miércoles, 19 enero 2022 23:08

Adaptarse al envasado de papel es posible, 5 consejos para lograrlo

Estamos inmersos en un proceso de cambio climático que requiere de la colaboración de todos para que el impacto sobre nuestras vidas sea el menor posible. Cualquier actuación que incide en consumo responsable, la reutilización y el reciclaje supone un beneficio para el planeta y, en última instancia, para todos nosotros, porque reduce el consumo de recursos energéticos y materiales.

En esta línea, los ciudadanos estamos aportando nuestro granito de arena con actuaciones individuales o elecciones de consumo; las empresas están adaptando sus procesos y estructuras a estas nuevas necesidades; y los gobiernos y parlamentos de los países están aprobando leyes y normativas que inciden en esta tendencia.

Hoy está asumido que el plástico tiene un coste (principalmente medioambiental) que debe repercutir también en el bolsillo. Desde julio, la nueva Ley de Residuos prohíbe el uso de plásticos no reciclables o altamente contaminantes. Sí permite plásticos biodegradables (pla y cpla), compostables y reciclables. El objetivo es reducir a la mitad el uso de plásticos con respecto a 2022, ampliándose hasta un 70% para 2030.

Algo parecido ocurrirá para cualquier tipo de envase de plástico. En poco tiempo, miraremos atrás y nos sorprenderá que todo lo envasáramos en plástico.

Envases para la comida a domicilio

Otro ejemplo que nos afecta a todos es el de los envases para comida. En una época en la que ha crecido exponencialmente la demanda de comida a domicilio, los restaurantes deben adaptarse a un contexto de limitación en el uso del plástico.

Afortunadamente, cada vez es más fácil para las empresas adaptarse a los envases de papel. Si tienes una empresa que se dedica al sector de la alimentación a continuación te damos algunos consejos para que realices la transición, si aún no lo has hecho:

  • Busca empresas consolidadas en el sector del envasado. Algunas de estas empresas, como Envases del Mediterráneo, llevan años en un proceso de adaptación para ofrecer un alto porcentaje de productos biodegradables. Acudir a estos proveedores especializados facilitará que encuentres el producto que necesitas para tu negocio.
  • Busca el tipo de envase que mejor se adapte a la comida que sirves. Puede ser papel Kraft, papel vegetal, cartón Kraft o envases de plástico, puesto que la nueva ley permite algunos plásticos biodegradables y fácilmente reciclables como los plásticos reciclables, los biodegradables y los compostables. Cada uno de ellos tiene características diferentes, que lo hacen más o menos aptos para envasar productos fríos o calientes o para calentar en el microondas.
  • Personaliza tus envases: este tipo de envases te da una oportunidad de consolidar tu imagen de marca a través del propio envase. Los envases y las bolsas son una forma de llegar al consumidor (también al cliente potencial) y fidelizarlo. Una buena empresa de envases te ofrecerá múltiples opciones.
  • Piensa en el envío a domicilio: cuando elijas un envase de papel, piensa en qué importancia tiene para tu negocio los envíos a domicilio. Hay diferentes opciones que se adaptan mejor o peor a este canal de venta.
  • Infórmate de cuáles son los materiales más seguros para alimentación: una buena empresa de envases te informará de qué requisitos debe cumplir el material de tus envases para ser seguro.

- Publicidad -