jueves, 18 agosto 2022 0:48

OHLA, ACS y FCC encuentran en Chile el filón de su impulso constructor

El continente americano se ha convertido para las constructoras españolas en una mina de oro. Al plan de infraestructuras de Biden se suman otro plan de concesiones en el país más estable de América Latina para hacer inversiones. Se trata de Chile, donde las compañías españolas tienen un alto grado de implantación y cuentan con ventaja para adjudicarse las concesiones que el gobierno chileno tiene en marcha. Además, desde el gobierno han lanzado el Segundo Programa de Concesiones de Establecimientos de Salud, en el que se contemplan diez licitaciones por un importe total que supera los 2.000 millones de dólares de inversión.

Como muestra un botón. La carretera más importante del país, la que unía Santiago de Chile con Valparaiso, era una concesión de ACS en el año 2003. Igualmente, Abertis llegó el pasado mes de octubre a un acuerdo con el Ministerio de Obras Públicas de Chile para lanzar un importante proyecto de más de 200 millones de euros para construir una terminal en Santiago que mejorará la movilidad en la ciudad. Además, como parte de este acuerdo, el período de concesión de la Autopista Central chilena se ampliará por 20 meses más.

Otras dos empresas españolas también están en la pugna por la construcción y gestión de hospital de La Serena. Se trata de OHLA y Acciona, y se encuentran a la espera de la adjudicación definitiva en el primer trimestre del próximo año de este proyecto que tiene una inversión de 260 millones de dólares a cambio de 19 años de concesión. Otra española, FCC, ha reforzado su cartera en el último año en este país. Una de sus últimas adjudicaciones es la construcción del puente industrial en la ciudad de Concepción que cuenta con un presupuesto de más de 125 millones de euros y un plazo de ejecución de 32 meses.

En general, casi todas las compañías constructoras están presentes en el país andino. Ahora mismo, se encuentra inmerso en un plan de desarrollo que le permitirá renovar todo su sistema de infraestructura. Pero, a su vez, las empresas tienen que pelear con una administración que experimenta retrasos tanto en la adjudicación de algunos proyectos como en el inicio de las obras, debido sobre todo a los trámites burocráticos.  

Casi todas las constructoras españolas están presentes en el país andino

PLAN DE CARRETERAS Y FERROCARRIL

Además del desembolso que hará el gobierno en la red de infraestructuras hospitalarias, también están pendientes de nuevas explotaciones en el sistema de carreteras y aeropuertos. El proyecto más destacado ahora mismo sobre la mesa del Ministerio de Obras Públicas es la nueva licitación de la Ruta 78 o Autopista del Sol, operada por Abertis y cuyo vencimiento se cumplía en este pasado mes de noviembre.

Igualmente, otra constructora española, en este caso Sacyr ha cerrado con éxito la financiación por 420 millones de dólares, 372 millones de euros, de las obras de construcción, ampliación y mejora de la concesión Ruta 66 Camino de La Fruta. La compañía ya ha comenzado las obras en un total de 142 km comenzaron, y la inversión estimada es de 560 millones de dólares, que al cambio son 496 millones de euros

Por otro lado, el aspecto ferroviario es algo también a tener en cuenta en Chile. Algunos expertos ya han explicado que el país tiene poco desarrollo en el ferrocarril de carga, por lo que sería necesario la colaboración público-privada para llevar a cabo proyectos importantes en este sentido. La suerte que tiene ahora mismo el país es que la administración está totalmente implicada en estas iniciativas, ya que ven con buenos ojos un salto cualitativo en sus infraestructuras.

Ahora mismo, el país está pendiente de las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán próximamente. Esto ha hecho que algunas empresas paren sus negocios en el país hasta que se aclare la situación política. Es el caso de Ferrovial, que está ahora pendiente de la venta de su rama de servicios. El director Económico y Financiero de la compañía, Ernesto López Mozo, aseguró en la conferencia con analistas tras la presentación de resultados que la venta de la firma en Chile se había decidido posponer para el próximo año, a la espera de que se celebre la segunda vuelta de las elecciones generales en el país este mes de diciembre.


- Publicidad -