jueves, 20 enero 2022 0:04

Ventajas de comprar Sociedades Limitadas ya constituidas

Existen muchos escenarios a la hora de iniciar un proyecto empresarial. Generalmente, los empresarios o socios constituyen una sociedad, la dan de alta y comienzan a trabajar. Pero existen otras opciones como la compra de S. L. ya constituidas.

Los expertos en el mundo empresarial aseguran que hay escenarios en los que adquirir una sociedad limitada ya creada es una buena opción y que tiene muchas ventajas. Así lo detallan desde ventadesociedades.euun portal especializado en este tipo de acuerdos y desde donde indican algunos de los puntos más interesantes a la hora de valorar estas opciones.

Ventajas de comprar una S. L. activa

Los profesionales de Ventadesociedades.eu consideran que no hay que dejarse llevar por la inercia de constituir una nueva S. L. sí o sí. Aconsejan que es mejor estudiar cada situación para poder emprender siempre con el máximo beneficio y las mejores garantías.

¿Pero qué ventajas hay en el hecho de adquirir sociedades limitadas ya constituidas? Estos son algunos de los principales:

Velocidad

Uno de los puntos más tediosos a la hora de iniciar un proyecto empresarial es, precisamente, el de constituir la sociedad. Papeleos, registros, pagos… Todo ello se puede alargar durante semanas e incluso puede suponer un problema entre los distintos socios debido a las tensiones que se viven en esos momentos previos a poner en marcha la iniciativa.

Todo ello se elimina de un plumazo si se compra una S. L. ya existente. La compra de la sociedad se puede hacer en un plazo de 24 horas. En otras palabras: un día después de la decisión de compra la nueva empresa ya puede comenzar a generar actividad empresarial y, por tanto, a captar ingresos.

Tranquilidad

También el proceso de constitución de la S. L. es un tiempo de dudas: ¿se habrá hecho bien? ¿Encontrará la Administración algún problema? ¿Habrá que hacer frente a escenarios inesperados?

Al adquirir una sociedad ya constituida todos estos problemas también desaparecen: a los nuevos propietarios les consta que esa S. L. está perfectamente constituida, ha cumplimentado todos los formularios, exámenes y revisiones pertinentes y cuenta con el beneplácito de la administración pública para trabajar.

Ahorro

El factor económico es siempre crucial en el momento de iniciar un proyecto empresarial. Al adquirir una S. L. ya constituida no hará falta que los nuevos socios aporten el capital social mínimo (3000 euros), por lo que esto también será un alivio para las cuentas de la empresa en sus primeros pasos.

Sin duda, el tema económico es uno de los más interesantes a la hora de decidirse por la adquisición de una sociedad limitada ya constituida, tal y como aseguran desde Ventadesociedades.eu.

Confidencialidad

La confidencialidad es otro escenario muy a tener en cuenta. Al hacer un cambio de propietarios, los nuevos socios no son de dominio público y pueden permanecer en un escenario mucho más discreto, al no aparecer sus datos en la hoja registral.

Este punto también se valora mucho, pues, aunque los socios serán debidamente identificados en el registro mercantil, el hecho de no aparecer en la hoja registral ya reduce la posibilidad de rastrearlos.

Todos estos son los principales puntos de atractivo para decidirse por la compra de una sociedad limitada ya constituida y los que más valoran los clientes de Ventadesociedades.eu a la hora de dirigirse a ellos para solicitar sus servicios.


- Publicidad -