sábado, 1 octubre 2022 6:54

Abertis salva las cuentas de una ACS con la deuda en aumento

Año duro el que ha vivido ACS. Las cuentas de la constructora todavía no han vuelto a la normalidad prepandemia. De hecho, en los nueve primeros meses del año, es decir, hasta septiembre, ganó 545 millones, un 29% menos que en 2019. Además, al contexto de pandemia se añade la incertidumbre entre los inversores sobre las decisiones que tomará tras hacerse efectiva la venta de su negocio industrial a Vinci por un total de 4.902 millones de euros. Pero ha sido Abertis quien ha salvado en este año a ACS, sobre todo por la recuperación del tráfico en sus autopistas.

Por otro lado, la deuda de la compañía española se elevó desde enero a septiembre del pasado año 894 millones de euros, lo que hace un total de 3.573 millones. Con los beneficios de la venta de Cobra podría borrarla de un plumazo, pero los planes de Florentino Pérez pasan por hacer más inversiones en lugar de intentar reducir la deuda que tiene su compañía. La empresa ya ha explicado en varias ocasiones sus intenciones por reforzar su sector de autopistas, con Abertis a la cabeza, que es el que ahora mismo le está generando mejores resultados.

Igualmente, y durante este pasado año, el grupo fracasó en su intento de hacerse con ASPI, las autopistas italianas controladas por Atlantia, lo que le ha llevado a poner sus ojos en otras concesiones. ACS realizó una oferta no vinculante por estas autopistas de 10.000 millones, pero finalmente su competidora CDP se lo llevó tras la desinversión ordenada por el Ejecutivo italiano.

Asimismo, la compañía ha vivido un mal año en Bolsa. El grupo ha perdido un 15,5% de su valor, hasta los 7.100 millones de euros. En general, ACS ha sido uno de los valores que más han sufrido en bolsa durante el 2021, cerrando el año con pérdidas del 13,19%, lo que ha dejado sus acciones en un precio de 23,57 euros. De hecho, todavía no se ha visto reflejado en su cotización la venta de sus Servicios.

Otro de los varapalos de este año ha sido la condena por parte del Juzgado de Primera Instancia número 26 de Madrid por las radiales de Madrid que quebraron durante la crisis financiera y tuvo que rescatar el gobierno. Tanto Abertis como ACS fueron condenadas al pago de 175 millones y 133 millones respectivamente. La compañía presidida por Florentino Pérez ya ha dejado claro que va a pelear esta decisión en los tribunales.

ACS fue condenada al pago de 133 millones por las radiales de Madrid que quebraron

ABERTIS, FOCO DE CRECIMIENTO

Desde hace ya algunos años el foco de la compañía está puesto en las autopistas, sin olvidar su principal sector, la construcción. Así pues, el área de autopistas de ACS viene siendo la de mayor esfuerzo inversor, según recoge la publicación PWF. Abertis ha supuesto un revulsivo en este año y es la que ha aupado los resultados que ha conseguido ACS. De hecho, ya supone casi el 10% del beneficio del grupo, mientras que se espera que en un futuro aumente su peso a pesar de que solo la mitad de la compañía es propiedad de ACS.

En este pasado año, se ha visto como el fin de las restricciones ha llevado a una mejoría en los datos de tráfico, que han crecido un 21% a la conclusión del tercer trimestre, así como en sus ingresos. Pero, de hecho, nuestro país no supone uno de las mayores fuentes de ingresos de la compañía, ya que solo tiene algo más de un 20%. Este año 2022 se espera que todo vuelva a la normalidad. A esto ayuda que el Ministerio de Transportes ha confirmado la subida de las tarifas en los peajes a partir del 1 de enero del 2022, y que será del 1,97 % en todas las autopistas de titularidad estatal. Entre ellas, la AP-6, gestionada en su totalidad por Abertis.

Por otro lado, uno de los puntos fuertes de la participada de ACS es que cuenta con 9.100 millones en efectivo y sin vencimientos de deuda significativos hasta 2023, algo de lo que no puede presumir ACS. Estos buenos números han supuestos que Abertis tire del carro de los resultados para que ACS cerrase los nueve primeros meses de 2021 con un incremento del beneficio del 24%.

2020 fue el año en el que Abertis entró por la puerta grande en Estados Unidos. La compañía se hizo con la concesión de la autopista ‘Elizabeth River Crossings’, en la región de Hampton Roads (Virginia, Estados Unidos) por unos 2.300 millones de dólares (unos 2.000 millones de euros). Por ahora, la concesión no le requiere de grandes inversiones, ya que está totalmente construido, y tiene una duración de 50 años, hasta abril de 2070. Según el consejero delegado de Abertis, José Aljaro, «esta adquisición representa un paso más en la ambiciosa estrategia de crecimiento de Abertis».


- Publicidad -