miércoles, 19 enero 2022 22:21

Abanca prejubilará al 60% de los afectados por el nuevo ajuste

La adquisición del negocio en España de Novo Banco y de Bankoa por parte de Abanca supondrá la salida de 370 personas, según fuentes de la negociación abierta entre el banco y los sindicatos. Habrá 220 empleados que salgan mediante prejubilación voluntaria. Los 150 restantes tendrán dos opciones: baja voluntaria o traslado.

ACUERDO ALCANZADO

El periodo de consultas (forrmal) para negociar el nuevo ajuste está en marcha desde el día 14 de diciembre, si bien las partes ya tienen buena parte del camino recorrido. Y es que la mayoría de la representación sindical de la plantilla de Abanca (UGT, CC.OO y SIB-sf) firmó el pasado día nueve de diciembre un acuerdo de desvinculaciones por mutuo acuerdo a través del acceso a la prejubilación de las personas que trabajen en las provincias de A Coruña, Asturias, Barcelona, Guipúzcoa, León, Lugo, Madrid, Málaga, Ourense, Pontevedra, Sevilla, Valencia y Vizcaya. «Es un acuerdo que sientas la bases, es una línea a seguir porque aún quedan temas pendientes de negociar y cerrar», indicaron fuentes de UGT en Abanca.

Los empleados se pueden apuntar hasta el día 24 de diciembre. Ahora bien, UGT recuerda que «este pacto colectivo queda condicionado y diferido a la conclusión con acuerdo del periodo de consultas». En este periodo «se negociará la salida de 150 personas, así como la armonización de condiciones de las plantillas procedentes de Bankoa y Novo Banco».

Los trabajadores se pueden adherir al acuerdo hasta el día 24 de diciembre

PUERTA ABIERTA A NUEVAS SALIDAS

Según el pacto alcanzado, se establece la adhesión voluntaria para las personas que a 31 de diciembre de 2022 tengan entre 55 y 58 años y una antigüedad de más de 10 años. La entidad podrá, en función de las necesidades de cada momento, aceptar solicitudes de prejubilación, en las mismas condiciones de este acuerdo, durante los ejercicios 2023 y 2024. Fuentes de los sindicatos señalan que esto deja las puertas abiertas a nuevas prejubilaciones, sobre todo en caso de que el número de trabajadores que se apunten superen a los excedentes.

Según fuentes sindicales, con el excedente planteado, el banco acepta 220 prejubilaciones, mientras que, sobre el papel, hay 150 personas de menos de 55 años que o bien optarán por su salida o bien por un traslado, aunque este último punto lo ven complicado fuentes sindicales. «El banco no necesita los servicios centrales de Bankoa y Novo Banco. «Las salidas en el País Vasco se resolverán sin problema, pero las de Madrid es otra historia», apuntan fuentes sindicales. El problema es que «Madrid ya no da más de sí para que haya recolocaciones y los que sobren en esta comunidad solo tendrán dos opciones: irse de modo voluntario o el traslado. Lo quienes viven en Madrid no suelen estar por la labor de dejar la región», indican fuentes conocedoras de la situación.

Un punto importante de cara a lograr adhesiones es que habrá un plan de recolocación para quienes dejen la entidad, según ha sabido MERCA en fuentes sindicales.

En Novo Banco hay pocos empleados que puedan apuntarse a la prejubilación

PIRÁMIDE DE EDAD

La dificultad viene por el lado de la pirámide de edad. «Novo Banco ya hizo ajustes y tiene pocos empleados de edad que puedan entran en las prejubilaciones. Por ello, la clave va a ser que Abanca haga una buena propuesta económica, ya que la gente que vive en Madrid difícilmente va a aceptar un traslado», apuntan.

La cuestión es si se podrán evitar los despidos forzosos si no se consigue completar las salidas con adhesiones voluntarias. En este sentido, estas fuentes señalan que Abanca podría buscar el modo de que hubiera más gente que se pudiera prejubilar para facilitar que cuadren los excedentes y las bajas.

PORCENTAJES DEL SALARIO BRUTO

La prejubilación se realizará mediante un acuerdo individual de extinción del contrato de trabajo, al amparo de lo dispuesto en el artículo 49.1 del Estatuto de los Trabajadores. Se aplicará, sobre el salario bruto fijo el porcentaje correspondiente a la edad que se tenga en cada momento, desde la fecha de extinción del contrato hasta que se cumplan 63 años.

Los porcentajes se aplicarán de forma progresiva. Los empleados de 55, 56, 57 y 58 años recibirán el 70% del sueldo bruto. En el caso que alguien acceda a la prejubilación antes de cumplir 55 años se aplicará el 70% hasta cumplir esta edad. Mientras los trabajadores de 59 años recibirán el 71% del bruto, que será el 72% para los de 60 años, el 75% para los de 61 años y el 80% para los de 62 años.

LOS TRABAJADORES CONTARÁN CON CONVENIO ESPECIAL CON LA SEGURIDAD SOCIAL

COMPENSACIONES A LOS 63 AÑOS

Habrá Convenio Especial con la Seguridad Social. Este convenio lo deberá suscribir la persona que acceda a la prejubilación hasta que cumpla 63 años. No obstante,se podrá ampliar durante un máximo de seis meses más en caso de que a dicha edad no pudiera acceder a la jubilación anticipada. La base de cotización se incrementará cada año en el mismo porcentaje en que aumente la base máxima de cotización, con el límite del 2% anual.

Aquellas personas que tengan cumplidos 63 años o más en el momento de extinción del contrato tendrán una compensación equivalente a 20 días de salario bruto fijo anual, con el límite de 12 mensualidades.

En virtud de lo pactado, Abanca mantendrá las condiciones de los préstamos y créditos vivos en el momento de la extinción del contrato hasta su total amortización. Se tendrá derecho a las condiciones de la oferta financiera establecida en el banco para el personal en activo, prejubilado y pasivo.


- Publicidad -