lunes, 15 agosto 2022 14:30

Lidl exportará a Europa su AOVE de Olivar Tradicional, de producción 100% andaluza

Lidl comenzará en 2022 a exportar el aceite de oliva virgen extra (AOVE) de Olivar Tradicional, que comercializa en sus tiendas de España desde el pasado febrero, que es de origen 100% andaluz y con la presencia destacada de Jaén, de donde procede el 90%.

Precisamente la capital jiennense ha sido el escenario elegido este miércoles por la compañía para anunciar este nuevo avance “en su compromiso con el desarrollo sostenible del sector oleícola andaluz”. Es “un primer paso en la internacionalización” de este producto elaborado con técnicas esencialmente tradicionales, que estará presente en sus 160 en Suiza, si bien tiene como objetivo llevarlo también a otros países en los que opera.

En el acto, celebrado en el Castillo de Santa Catalina, han participado el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes; el vicesecretario general de Agricultura de UPA-Jaén, Jesús Cózar; el director general del Grupo Migasa, Antonio Gallego, y el director general de Compras de Lidl en España, Miguel Paradela.

Según ha explicado este último, el AOVE de Olivar Tradicional que vende Lidl es fruto de un acuerdo conjunto firmado hace ahora un año entre la compañía, la UPA y Migasa, que establece una retribución justa para el agricultor y, por tanto, garantiza la rentabilidad de sus explotaciones agrarias certificadas como olivar tradicional, de la que dependen más de 175.000 familias andaluzas.

En este sentido, ha puesto de relieve que se trata de un proyecto pionero en España, ya que fija un precio mínimo por kilo de aceite para el agricultor y que en ningún caso será inferior, a pesar de que el precio en el mercado pueda estar por debajo.

Además, es un proyecto “sostenible” desde el punto de vista social, pues apuesta por la producción local y el desarrollo del medio rural; económico, al garantizar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas; y medioambiental, ya que el cultivo de olivar tradicional emplea técnicas que minimizan la erosión del suelo, favoreciendo así la lucha contra el cambio climático y el mantenimiento de la biodiversidad.

Fue el pasado mes de febrero cuando Lidl comenzó a vender en sus más de 630 tiendas de España y bajo su marca propia Olisone, tres variedades de aceite de oliva virgen extra de Olivar Tradicional –picual, hojiblanca y coupage– en formato de 500 y 750 mililitros. En solo nueve meses, ha vendido prácticamente todas las unidades de 500 mililitros y va camino de agotar también las de 750.

La compañía ya está trabajando junto a la UPA y a Migasa en la nueva cosecha para ponerla a la venta el próximo año. Al respecto, la cadena tiene previsto en 2022 incrementar las compras de AOVE de Olivar Tradicional en un 50 por ciento, apostando así por la sostenibilidad del proyecto y ampliando la colaboración con más familias agricultoras.

El aceite que comercialice el próximo año contará, además, con el sello ‘Neutro en carbono’, que certifica que todas las emisiones de efecto invernadero (CO2) generadas durante la producción, el envasado o el transporte del producto son compensadas a través de proyectos certificados que protegen el clima.

COLABORACIÓN

“El AOVE de Olivar Tradicional es un ejemplo de nuestro compromiso con el producto español y con proyectos que aporten valor compartido a la sociedad y a toda la cadena alimentaria. El gran éxito que está teniendo el proyecto nos ha animado a impulsarlo aún más y a comenzar a exportarlo a Europa, contribuyendo con ello al desarrollo del negocio de los agricultores andaluces y a poner en valor un producto tan nuestro como el aceite, también fuera de nuestras fronteras”, ha destacado el director general de Compras de Lidl en España.

El vicesecretario general de la UPA de Jaén ha asegurado que “la continuación de este proyecto demuestra la importancia de la colaboración de productores, envasadores y distribuidores en la promoción del consumo del AOVE”. Ha añadido que el hecho de que haya aceite producido en olivares tradicionales de Andalucía, y así catalogados en su etiqueta, en los lineales de todos los supermercados Lidl en Suiza, “es un gran paso para aumentar el consumo a nivel mundial”.

“Desde nuestra organización valoramos también muy positivamente esta segunda fase del acuerdo, que recordamos fija un precio mínimo que garantiza al agricultor vivir dignamente de su explotación. Entendemos que es una apuesta continuada por el olivar tradicional, el mayoritario en nuestra comunidad autónoma, el que fija a la población al territorio, el que genera empleo, riqueza y vida en nuestros pueblos y el que combate el avance de la desertificación y del cambio climático gracias a unas magníficas prácticas agrarias sostenibles y por su labor como sumidero de CO2”, ha comentado Cózar.

Por su parte, el presidente de la Diputación jiennense ha dado la enhorabuena a Lidl “por esta iniciativa con la que se hace eco de lo que reivindican los agricultores y agricultoras de la provincia”, algo que se viene reclamando hace mucho tiempo, “como es la necesidad de que un olivicultor reciba un precio justo por el producto que elabora”.

BENEFICIOS

“Este proyecto beneficia, sobre todo, a un olivar tradicional que tiene dificultades. Y lo sabemos en Jaén, donde casi el 80% de nuestro olivar es tradicional, 470.000 hectáreas de olivar, una parte muy importante que es imposible de transformar por la orografía y la pendiente donde se encuentra”, ha manifestado, no sin agregar que “es difícil convertirlo en olivar intensivo o superintensivo, lo que supone unos costes de producción que no se puede comparar”.

En esta línea, Reyes ha insistido en que “es necesario que el agricultor reciba un precio justo” y ha agradecido la puesta en marcha de esta iniciativa, con la que también “están colaborando en la lucha contra el cambio climático y la conservación del medio ambiente”, porque ayudan a que se mantengan los 66 millones de olivos jiennenses, que son un gran sumidero de CO2.

Una aportación que se extiende a otros ámbitos. “El olivar también contribuye a mantener la biodiversidad y a luchar contra la España Vaciada, de la que Jaén no forma parte gracias al olivar, que ha permitido que se mantenga la población en el territorio porque es el mejor pegamento”, ha subrayado.

Otra de las virtudes a las que se ha referido son sus bondades saludables. “También podéis decir desde Lidl que colaboráis a mejorar la salud de las personas, como demuestran estudios de la importancia del Predimed, que certifica que el consumo de AOVE reduce en un 15 por ciento las enfermedades cardiovasculares”, ha declarado.

Actualmente, Lidl es uno de los principales compradores de aceite de oliva andaluz. En los últimos cuatro años, la cadena de supermercados ha adquirido más de 100 millones de litros de aceite de oliva en la región para comercializar en las más de 630 tiendas que la compañía tiene en España y en los 30 países en los que tiene presencia, promoviendo así su internacionalización.


- Publicidad -