lunes, 3 octubre 2022 14:19

El motor tira la puerta del s. XXI: inteligencia artifial y nuevos negocios

Decía una canción del mítico grupo El canto del loco que «ya nada volverá a ser como antes». En el sector del motor lo tienen muy claro. La tecnología, el 5G, las nuevas formas de seguridad, los negocios paralelos sobre el propio sector, la inteligencia artificial… la reinvención definitiva del mundo del coche ha llegado. Los primeros que lo tienen claro son los conductores.

Un ejemplo lo hemos conocido estas días. Un 55% de los españoles se muestra interesado en la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA) en los coches y solo un 17% muestra desdén hacia dicho asunto, según un estudio elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (Ontsi), entidad dependiente de Red.es.

Dicho estudio señala que este interés es especialmente intenso entre los jóvenes de entre 25 y 34 años, que son el segmento poblacional que muestra mayor atención a dicho asunto. A la hora de valorar la seguridad percibida, el 67% de la población encuestada considera que la incorporación de este tipo de aplicaciones en los automóviles no supone un peligro ni para los ocupantes del vehículo ni para el resto de los vehículos o viandantes. De esta forma, la percepción media de seguridad es de 5, una puntuación bastante más baja que la del interés que despierta.

Es decir, los conductores de nueva generación quieren un tipo distinto de coche. Quieren que la tecnología que les acompaña en su vida cotidiana esté también implementada dentro del vehículo. Y la inteligencia artificial es solo un ejemplo. Sobre todo porque el siguiente gran paso llegará con la propia capacidad autónoma que la industria del motor introduzca.

QUÉ EVOLUCIÓN VEREMOS DEL COCHE AUTÓNOMO

Los coches autónomos son aquellos que pueden realizar trayectos sin conductores humanos, imitando sus facultades, pero existen diferentes niveles de conducción autónoma distintos, algunos de los cuáles ya se han implementado en las carreteras de nuestro país, así como otros que todavía se encuentran en vías de desarrollo y de experimentación, pero que de cara al futuro pueden suponer la creación de un gran número de negocios innovadores relacionados con este tipo de tecnología.

Encontramos, por ejemplo en el primer nivel, los coches autónomos con limitador de velocidad o velocidad crucero, así como vehículos con limitadores en la dirección en el segundo nivel. Del mismo modo, en el tercer nivel de conducción autónoma encontramos los vehículos que son capaces de circular por ellos mismos en entornos controlados como autopistas, pero con los que los conductores pueden recuperar el control siempre que lo necesiten.

En el cuarto nivel están los vehículos que ya pueden moverse de manera autónoma sin necesidad de contar con conductores humanos ni con supervisión, aunque sólo en algunas circunstancias, como por ejemplo para aparcar, mientras que para el resto de la conducción requieren todavía de conductores humanos para garantizar su buen funcionamiento seguro. En el quinto nivel ya hablamos de los coches totalmente autónomos, con su máximo potencial. Estos coches son capaces de circular por autovías y por la ciudad sin requerir de la ayuda de ningún ser humano.

Estos últimos modelos aún se encuentran en fase de desarrollo y de perfeccionamiento, pero sin duda podrán abrir muchísimos nuevos negocios en el futuro y ofrecer a las empresas una gran oportunidad de innovar en el ámbito de la conducción remota.

¿EXISTE NEGOCIO PARA TANTA INNOVACIÓN?

De esta manera, alrededor de los coches autónomos sin conductores humanos encontramos diferentes posibilidades de negocio que ofrecerán grandes oportunidades para abrirse hueco en el mercado a todas aquellas startups y emprendedores que sean capaces de desarrollar negocios innovadores adaptados a estas nuevas realidades. Cabe reseñar que tanto Google como otras muchas empresas tecnológicas se encuentran implicadas en el desarrollo de vehículos autónomos.

Hablamos de empresas tan diferentes como Microsoft, Uber o BMW, pero los coches autónomos no ofrecen únicamente oportunidades de negocio a las grandes empresas, sino que ofrecen la posibilidad de crear nuevas industrias y negocios interesantes para pequeñas y medianas empresas, así como a emprendedores y start-ups que busquen desarrollar nuevos servicios y aplicaciones entorno a los vehículos o coches autónomos sin conductores humanos.

De esta manera, encontramos por ejemplo negocios de abogados y de técnicos especializados en la asistencia a las empresas para poder implantar este tipo de tecnología cumpliendo de manera legal con toda la legislación vigente en torno a este tema.

Por otro lado, otros nuevos negocios que podrían abrir los coches autónomos sin conductores humanos son los especializados en investigación y desarrollo de software y de aplicaciones que se especialicen en este tipo de vehículos. Muchos negocios pequeños ya están elaborando tecnología sin cables o tecnología de detección de movimientos.

Del mismo modo, se abre también un gran campo de negocio en torno a los seguros de coche adaptados a este tipo de tecnología, de cara a cumplir con las nuevas normativas vigentes cuando se empiece a normalizar la utilización de los coches autónomos en nuestro país. Por último, es posible el desarrollo de una gran industria en torno al desarrollo de servicios de entretenimiento, de geolocalización y de integración de terceros para los coches autónomos.


- Publicidad -