domingo, 22 mayo 2022 9:46

Duelo de titanes: Ana Botín y Carlos Slim luchan por hacerse con Banamex

El negocio de Citigroup en México ha desatado las hostilidades: Los grupos que encabezan Ana Botín y Carlos Slim (Banco Santander e Inbursa, respectivamente) están entre los favoritos para hacerse con el jugoso pastel que hay en juego en una batalla que está por comenzar. Será un duelo entre titanes acostumbrados a ganar. La ocasión es sensacional para Banco Santander, que si se apostase por el negocio que Citigroup va a poner en venta en México, se colocaría muy cerca de la filial mexicana de BBVA. Con esta adquisición, Santander daría un paso más para consolidar Norteamérica como un pilar similar a Brasil, que es el puntal del banco. El capital hará la diferencia.

LAS MIRADAS HACIA BANCO SANTANDER

De nuevos se cruzan los intereses del empresario mexicano Carlos Slim (dueño de Inbursa) y una empresa española. En este caso, se trata de Banco Santander, presidido por Ana Botín y que está en todas las apuestas como aspirante a quedarse con el pastel del sector financiero mexicano que ha puesto en venta Citigroup: 1.200 oficinas y 20 millones de clientes.

La operación puede estar entre 3.500 millones de euros y más de 12.000 millones de euros. El precio, el negocio y cómo se lleva a cabo la compra, con una posible ampliación de capital son los tres puntos clave para Santander, que tiene como adversario para la compra al Grupo Financiera Inbursa -en el que el holding CriteriaCaixa tiene un 9,1%- y a otras grandes entidades como Banorte o el HSBC. El dueño de Banco Azteca, Ricardo Salinas Pliego, también está interesado. Por cuestiones relacionadas con la competencia, la filial de BBVA en México está descartada para esta operación, según los analistas. Esto no está tan claro en el caso de Banorte, por ejemplo, ya que tiene una presencia alta solo en algunos sectores.

Hay en juego un negocio que cuenta con 20 millones de clientes

CUOTA DE MERCADO

Banco Santander no hace comentarios sobre la intención de Citigroup de vender su negocio banca de consumo y pequeñas empresas en México, pero los analistas consideran que la entidad española tiene un perfil ideal para encarar una operación de esta relevancia, tanto por su capacidad financiera como por su experiencia a la hora de llevar a cabo procesos de concentración.   

La entidad de origen español tiene 27.000 empleados y 1.374 oficinas en México, mientras que Inbursa cuenta con 325 oficinas y 7.061 empleados, según consta en su web. Banco Santander México vale en bolsa 7.931 millones de dólares, mientras que el Grupo Financiero Inbursa está por debajo en este aspecto: 7.756 millones de dólares.  

Con esta compra, Santander duplicaría su cuota -tiene el 12% en depósitos y el 11% en créditos- en un mercado clave para la entidad y se quedaría con un negocio que tiene una rentabilidad del 20%. Banamex también resulta apetecible para Inbursa, está centrado en clientes de perfil económico alto y Banamex tiene otro tipo de clientes en los negocios de consumo y pymes.

Citibanamex vale entre 10.000 millones y 13.500 millones de euros

EL PRECIO SERÁ CLAVE

El negocio es jugoso, pero el pastel no saldría nada barato, a priori. De hecho, cuantos más competidores con capacidad haya, más complicado será que la operación se abarate. Bank of America Global Research estimó que Citibanamex valdría entre 12.500 millones de dólares (10.000 millones de euros) y 15,500 millones de dólares (13.500 millones de euros). Por su parte, un analista de Bloomberg Intellience apunta que «La decisión de Citigroup de desprenderse de sus operaciones de banca minorista y de pequeñas empresas en México podría alcanzar los 4.000 y 7.000 millones de dólares (3.500 a 6.000 millones de euros) en una venta». Citi ha afirmado que mantendrá sus operaciones de banca institucional y privada en el país, y creemos que el precio de las divisiones de las que se desprenderá podría acercarse a la parte alta de nuestro rango proyectado.

La clave de la operación  reside en cuánto cueste la adquisición porque el negocio es rentable y puede haber muchas sinergias de costes.

LA COMPRA SE PUEDE DISPARAR HASTA UN PRECIO SUPERIOR A 7.000 MILLONES de euros

EL DINERO Y LA AMPLIACIÓN DE CAPITAL

En parte de los ingresos, las operaciones de banca de consumo y de pequeñas empresas de México representan la totalidad de la unidad de Banca de Consumo Global de América Latina y en los primeros tres trimestres de 2021. Estos negocios facturaron aproximadamente 3.500 millones de dólares (3.081 millones de euros. Estos negocios registraron beneficios antes de impuestos por valor de 1.200 millones (1.056 millones de euros), sumaron 44.000 millones (38.734 millones de euros) en activos y 4.000 millones (3.521 millones de euros) en capital tangible promedio asignado.  El alza de los tipos hace que el negocio se presenta aún más jugoso por las posibilidades de rentabilidad que ofrece. Cada 100 puntos de subida, el margen de intereses del grupo crece un 1,5%.

La cuestión que tendrán que analizar es si les interesa asumir una operación de compra de esta magnitud y también otra clave es cómo afrontarla: de dónde saldrá el dinero. En el caso de Santander la opción puede ser acudir a una ampliación de capital. Al respecto, un analista consideró en el diario mexicano «El Economista» que «la familia Slim es poco propensa a hacer adquisiciones onerosas (seguramente se pagarán múltiplos elevados en la transacción). Además, las estrategias no suenan muy complementarias».


- Publicidad -