lunes, 17 enero 2022 16:11

Las promotoras alejan el fantasma de la crisis en medio de la recuperación

Tras la grave crisis de 2008 que se cebó con la actividad promotora y las constructoras, el sector inmobiliario ha venido recuperándose a paso lento pero seguro. Fue en el año 2013 cuando se registró el mínimo de visados de vivienda, con 34.000. Sin embargo, en este año, y tras el parón en la actividad al que se vieron abocadas las compañías por la pandemia, el sector goza de una buena posición. Igualmente, las cifras están lejos de lo que se registró durante la crisis económica de 2008, por lo que las compañías alejan el fantasma de otra crisis con profesionalidad y madurez.

El pasado año, en el que todo el sector estaba sumido en la crisis provocada por la pandemia, se produjo una importante contracción de la actividad. Esto se reflejó en la reducción del número de visados de viviendas, que cayó un 19,6%, y en el número de viviendas iniciadas, que descendió un 21,1%, según un informe de Colliers. Pero, sin embargo, todos los actores del sector marcan este año como el de la recuperación. Las cifras así lo indican, con una subida tanto de los precios como de la compraventa de vivienda. Igualmente, en este año se prevé que se registren 101.000 visados, una cifra que se acerca a los registros que se tienen de 2019. Cabe destacar que esta cifra apenas representa el 12% de la actividad del año 2006 cuando se llegaron a visar 865 mil viviendas en plena burbuja inmobiliaria.

Ya el comienzo del año fue intenso. En el primer semestre el número de visados se ha incrementado un 18,9% respecto al promedio del año 2020. Por su parte las viviendas iniciadas en este primer semestre se incrementaron un 25,8% respecto a 2020 y se espera que el año termine también con cifras similares a las de 2019. Un año en el que se alcanzaron 106 mil visados de viviendas, la mejor cifra desde el año 2010. Todo parece indicar que el año que viene se superarán las cifras de 2019.

COMPRA DE SUELO

A todo esto ayuda el hecho de que el parque de vivienda en España tenga todavía un largo camino por recorrer. Las promotoras bien lo saben, y ya están aprovechando el momento para hacerse con la materia prima de su negocio, el suelo. Tras la reactivación económica y el ajuste de precios que algunos suelos han experimentado como consecuencia de la crisis sanitaria, los promotores se han lanzado con fuerza a buscar el suelo que queda por aprovechar en las principales ciudades españolas.

Las promotoras están a la búsqueda de nuevo suelo para los desarrollos que vienen

Y, además, las perspectivas son buenas, con grandes desarrollos que salpican la geografía de las capitales españolas. Según algunos expertos, el total de pisos en construcción no llega al 10% de la demanda que está habiendo en el sector inmobiliario, por lo que el mercado de suelo todavía tiene mucho por crecer. De hecho, el número de transacciones de suelos en el primer semestre de 2021 creció un 88,2% respecto al mismo periodo del año anterior y un 60% respecto al año 2019.

SECTOR PROMOTOR

Las grandes promotoras son las protagonistas del acelerón que está dando el sector inmobiliario este año. Bien sea por las compras que están haciendo como por la cartera que manejan tanto para construir como de venta, lo cierto es que sus números en este año están siendo de récord. Entre las más grandes, Aedas, en septiembre de este año, contaba con una cartera de viviendas en construcción de 4.598, mientras que se espera que en este último trimestre del año finalice un total de 414 viviendas. Por su parte, Neinor tenía en los nueve primeros meses de este año un total de 7.178 viviendas en construcción, y este último trimestre se espera que construya 458 viviendas.

Por otro lado, estos últimos tres meses del año han supuesto un auténtico empuje de cara al próximo. Entre las principales promotoras que están finalizando vivienda se encuentra el grupo guipuzcoano Amenabar, que tiene previsto terminar 598 viviendas divididas en 6 promociones. Igualmente, la promotora barcelonesa Corp tiene 500 viviendas, distribuidas en dos promociones, una de ellas, compuesta por 420 unidades y que se dedicará al ‘build to rent’.

El sector de la promoción inmobiliaria aprendió de la crisis de 2008, donde muchas empresas se vieron abocadas a la quiebra y desaparecieron. Aparecieron nuevas, que se han profesionalizado mucho estos últimos años y está actuando con mucha prudencia y cautela, analizando la absorción, la demanda y consolidando preventas antes de iniciar la construcción. Tras tocar fondo en el segundo trimestre de 2020, los promotores han ido recuperando la actividad paulatinamente hasta alcanzar en el segundo trimestre de 2021 los niveles precovid.


- Publicidad -