lunes, 15 agosto 2022 15:02

La dura verdad que dibuja Tesla: el vehículo eléctrico es un espejismo

A tan solo unas horas de cerrar el año, podemos afirmar que Tesla es la marca eléctrica más vendida del año. En concreto, es su coche Model 3 el que ha ostentado el primer puesto superando a fabricantes europeos como Peugeot. Sin embargo, resulta llamativo que este haya sido el vehículo escogido por los usuarios teniendo en cuenta que su precio parte de los 47.000 euros.

A falta de los números de diciembre que no podremos conocer hasta el próximo año, el Tesla Model 3 se ha convertido en el coche eléctrico más vendido del año siendo el vehículo que, mes a mes, más unidades ha sacado al mercado. En concreto, ha matriculado cerca de 2.500 coches en España, lo que significa que ha crecido más de un 160% respecto al mismo periodo de 2020 según los datos que ofrece la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones.

Entre enero y noviembre, se han matriculado un total de 20.183 turismos y todoterrenos eléctricos, lo que supone un 48,39% más respecto a los mismos meses del pasado año. Por detrás de Tesla, los coches eléctricos más vendidos han sido el Kia Niro, el Renault ZOE y el Peugeot 208.

Los vehículos de estas tres marcas son bastante más asequibles que el Tesla Model 3 y, sin embargo, no han conseguido arrebatarle el liderazgo. Concretamente, el Kia Niro es el más barato de los cuatro modelos, con un precio que parte desde los 20.000 euros. Las marcas francesas elevan un poco más el coste, con el Renault comercializándose desde los 27.000 euros y el Peugeot desde los 33.000.

Tesla es el coche que los españoles aspiran a tener, esta es la principal baza de la marca

27.000 EUROS DE DIFERENCIA ENTRE TESLA Y KIA

Esta diferencia de más de 27.000 euros entre Kia y Tesla pone de manifiesto que el vehículo eléctrico está lejos de ser para todos los bolsillos. Las personas que han decidido hacerse con un VEH durante este 2021 se han decantado por una marca ‘premium’ y especializada en la fabricación de este tipo de vehículos.

Es cierto que con el Plan Moves III del Gobierno, los compradores de este exclusivo modelo pueden ahorrarse hasta 7.000 euros. Aun así, el precio del Tesla más básico se quedaría en los 40.000 euros, mucho más caro que cualquiera de sus competidores.

Es cierto que Tesla se ha convertido en un referente en materia de vehículos eléctricos. Sin embargo, la compañía está orientada a un público con un alto poder adquisitivo. Tampoco podemos olvidar que la compañía se ha convertido en una marca de corte aspiracional, es decir, buena parte de la población fantasea con poder tener algún día uno de los modelos de Tesla.

Este espíritu ha hecho que la sociedad española interesada en los coches eléctricos se haya decantado por el más barato de los vehículos que ofrece Tesla. Esa es la manera que tienen de entrar dentro del universo creado por Elon Musk y que tantas miradas atrae, incluida la de los inversores.

Sin embargo, esto choca con la promesa que ha realizado el Gobierno ante la Unión Europea. El Ejecutivo se ha comprometido a que, para 2030, haya más de cinco millones de VEH en circulación por nuestras carreteras. Con los precios que actualmente manejan estos coches resulta prácticamente imposible que la mayoría de españoles puedan hacerse con uno de estos vehículos.

TESLA APUESTA POR EL MODELO ‘PREMIUM LOW COST’

Está claro que Tesla es el claro dominante del mercado de los vehículos eléctricos tanto en Estados Unidos, su país natal, como en Europa. Esta posición se va a incrementar de cara a 2023 con la incorporación de un modelo más barato que el actual Model 3.

Tesla lleva años queriendo introducirse en el mundo de los VEH ‘premium low cost’. Aunque ya quisieron hacer la incursión con el Model 3, su precio deja claro que no lo consiguieron. Es por eso que la marca de automóviles estadounidenses va a lanzar al mercado un modelo por debajo del actual y que presumiblemente se llamará Model 2.

La compañía tiene la idea de que se convierta en el rival directo del Volkswagen ID.3. Sin embargo, lo más suculento de este vehículo será su precio. Según la compañía, el precio de salida se situará en los 25.000 euros. Con ese coste, Tesla busca ser todo un ‘super’ ventas y convertirse también en ‘la marca del pueblo’. Este es el último empujón que necesita Tesla para hacerse con todo el mercado.

Sin embargo, ese precio sigue siendo elevado, lo que pone de manifiesto que, hasta que los costes de fabricación no se abaraten y eso se refleje en el precio final de los vehículos, conseguir que la mayor parte de la población española conduzca uno de estos coches es todo un espejismo.


- Publicidad -