miércoles, 19 enero 2022 19:57

Técnicas Reunidas, a la espera de las ayudas de la SEPI llega a 3.300 M€ en contratos

Técnicas Reunidas, la empresa de servicios de ingeniería, ha sufrido un duro revés en su negocio debido a la pandemia. La compañía tuvo que pelear por el desplome de los precios del petróleo en 2016 y posteriormente el impacto del Covid fue magnificado por la cancelación sin precedentes de un proyecto que estaba a punto de terminar. En total han sido 4.000 millones de euros en proyectos que se han retrasado mientras que los costes han aumentado.

Pero la compañía empieza a levantar cabeza. Técnicas está ahora mismo atravesando una buena racha y todo apunta a que será capaz de alcanzar el objetivo. De hecho, tras conseguir adjudicarse un contrato con el Gobierno de Qatar de 430 millones de euros en agosto para ampliar la producción de gas licuado en el país, el total de contratos cerrados por la firma con distintos clientes este año asciende a 3.300 millones. Esto supone un 82,5% del total que tiene marcado la firma como objetivo para este año: 4.000 millones de euros.

Esta cartera de pedidos ha permitido a la empresa proyectar un crecimiento de los ingresos de alrededor del 30% en 2022 y un aumento de la productividad. Igualmente, se esperan nuevas entradas de proyectos que impulsarán el crecimiento de los ingresos en un 25% más a medio plazo. Así mismo, una mejora de los balances y un nuevo préstamo del gobierno que lo refuerce podría cambiar la mala suerte que ha tenido la empresa en los últimos años.  

La compañía tuvo que posponer la recuperación del margen operativo (margen ebit) del 4%, y también a pedir 290 millones, este verano, a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Desde los máximos del ejercicio 2021 que se tocaron en marzo pierde un 43%, mientras que en el conjunto del año retrocede cerca del 29%. La mala temporada que ha vivido hasta que ha visto la luz al final del túnel castigaron duramente la cotización de la compañía en estos últimos meses.

La cotización de la compañía se ha visto golpeada por esta mala racha

LENTO DESPEGUE

En el penúltimo trimestre la compañía empezó a mostrar signos de recuperación. Sus ingresos fueron de 2.104 millones, un 25,1% menos que a septiembre del año pasado, mientras que el ebit, de 148 millones con signo negativo, mostraba algo de positividad. Parte de ello es por las adjudicaciones que se ha llevado, entre las que destacan la nueva planta petroquímica de Sasa Polyester (Turquía); la de biocombustible para G.I.Dynamics (Holanda); o la de olefinas para PKN Orlen (Polonia).

Este tercer trimestre tuvo un equilibrio en las cuentas mientras que las estimaciones para el 31 de diciembre pasan por superar los 3.000 millones en ingresos y alcanzar los 4.000 millones en adjudicaciones. Ya para 2022, Técnicas Reunidas espera pasar de los 4.000 millones en ambos casos y obtener un margen ebit superior al 2%.

Igualmente, el objetivo a medio plazo de un ebit superior a 200 millones de euros es significativo en relación con una capitalización bursátil que se sitúa justo por encima de los 400 millones de euros. Esto, según los analistas, permitiría que la compañía realizara inversiones en un futuro. Según un informe de Barclays, la compañía tiene «una sólida base para 2022, que también se beneficiará de la reanudación de los 4.000 millones de euros de proyectos retrasados».


- Publicidad -