sábado, 25 junio 2022 21:53

Conjura empresarial para tratar de salvar los concesionarios

La subida de la electricidad y del gas junto a la sexta ola de coronavirus con la variante omicron comienzan a tener efectos devastadores en la industria europea. Varias fábricas del Este han cerrado sus puertas para esquivar los altos precios de los suministros. En la automoción, se suma los problema de los cuellos de botella y la falta de microchips, que han reducido la producción. Los concesionarios también se encuentran entre los damnificados.

Según los últimos datos ofrecidos por Faconauto, los márgenes de rentabilidad se estrechan aún más. Apenas alcanzará el 1% este año y las estimaciones de ventas apuntan a un escenario negro. El pasado 2020, la red de concesionarios en España generó unos ingresos de 35.859 millones de euros, una brusca caída del 19% en comparación con los 44.207 millones facturados en 2019.

La crisis y los cierres decretados por el Gobierno supusieron la pérdida de 8.000 empleos. Si bien, los datos de este 2021 son más esperanzadores de los que apuntaban las previsiones iniciales. El mercado cerrará en tablas cuando se esperaba un importante retroceso. De cara al 2022, los cuellos de botella seguirán siendo la tónica durante los seis primeros meses del año, por lo que habrá que esperar si volverá a registrarse el millón de matriculaciones.

LAS MARCAS PREFIEREN LA VENTA DIRECTA

Las matriculaciones de vehículos no se recuperarán hasta 2024, cuando esté en marcha el cambio en la movilidad hacia el vehículo eléctrico.

coche nuevo, coche de km 0, coche de cortesía, coche seminuevo

El frenazo en la recuperación del sector del automóvil no invita al optimismo. Las ventas de automóviles se han estancado también en este 2021. Apenas se han vendido 850.000 vehículos y la proyección más optimista pasa por un incremento del 13% para el próximo año, hasta unas 965.000 unidades. Este dato es un 23% inferior al registrado en 2019, cuando las ventas de vehículos descendieron casi un 5% respecto al 2018.

Las marcas ya no nos buscan tras la fortísima caída de ventas en 2020

El motivo es que los compradores están esperando al vehículo eléctrico para cambiar su coche. Según fuentes del sector consultadas por MERCA2, “la demanda es elevada en este momento, pero la tardanza en recibir el vehículo está desesperando a los clientes”. Otras fuentes apuntan a lo inevitable: “Las marcas ya no nos buscan tras la fortísima caída de ventas en 2020”.

Así, se están produciendo los primeros cierres de cadenas de concesionarios, como ha ocurrido en Galicia con Noyamóvil. Y es que, los concesionarios están llamados a transformarse o quedarse en el camino. De este sector dependen actualmente 152.000 empleos y las principales patronales se han conjurado en Cataluña para tratar de evitar despidos masivos y mantener la cohesión en Cataluña.

CUMBRE EN CATALUÑA, DONDE EL CONCESIONARIO ES CRUCIAL

Los presidentes de Foment y Faconauto, Josep Sánchez Llibre y Gerardo Pérez, han abordado el momento en el que atraviesan el sector de la distribución y los talleres, así como sus retos de cara a afrontar la nueva transición ecológica. Ambos han defendido la necesidad de mantener este tejido empresarial por su capacidad laboral, pero los talleres tienen ahora el reto de cambiar el oficio y el tiempo corre en su contra. Según Pérez, se trata de “empleo de calidad y de carácter indefinido”. En resumen, que crea riqueza en toda España.

A su juicio, los concesionarios y talleres salvaguardan la riqueza local, pero su futuro pasa irremediablemente por la digitalización y transición ecológica. Eso sí, según ha apuntado Sánchez Llibre, el futuro de la automoción pasa por impulsar el talento y la cohesión territorial.

En este sentido, el máximo dirigente de Faconauto ha puesto a los concesionarios como los auténticos vertebradores sociales, al estar presentes en numerosos municipios, con inversiones 100% nacionales, sin deslocalizaciones. Sin embargo, los fabricantes están cambiando este modelo de negocio a pasos agigantados. Marcas como Volvo sólo venden sus vehículos eléctricos a través de Internet, sin necesidad de mantener una sede física. Y este es el modelo quizá del futuro en España. En Noruega, Seat sólo vende sus vehículos a través de Internet. Y es que, el comercio electrónico está ganando terreno de forma significativa a la venta física.

Sin ir más lejos, Stellantis, el grupo al que pertenece Peugeot, cerrará 129 concesionarios en España a partir de 2023. Es el 39% del grupo. Del total, 31 son de Citroën, 5 de DS, 23 de Peugeot y casi la mitad de Fiat, Alfa Romeo y Jeep. También bajarán la persiana otros 35 de Opel.

ACOSTUMBRAR AL CONSUMIDOR ESPAÑOL A COMPRAR ONLINE

Sin embargo, a la hora de comprar un vehículo, al menos en España, al cliente le gusta probarlo, verlo, tocarlo, palparlo. Que se ajuste a las necesidades del conductor ‘in situ’, y no averiguar sus especificaciones a través de Internet. Todo el proceso de compra se podría realizar después online, evitando así trámites administrativos firmando numerosos papeles. Otras marcas en España como Citroën, Peugeot, Opel, DS, Fiat y Jeep han apostado por este tipo de venta, eso sí con descuentos para intentar cambiar los hábitos de los consumidores.

Para el dirigente de Faconauto, tanto las empresas como los trabajadores “necesitamos aliados que empujen la actividad económica creadora de riqueza local, responsable y sostenible”. A su juicio, el empleo será la pieza clave. Así, ha reivindicado el papel de la patronal “en la transformación del país”.

La industria automovilística en España supone el 11% del PIB y su ocupación supone el 9% de la fuerza laboral en España, especialmente en Cataluña, con más de 15.000 empleos directos solo en Seat, a los que hay que contar empresas dedicadas a los componentes del automóvil, y descontar, por el momento, a los más de 1.600 afectados por la salida de Nissan de Cataluña.

España es el octavo país del mundo en fabricación de automóviles y el segundo de Europa, tan sólo superado por Alemania. Para Sánchez Llibre es esencial “contribuir a la descarbonización y la digitalización del sector“. En este sentido, espera la llegada de los fondos europeos Next Generation al ser “una gran oportunidad también para el sector”.


- Publicidad -