lunes, 24 enero 2022 18:41

El Gobierno estrena el PERTE del vehículo eléctrico con 3.000 M€

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ya ha publicado la orden de bases por la que se regirá la concesión de ayudas correspondientes a la parte industrial del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE_VEC) por un importe de 2.975 millones de euros, ha informado el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

La publicación de esta orden se produce tras haber recibido el PERTE la autorización de la Comisión Europea y haber pasado por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

«Con el paso que damos, el Gobierno cumple con su compromiso de tener lista la estructura del proyecto estratégico antes de fin de año y ya contamos con un esquema de ayudas específico que son el corazón del PERTE», ha destacado la ministra de Industria, Reyes Maroto.

La ministra ha subrayado que el reciente visto bueno de la Comisión Europea al PERTE del vehículo eléctrico permitirá incrementar la intensidad de las ayudas públicas para los proyectos que se aprueben, «lo que va a favorecer la atracción de inversiones a España y reforzar todo el ecosistema de automoción español».

El vehículo eléctrico se enfrenta a uno de sus años decisivos

Este PERTE lo estaban esperando como agua de mayo todo el sector automovilístico, que desde que estallase la pandemia está viendo como su situación cada vez se vuelve más negra. Un problema que se ha incrementado con la crisis de microchips. Muchas de las fábricas llevan paradas casi un año y ven como su supervivencia pende de un hilo. Estas ayudas pueden hacer que las marcas se decanten por España para la fabricación de coches eléctricos, como está sopesando Ford en Valencia, lo que hará que se mantenga abierta.

El presupuesto máximo de las ayudas a conceder bajo esta orden para el periodo 2021-2023 será de un total de 2.975 millones de euros, de los que 1.425 millones serán en forma de préstamo y 1.550 millones en forma de subvenciones. Se espera que estas ayudas movilicen una inversión privada de 11.900 millones de euros.

Las ayudas previstas en esta orden abarcan su concesión en el periodo 2021-2023, ambos incluidos, con un plazo máximo de realización hasta el 30 de septiembre de 2025. Además, éstas podrán tener carácter plurianual y formalizarse como préstamos a través del presupuesto nacional, subvenciones con financiación del mecanismo de recuperación y resiliencia o como una combinación de ambos.

El establecimiento de las bases reguladoras para la selección y concesión, en régimen de concurrencia competitiva, de las ayudas correspondientes, es el paso previo a la publicación de la convocatoria que abrirá los plazos para la presentación de los proyectos.

Estas ayudas se complementarán con las ayudas del Plan Moves, el Programa Moves Proyectos singulares, el programa tecnológico de movilidad sostenible del CDTI, inteligencia artificial y vehículo conectado hasta llegar a los 4.300 millones de euros.

De esta manera, el desarrollo del proyecto prevé una inversión total de más de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023 entre inversiones públicas y privadas con el objetivo de crear el ecosistema necesario para que se pueda fabricar y desarrollar de manera integral el vehículo eléctrico y conectado en España.

MODELO COLABORATIVO DE SOLICITUDES

La orden establece un modelo colaborativo de solicitud, de forma que las entidades interesadas en presentar una solicitud se deberán constituir como una agrupación de empresas sin personalidad jurídica y suscribir con carácter previo un acuerdo interno.

Las solicitudes denominadas proyectos tractores deberán incluir proyectos primarios que involucren a varios eslabones de la cadena de valor del sector, y dentro de los bloques obligatorios, así como alguno de los opcionales y los transversales definidos en el Acuerdo de Consejo de Ministros de 13 de julio de 2021.

Los bloques industriales de carácter obligatorio son la fabricación de equipos originales y ensamblaje (OEM); fabricación de baterías o pilas de hidrógeno, y la fabricación de otros componentes esenciales adaptados al vehículo eléctrico y conectado.

Por su parte, los bloques de carácter adicional, complementarios a los obligatorios, son la fabricación de componentes del vehículo inteligente, la conectividad del vehículo eléctrico y la fabricación de sistemas de recarga. Asimismo, los bloques transversales de carácter obligatorio son el Plan de Economía Circular, el Plan de Digitalización y el Plan de Formación y Reciclaje Profesional.

¿QUIÉNES SE PUEDEN BENEFICIAR DE LAS AYUDAS?

Los beneficiarios de estas ayudas serán agrupaciones sin personalidad jurídica propia que cumplan tanto las condiciones generales que establece el Real Decreto-ley 36/2020, como las particulares que fija la orden de bases.

Entre ellas se establece que sus miembros serán entidades personas jurídicas, públicas o privadas, con personalidad jurídica propia, legalmente constituidas en España y debidamente inscritas en el registro correspondiente, con independencia de su forma jurídica y su tamaño.

Estas agrupaciones deben estar organizadas en torno al sector industrial de automoción con una combinación, como mínimo de cinco entidades jurídicas diferenciadas que no pertenezcan al mismo grupo empresarial, ni constituir empresas controladas en igualdad de condiciones por dos cualesquiera de las entidades participantes que formen parte de la agrupación.

De las entidades participantes, al menos una de ellas, pertenecerá al CNAE 291 (Fabricación de vehículos de motor), y otra pertenecerá al CNAE 293 (Fabricación de componentes, piezas y accesorios para vehículos de motor).

La agrupación debe estar integrada, al menos, por un 40% de pymes, deberá contar con la colaboración de, al menos, un proveedor de tecnología y/o conocimiento y que como tal, tenga la capacidad técnica y organizativa suficiente para la realización de las actividades de I+D+i que incorpore el proyecto tractor. Esta entidad proveedora de conocimiento puede ser una de las empresas.

Además, deberán tener implantación en un ámbito geográfico que abarque al menos dos comunidades autónomas. Cada proyecto primario se clasificará en una de las cuatro líneas establecidas (I+D+i, Innovación en Sostenibilidad y Eficiencia Energética; ayudas regionales a la inversión en zonas asistidas, y ayudas a la formación).

El PERTE_VEC es el el primer plan presentado por el Gobierno español, a través del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y que, tras la autorización por parte de la Comisión Europa hace unas semanas, será financiado, en parte, con los fondos europeos.

El proyecto va dirigido a uno de los sectores estratégicos de la economía española, con un efecto tractor por su peso en el PIB nacional y el empleo directo e indirecto y su aportación a la balanza comercial, destaca Industria. España es el segundo fabricante europeo de vehículos y el noveno a nivel mundial. Representa el 11% de la cifra de negocios del total industrial. La automoción supone el cuarto sector exportador y representa el 15% del total de las exportaciones españolas.


- Publicidad -