lunes, 17 enero 2022 16:25

La España de ferias y congresos, expectante: fuertes medidas e incertidumbre

España se ha convertido en un escenario ideal para albergar ferias y congresos, tanto de carácter nacional como internacional. Madrid, Barcelona, Málaga o Valencia, gracias a sus palacios de congresos y exposiciones -y sus infraestructuras- consiguen albergar miles de visitantes en sus diferentes eventos. Pero el covid sigue presente. Y un tradicional primer trimestre de año marcado por importantes ferias vuelve a resignarse convivir en la incertidumbre.

Tras un 2021 influido de manera directa por el covid, este inicio de 2022 nace relativamente torcido. Y pese a que muchas organizaciones declararon «éxitos absolutos» sus eventos del año pasado, la realidad de puertas para adentro fue otra. La semipresencialidad, las estrictas medidas de seguridad, la desconfianza… fue con coctel del que nadie pudo escapar. Este año, incluso con la vacuna como escudo, la situación recomienda ser precavido.

Lógicamente desde las organizaciones mandan mensajes de tranquilidad. Mantienen que todo está bajo control, y que son capaces de garantizar la seguridad. Pero los datos por el momento generan dudas, sobre todo quienes tienen sus eventos en fechas más próximas.

Esta semana se ha conocido que, finalmente, la elevada proporción en el número de contagios también es correlativa al número de hospitalizaciones. Hasta hace pocos días el mantra instalado era un «apenas pasa nada, es un resfriado»; pero el aumento disparado de casos ha vuelto a poner el foco en la cuestión sanitaria. Y aquí las empresas, verdaderas protagonistas de las ferias, tendrán un papel muy cauto. Tanto como lo han tenido a final de 2021, cuando muchas compañías suspendieron de manera masiva encuentros con medios de comunicación, tradicionales en fechas navideñas.

Las grandes ferias contienen la respiración ante el nuevo avance sanitario

Y aquí es donde se encuentra el arma de doble filo para estos eventos. Su verdadero valor reside en la característica profesional del mismo, bien en la exposición mediática; o con reuniones corporativas, ‘networking’, etc. Ambas cuestiones han sido solventadas de manera online tanto en 2020, como 2021. Con mejor o peor resultado, si la evolución de la pandemia no es positiva en los próximas semanas, muchas empresas empezarán a recelar. Además, están los ‘eventos paralelos’ más restringidos que siempre han organizado las empresas en el transcurso de las ferias y congresos, y ahora con mayor motivo.

Las grandes compañías, sobre todo, no querrán exponer a sus empleados y partners a reuniones y encuentros innecesarios, o que se pueden mover en el calendario. Esto choca frontalmente con las empresas gestoras de los palacios de congresos y ferias, cuya intención básica es que se lleven a cabo estos eventos con el mayor número de asistentes y de empresas presentes.

MADRID ABRE LA MECHA

Cuando apenas faltan un puñado de días para que se alce el telón en este tipo de eventos, en Ifema Madrid ya han dejado claro que todo seguirá la hoja de ruta prevista: Fitur empezará su sesión para profesionales el 19 de enero. Aseguran que tienen el visto bueno de todas las autoridades competentes en la materia.

Para ello, las medidas de seguridad volverán a ser máximas. Exigirá a todos los participantes de países adscritos al certificado covid digital europeo, su presentación y, a participantes de terceros países, el mismo requisito solicitado en frontera para obtener el ‘QR Spain Health’ que permite la entrada en España.

También se llevará a cabo el control de aforos en todos los pabellones, con sistemas automatizados de conteo de personas, y con un sistema inteligente digital para el análisis de espacios, aforos y comportamiento de asistentes, controlando en todo momento las aglomeraciones, además de exigir la obligatoriedad del uso de mascarilla en el interior de las instalaciones, y los controles de toma de temperatura que están implantados en todas sus ferias.

Casi un mes después, y con suficiente tiempo para valorar sanitariamente cómo ha podido ser el impacto en Fitur 2022, Madrid acogerá dos importantes eventos: ARCO y Tecnova Piscinas. A partir del 23 y 22 de febrero, respectivamente, el simbolismo de la primera, y la revolución sectorial de la segunda, ha convertido estas fechas en imprescindibles para sus asistentes.

BARCELONA NECESITA EL MOBILE

Algo más alejado en el tiempo, Barcelona espera celebrar la edición del Mobile World Congress (MWC) con normalidad. Aunque ellos mismos saben que esa normalidad no existirá, incluso el 28 de febrero, momento en el que se inicia una de las ferias de tecnología móvil más importantes del mundo.

Las medidas de seguridad serán muy severas, con la obligación de presentar un formulario de salud antes de llegar a la capital catalana. Asimismo, antes de entrar al recinto habrá que presentar la documentación relativa a la vacunación, así como pruebas diagnósticas de covid. De igual manera, independientemente del estado, todos los asistentes, expositores y visitantes deberán completar una declaración de salud diaria a través de la aplicación MWC antes de ingresar al reciento.

Antes del gran evento de la movilidad mundial, el 7 de febrero, los amantes del vino y su negocio tendrán una cita en el Barcelona Wine Week (BWW). Se trata de un evento esencial para un sector que, como todos los que tienen relación directa con la hostelería, ha tenido un gran impacto económico. Esta feria es esencial para su negocio.

EL RESTO DE ESPAÑA, A LA ESPERA

Madrid y Barcelona, por su importancia económica, recogen la mayor parte de los focos. Pero otras ciudades tienen en este primer trimestre del año importantes congresos y eventos. Un caso es Málaga, que el 7 de febrero tendrá una nueva edición del Salón de Innovación en Hostelería (H&T) donde espera, si todo va bien, reunir a cientos de profesionales para abordar la marcha de un sector que ha sido especialmente azotado por el covid.

Y un poco más tarde, el 24 de febrero, será turno del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). Uno de los eventos sanitarias marcados en rojo por su gran desarrollo en los últimos años. Aunque de nuevo, todo quedará condicionado por la evolución de la pandemia.

En el ámbito de la cultura, el 12 de febrero, en Valencia, se darán cita los Premios Goya, marcados por el evento online del año pasado, que pese a su buen funcionamiento, lógicamente dejó un sabor agridulce entre los incondicionales del evento.

Bajo este contexto se moverá España durante el primer trimestre de 2022. Todas las ferias están dispuestas y cuentan con toda la seguridad posible, pero al final serán las empresas quienes con su confianza determinen si los congresos han sido un éxito o no. Asimismo, el tiempo corre a favor de los eventos que empiezan más allá de mediados de febrero, donde las dosis de refuerzo de la vacuna pueden haber apaciguado el clima de nerviosismo que hay en estos momentos.


- Publicidad -