sábado, 29 enero 2022 0:35

El AVE tira los precios para batirse con Ouigo: ¿hasta dónde llegará la pelea?

La Alta Velocidad Española, y sobre todo las líneas operadas por Renfe, viven un momento difícil. A la entrada de nuevos competidores por la liberalización del mercado se une que los usuarios están insatisfechos con los precios del operador ferroviario público. Según el último panel de hogar de la CNMC, solamente un 5,6% de los individuos utilizó el AVE en el último año en sus desplazamientos, una cifra que supone la mitad de los usuarios que reflejaba el panel de hogares del segundo trimestre de 2020 (10,7%).

Y es que, de estos usuarios que utilizaron el AVE, el 43% de los que hicieron uso de este modo de transporte se mostraron insatisfechos con el precio del servicio, seguido por los de cercanías, con un 36%. En general, son los pasajeros del AVE son los que presentan porcentajes más altos de disconformidad con el precio, pero para el resto de las características de los servicios, los porcentajes de usuarios insatisfechos son notablemente inferiores a los del resto de servicios ferroviarios.

Pero esta percepción de los pasajeros difiere de la realidad. Hemos buscado cuánto costaría un billete de AVE en la misma línea (Barcelona-Madrid) que operan Avlo, Renfe y Ouigo, en el mismo fin de semana del próximo mes de enero. Hemos escogido los precios más baratos de las tres, lo que supone en el caso de Renfe salir de Barcelona Sant a las 5:50 de la mañana. Cabe destacar que, en el caso de otra de las ‘low cost’, Iryo, todavía no ha comenzado sus operaciones, y espera ponerse en marcha en el próximo año.

Según los precios, Avlo sería la operadora más barata en el mercado ahora mismo, con un precio de 30 euros. Tras ella, vendría Renfe, que para esa fecha y línea tiene un precio de 32 euros. Muy distanciada de esta se encontraría Ouigo, a 10 euros de distancia, con un precio de 42 euros. El precio cambia cuando se añaden los complementos de cambio o anulación de billete. En el caso de Avlo serían 8 euros por cada billete, en el caso de Renfe subiría hasta 30 euros, mientras que en el caso de Ouigo son 7 euros. En cualquier caso, la más barata sería Avlo.

Avlo sería la operadora más barata en el mercado ahora mismo

Detalle de los precios de Ouigo.
Detalle de los precios de Avlo (izquierda) y Renfe (derecha).

PRECIOS DISPARES

Bien es verdad que hay ciertas fechas en las que los precios de los trenes aumentan. Estas son los festivos, y más si estos coinciden con días entre semana, con lo cual el periodo de vacaciones es mayor. En estas ocasiones, debido a la alta demanda de los usuarios, las compañías aprovechan para subir los precios. Debido a esto, en algunas ocasiones los usuarios prefieren optar por otro medio de transporte, como BlaBlaCar.

También hemos visto los precios para estas fechas y, como en el anterior ejemplo, sale ganando Avlo, la marca ‘low cost’ de Renfe. En esta ocasión hemos visto los trayectos entre Madrid y Barcelona para el próximo fin de semana del 24 de diciembre. La opción más cara sería en esa ocasión la de Renfe, con un precio de 141 euros ida y vuelta. La segunda sería el tren de Ouigo, con un precio de 110 euros. La opción más barata sería Avlo, que tiene un precio de 84 euros.

Precios de Ouigo en el 24 de diciembre.
Precios de Avlo (derecha) y Renfe (izquierda).

La creación de Avlo por parte de Renfe para competir en el mercado del ‘low cost’ ha sido una de las estrategias que ha tomado la compañía para competir en el mercado a raíz de la liberalización del sector. Los principales efectos se notan positivamente en el abaratamiento de los billetes que los usuarios compran con más antelación. Sin embargo, teniendo en cuenta las ratios de ocupación de los trenes y las curvas de demanda, los billetes de última hora acostumbran a encarecerse.

Igualmente, hay que destacar que la compañía pública no recibe subvención por parte de los Presupuestos Generales del Estado en la operativa de su servicio de alta velocidad. Por tanto, la empresa opera en el mismo nivel que sus competidoras, por lo que su política de precios tiene que permitirle ser rentable económicamente a largo plazo.

Por ahora, solo una compañía podría hacerle competencia abaratando los precios mucho más que Ouigo o Avlo. Se trata de Iryo, la marca bajo la que opera Ilsa. Está formado por la empresa española Operador Ferroviario de Levante y la italiana Trenitalia. Renfe tendría por primera vez una competencia de un operador privado. Por ahora, habrá que esperar hasta conocer las tarifas el próximo año.


- Publicidad -