios Goya debe suponer un nuevo revulsivo. El presidente de la Academia, Mariano Barroso, debe dejar claro en su discurso que a partir del 13 de febrero el único objetivo debe ser impulsar la industria audiovisual para que su comportamiento en taquilla sea mejor. Y eso no solo pasa por el producto, es el momento de saber venderlo mejor.

En este primer año pospandémico, pero todavía lleno de incertidumbre, no ha habido una comunión dentro del sector del cine para conseguir atraer a los espectadores. Además, ahora las plataformas en ‘stresming’ juegan su propia partida, y la unión es mucho menor. Los «días del espectador» se han difuminado, o las acciones conjuntas para atraer espectadores a las salas quedan en manos de éstas. No parece haber un mensaje de unidad en torno a la propia industria.

UN RECLAMO MÁS

A falta de un mes, y para activar ya la promoción de los Premios, la Academia ha presentado el spot oficial. El Goya de Honor recorre Valencia vendiendo nuestra cinematografía en esta pieza dirigida por Dani de la Torre y que se emitirá en TVE, salas de cine y Renfe

«Buenos días. Venía a hablarle del cine español, ¿me abre?». Si el que llama a tu puerta y pronuncia esta frase es el actor y director José Sacristán, es imposible no invitarle a pasar. En el spot de los Goya, el intérprete, que recibirá el Goya de Honor en la 36 edición de los premios, se acerca hasta los hogares de los espectadores para recomendarles que no se pierdan los cinco títulos nominados como Mejor Película, al más puro estilo de venta a domicilio.

«Todo lo que sea colaborar para promocionar y hablar del cine español, ahí estoy al pie del cañón. Ha sido una satisfacción ser el que va anunciando, puerta a puerta, lo que los peliculeros españoles han hecho este año. Me recordó a mis tiempos en el Círculo de Lectores», manifiesta Sacristán, que en sus inicios profesionales tuvo que compaginar la interpretación con este trabajo.

El paseo del Goya de Honor por la capital valenciana, que incluye lugares emblemáticos y guiños a la cultura de la región, acaba en Les Arts de Valencia, escenario en el que se celebrará la gala el próximo 12 de febrero.


- Publicidad -