jueves, 29 septiembre 2022 22:26

Cabify, en la cuerda floja: Uber y Bolt se disputan sus licencias

La plataforma de movilidad Cabify se encuentra en una tesitura difícil. El próximo 20 de enero podría perder de golpe 1.000 licencias de sus vehículos VTC, es decir, un tercio de su flota, debido a la batalla judicial que tiene en estos momentos con Auro, dueño de unas 2.000 licencias. Esta última, a través de una de las filiales socias de Cabify, Cibeles, decidió rescindir el contrato con la compañía de movilidad debido a su intención de prestar servicios a otros operadores, como Uber o Bolt. Pero esto es imposible, ya que según Cabify, los contratos firmados por ambas partes incorporan una cláusula de exclusividad.

Todo comenzó en diciembre del pasado año cuando Auro le comunicó a Cabify su decisión. Cibeles declaró la resolución unilateral del contrato agarrándose a la cláusula de cambio de control, que según sus asesores legales se habría incumplido por la salida de alguno de los principales directivos de la plataforma. Ahora mismo, la situación entra ambas está en tablas, ya que el primer arbitraje que presentó Auro lo ganaron en primera instancia, aunque después lo ha perdido ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, según publicó Cinco Días.

Según ha reconocido Cabify en un escrito a los tribunales, el impacto en las cuentas de la compañía en España podría ser de 13 millones de euros, casi un 10% de los que ingresa Cabify en nuestro país. Pero una de las posibles soluciones a esta problemática podría ser llegar a un acuerdo entre Cibeles y Cabify, para que así la primera pudiera operar libremente sus licencias con otras compañías. Desde la compañía, prefieren no hacer comentarios sobre el impacto en el total de vehículos que supondría la pérdida de estas 1.000 licencias.

Pero desde Cabify han señalado que harán frente a la decisión de Auro. Esta compañía defiende que ya tuvo un proceso arbitral con Cibeles «que analizaba diversas cuestiones contractuales, y cuyo laudo se emitió a finales de junio de 2021». «Esta resolución fue favorable a Cabify en todos los puntos de discusión, y especificaba claramente que no concurrían las causas de terminación del contrato alegadas entonces por Cibeles y que las sociedades de su grupo empresarial no pueden operar bajo ninguna plataforma de intermediación tecnológica distinta a Cabify», según apuntan.

Desde Cabify ya están peleando para contrarrestar esta decisión de Auro

PRINCIPALES COMPETIDORES DE CABIFY

Ahora mismo, Bolt y Uber son los principales competidores de Cabify en Madrid. La pérdida de Cibeles podría suponerle perder el liderazgo en Madrid y dejar de ser el principal rival del taxi. El primero de estos grupos, Bolt, está ahora mismo en una fase expansiva, tras lograr cerrar una ronda de financiación de 628 millones de euros, la mayor de su historia. Desde que se implantaron en la capital, la compañía ha visto como crecían sus ‘partners’, que son las flotas o conductores asociados a Bolt.

De hecho, la aplicación de movilidad está cerca de cuadriplicar su número de ‘partners’ en Madrid, tanto de VTC como de taxis, desde su lanzamiento en julio del año pasado. Igualmente, y con esta ronda de financiación, el director de VTC y Taxi para Bolt España, Daniel Georges, ha señalado que desde la compañía ven «un gran potencial de crecimiento» en España. Así pues, la apuesta de la compañía es fuerte por el VTC y el taxi en nuestro país, por lo que podría ser un candidato viable a recibir estas licencias provenientes de Cabify.

Por otro lado, Uber también sería susceptible de poder recibir estas licencias. El arbitraje que ganó en primera instancia Auro concluyó que esta podía operar tanto con su propia aplicación como con Uber. La compañía se ha asegurado también sus licencias con la compra de casi 4.000 licencias a Ares Capital por el fondo King Street Capital y socios como José María Castellanos, una transacción que fue el origen de Moove Cars.

NUEVOS ACTORES

Y por si no fuera poco, a Cabify y los demás se suma la incorporación de un nuevo actor al mercado español. La británica Gett se perfila como la nueva compañía de movilidad en nuestro país, ya que en el marco de su salida a bolsa confirmó a sus inversores que su intención es entrar en España durante la primera parte de 2022.

Gett es, al igual que el resto de compañías como Uber o Cabify, una empresa que no sólo ofrece servicios de coche con chófer y servicios de transporte para empresas, sino que también opera como plataforma de intermediación de taxis. Dentro de su estrategia de expansión, la compañía ha situado a España como su tercer mayor mercado en el que entrar tras Francia y Alemania.


- Publicidad -