lunes, 17 enero 2022 17:18

Italia condena las ventas del cava español en plena campaña navideña

Si antes la Navidad estaba diferenciada entre quienes brindaban con champagne y quienes lo hacían con cava (salvando al núcleo fuerte de la sidra), ahora hay otra bebida que ha entrado en la guerra y, parece, la está ganando. Se trata del prosecco italiano. Tal está siendo su auge que incluso Freinexet se ha sumado a esta moda.

El ‘boom’ del vino prosecco no viene de ahora. Desde 2014 esta bebida le ha estado quitando cuota de mercado internacional a nuestro cava, especialmente en el mercado inglés. Pero no solo fuera de nuestras fronteras, en nuestro propio país el prosecco se ha ido haciendo un hueco. Según los datos que ofrece el Observatorio Español del Mercado del Vino, en los últimos años en España se han vendido casi 2 millones de litros de prosecco y obteniendo unos ingresos por ventas de 3,9 millones de euros.

Aunque el cava español ha tropezado a nivel internacional por el gran éxito del vino blanco seco italiano, el peor parado ha sido el champagne. Según publica el medio francés Les Echos, la venta de su bebida más famosa está cayendo en picado. Este último año su comercialización internacional ha descendido un 18%.

Este auge del prosecco está poniendo nerviosos a los productores de cava. Para la D.O. Cava, este vino seco no es una amenaza para sus licores. Sin embargo, sí que consideran que deben elaborar una campaña para hacer notar la diferencia entre ambas bebidas y resaltar las cualidades del cava frente al prosecco. Además, consideran que el vino italiano es «un producto genérico que lo saben vender», mientras que el cava catalán siempre ha tenido más categoría.

Freixenet ha vendido 15 millones de botellas de su modalidad de prosecco en 2021

FREIXENET SE SUMA A LA MODA DEL PROSECCO

A pesar de lo que puedan decir desde la denominación de origen, lo cierto es que viendo las decisiones que está tomando Freixenet, la empresa líder mundial en el sector del cava, hace pensar que el prosecco tiene una importancia mayor de la que le quieren dar desde el noreste del país.

Fue en 2017 cuando Freixenet decidió apostar por esta modalidad de vino sacando al mercado su colección Freinexet Prosecco. Esa apuesta fue uno de los grandes éxitos de la compañía. En solo dos años consiguieron ponerse como los líderes del sector gracias a esta bebida.

Actualmente ya comercializa alrededor de 15 millones de botellas de prosecco en todo el mundo, siendo su principal mercado Reino Unido. Y en los últimos tres años las ventas de los espumosos italianos con marca Freixenet, pese a la pandemia, han crecido entre un 30% y un 50%.

El éxito de esta nueva modalidad de Freixenet se debe, según comenta el vicepresidente y consejero delegado del grupo, Pere Ferrer, porque se trata de un producto atractivo para el consumidor. Algo sobre lo que debería reflexionar la D.O. Cava.

Una idea que subraya la responsable de marketing, Martina Obregón. «Los proseccos han tenido el mérito de desmitificar, desestacionalizar y hacer crecer el segmento de un mercado tan maduro como el de los vinos espumosos. Son una bebida muy democrática, mientras que el cava está más polarizado».

Aunque falta conocer las cifras de esta campaña de Navidad para saber si, un año más, el prosecco se ha impuesto al cava y el champagne en el mundo o no, lo que podemos afirmar es que este vino se está haciendo un hueco cada vez más importante dentro de nuestro país. Aunque hay más marcas, que Freinexet haga una apuesta tan firme por él es un signo inequívoco de su auge y rentabilidad.


- Publicidad -