lunes, 6 febrero 2023 4:06

Henkell abre las puertas internacionales a Freixenet ante un incierto 2022

La alianza de Freixenet con la empresa alemana Henkell ha sido todo un acierto. Este año, la compañía de cava más famosa de España ha alcanzado su récord histórico con la venta de 100 millones de botellas a nivel internacional en 2021. Parece que la compañía va viento en popa, aunque mira con recelo al próximo año ante el aumento de los costes.

Henkell ha supuesto un antes y un después para Freixenet. Los alemanes le han abierto las puertas del mercado internacional, especialmente el de Alemania y Reino Unido. Estas dos de las regiones se han convertido en los grandes motores de venta para la compañía de las burbujas más televisivas.

Freixenet no tuvo más remedio que lanzarse al mercado internacional tras el estallido de la Covid-19. «Al inicio de la pandemia ya vimos que en España sería imposible compensar las ventas sin 90 millones de turistas, pero fuimos a buscarles a su casa, en sus países», explica Pedro Ferrer, vicepresidente y consejero delegado de Freixenet.

Sin embargo, parece que las tornas se han invertido y la compañía de cava cada vez se encuentra más alejada del mercado español. En la actualidad, la exportación de botellas Freixenet conforma el 80% de las ventas de la compañía a nivel global. A pesar del gran volumen de negocio internacional, la Navidad sigue siendo el punto fuerte de la empresa catalana en España. Solo durante la etapa navideña, Freixenet genera el 30% de sus ventas anuales en España. Además, sigue siendo el cava por antonomasia en nuestro territorio teniendo el 20% de la cuota de mercado y siendo la líder en su sector.

Freixenet y Henkell, récord histórico con la exportación de 100 millones de botellas

FREIXENET AMPLÍA SUS CAVAS

Sin embargo, Freixenet no quiere detenerse aquí y ya se ha establecido retos para el próximo año. La compañía con sede en Sant Sadurní d’Anoia prevé que las ventas internacionales superen las de este 2021 y que las botellas comercializadas a nivel global superen el 85%.

Además, en España, la compañía considera que las cosas están modificándose y que los tiempos de consumo han variado. «El comportamiento del consumidor español está cambiando, dando paso al consumo de cava en otros periodos del año», afirma el vicepresidente y consejero delegado de Freixenet.

Todos estos cambios, tanto nacionales como internacionales, se están produciendo, en parte, por las mejoras de Freixenet en sus fábricas haciendo que puedan producir una mayor cantidad de botellas y abastecer de esta manera toda la demanda. En concreto, el mayor productor de cava de España tiene un proyecto para los próximos tres años en los que invertirá 30 millones de euros en ampliar las cavas de Sant Sadurní d’Anoia.

Esta inversión es la más grande que ha hecho la compañía en las últimas dos décadas. El objetivo que tiene Freixenet con esta ampliación es aumentar su capacidad un 35% y la posibilidad de albergar 35 millones de botellas adicionales en sus instalaciones. Además de esto, Freixenet también ha anunciado que construirá una nueva línea de degüello capaz de gestionar 15.000 botellas por hora. Los directivos garantizan que ya necesitaban esta ampliación para poder almacenar más botellas y abastecer el aumento de demanda que han tenido desde el año 2000 hasta ahora.

Esta buena fortuna puede truncarse en 2022. La crisis de abastecimiento sobrevuela a la compañía. El colchón obtenido este año puede que merme el que viene. «Habrá que ver qué pasa en 2022, porque el aumento de costes empieza a preocupar: cartón, papel, botellas, energía, logística, etc., todas las empresas están pensando en trasladar este aumento de costes, son incertidumbres», concluye Ferrer.


- Publicidad -