sábado, 28 mayo 2022 18:17

Sánchez tima a los españoles con los fondos europeos

El 21 de julio de 2020 Sánchez hacía su entrada al Consejo de Ministros como si fuera un torero que acabase de cortar dos orejas y el rabo en Las Ventas, flanqueado por sus 23 ministros y su corte de asesores que le recibieron entusiasmados entre vítores y aplausos.

Nuestro presidente había logrado unilateralmente, nótese la ironía, el acuerdo por el que los 27 países de la Unión Europa repartían el dinero del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia concediendo a España 140.000 M€.

A partir de ahí, el presidente y su gobierno fiaron la recuperación al “maná europeo” sin pensar en realizar reformas de calado o bajar impuestos. Y es cierto que los Fondos Europeos son necesarios, imprescindibles diría yo, pero no suficientes. 

Y serán útiles si los 70.000 millones a fondo perdido, los primeros que recibiremos, no se quedan en los despachos o se destinan a proyectos como los del fracasado Plan E de Zapatero que dejó más de 7.800 millones € de pérdidas y apenas generó empleo.

Lamentablemente, Sánchez sigue la senda de Zapatero y ya cuando se aprobó el Real Decreto 36/2020 para la ejecución de los fondos algunos denunciamos que era una puerta abierta al clientelismo y al despilfarro. También el Consejo de Estado señaló la falta de rigor presupuestario, la rebaja de exigencias legales y otras graves insuficiencias en el mecanismo diseñado por el gobierno. Mecanismo que Sánchez sacó adelante gracias a los votos de Bildu y a la abstención de Vox.

Primero, hay que destacar que de los 70.000 millones el gobierno central sólo transferirá a las autonomías, según información del propio gobierno, 20.000 millones €, es decir, Sánchez gestionara el grueso (70%) de los fondos y, además, sobre el dinero que transfiere, decide cómo y en qué deben gastarse el dinero. En esto, no hay cogobernanza.

Con estos antecedentes el balance de la ejecución de los Fondos de Recuperación Europeos en nuestro país es muy preocupante.  Para empezar, Sánchez y Montero mintieron cuando en los Presupuestos de 2021 incluyeron 24.000 millones € provenientes de la Unión Europea. La realidad es que sólo hemos recibido 19.000 millones €, 5.000 millones € menos de lo previsto, prácticamente el presupuesto de Madrid para 2022.

De esos 19.000 millones se han publicado convocatorias por el 48% de los mismos, pero a las empresas, a la sociedad apenas un 5%, 1.000 millones . Esto se debe al ineficaz sistema de gestión creado por Sánchez que conduce a que el gobierno haya tenido que pedir a Bruselas una ampliación de plazo para poder ejecutar las ayudas a autónomos y pequeñas empresas.

Y también se debe al clientelismo del gobierno que riega con 9 millones de fondos europeos para políticas de empleo a regiones afines y excluye de las ayudas destinadas a promover el turismo y el comercio a ayuntamientos y diputaciones gobernados por el Partido Popular mientras que consistorios gobernados por socialistas como Vigo o Sevilla reciben ayudas “digitales”.

Un gobierno sectario e ineficaz que destina 100 millones a modernizar las sedes sindicales, 25 millones para duplicar centros de empredenimiento autonómicos, 1 millón para financiar estancias de autores en el extranjero y casi medio millón de euros en parte de una campaña publicitaría “para infundir optimismo a las pymes“– habrá que ver lo que cuesta la campaña en sí-  sobre un Plan de Recuperación que no les llega.

Como en el famoso timo de la estampita, Sánchez nos ha enseñado unos billetes emitidos por Europa pero nos entrega papeles sin valor poniendo en riesgo la recuparación del país y el futuro de todos los españoles.

(*) Antonio González Terol, vicesecretario general del PP


- Publicidad -