viernes, 21 enero 2022 12:53

Julio Lorca (DKV): «La telemedicina reduce los costes sustancialmente»

DKV sigue apostando por la telemedicina para hacer la vida más fácil al paciente. El director de Desarrollo Salud Digital de DKV Salud, Julio Lorca, destaca que la telemedicina permitirá, entre otras, que haya más diágnósticos precoces. En este ámbito, Lorca destaca la labor de la plataforma Homecare para enriquecer la relación entre el paciente y el médico. Otro punto fundamental viene por el lado de la reducción de los gastos.

ENTORNO VIRTUAL

  • ¿En qué consiste Homecare?

Durante la pandemia por la COVID-19, desde DKV lanzamos el proyecto #MédicosFrenteAlCovid, que nos permitió validar la capacidad que tiene nuestra plataforma de telemedicina para ayudar a aquellas personas que no podían acceder a consultas médicas. Unimos a médicos de sociedades científicas, que nos apoyaron y actuaron de voluntarios para ofrecer sus servicios de forma gratuita a estas personas.

Es importante mencionar que a lo largo de esta pandemia se ha producido una explosión en el uso de la telemedicina. Este concepto no es algo tan nuevo como podría parecer, pero sí lo es el uso de tecnologías que son más baratas y asequibles. Sin embargo, hay telemedicina desde los años 50, siempre entendida en el sentido de que un médico resuelve un caso de un paciente que no se encuentra en el mismo lugar que él.

De esta manera, la COVID-19 ha trasladado desde la conciencia profesional de la viabilidad y posibilidad de la telemedicina (interconsultas digitales), a la conciencia ciudadana de la población, para que la vea como una contribución de gran valor. En definitiva, se ha democratizado la telemedicina.

LA CIUDADANÍA VE LA TELEMEDICINA COMO UNA CONTRIBUCIÓN DE GRAN VALOR

ENTREVISTA DEL MÉDICO

Esta telemedicina traslada la entrevista del médico con el paciente a un entorno virtual como un chat o una videoconferencia, que permite incorporar imagen, vídeo y sonido. Se consigue un diálogo e intercambio de información, pero se pierden las posibilidades de hacer pruebas o test que complementen la información del médico. Es aquí donde entra el papel de Homecare. Lo que nos permiten los nuevos dispositivos integrados, por ejemplo, en nuestra plataforma «Quiero Cuidarme», es sumar la posibilidad de incorporar la medición de parámetros biológicos captados en el domicilio del paciente, a los que aporta ya la entrevista propia de una teleconsulta.

Por un lado, podemos depositar dispositivos que están conectados con el médico a través de nuestra plataforma médica, desde el hogar de cada persona. Esto hace que el médico pueda solicitarle al paciente que se haga una medición con los dispositivos que previamente le hemos entregado en casa, y que el profesional visualiza a tiempo real en la pantalla de la historia clínica electrónica que maneja. Algunos ejemplos serían un termómetro, un medidor de oxígeno en sangre o un medidor de la tensión arterial que han sido esenciales en el seguimiento desde la COVID-19 desde casa.

ENFERMEDADES CRÓNICAS

Cabe destacar que, aunque estos dispositivos integrados se agruparon así en un contexto de COVID-19, con el objetivo de ayudar a aquellos pacientes positivos y asintomáticos a controlar el seguimiento de los efectos del virus, se han adaptado también a un escenario post-COVID-19, en especial para el seguimiento de enfermedades crónicas.

Por otro lado, se dota al personal sanitario, especialmente enfermería, para que pueda complementar esas mediciones en el hogar a través de visitas en las que se acompañan por equipo adicional para telemedicina. Este sería el caso de un fonendoscopio digital para realizar una auscultación respiratoria o cardíaca, o de una sonda de ecografía portátil, que se conecta a un dispositivo electrónico como un móvil.

En conjunto, el equipo doméstico, junto al que aporta el enfermero en sus visitas domiciliarias, permiten al médico que supervisa desde su consulta tomar decisiones con base a una información ampliada que no está disponible en una simple e-visita, a través de la entrevista virtual.

BENEFICIOS A DOMICILIO

  • ¿A qué tipo de paciente va a beneficiar más Homecare?

TeleHomecare se puede entender de diferentes maneras. Homecare es atención en domicilio, sería la visita de un médico o enfermero al hogar del paciente; mientras que TeleHomecare es utilizar las referidas tecnologías para enriquecer la relación paciente-médico; ya sea directamente o con el apoyo de un enfermero o cuidador presencial, evitando el desplazamiento del médico al hogar si no es de absoluta necesidad. Debemos recordar que la carencia de médicos está comenzando a ser un tremendo problema.

INTERVENCIÓN DE UN MÉDICO

Dentro de TeleHomecare hay cuatro variantes, dos de ellas son con la intervención de un médico a tiempo real de un médico distante y las otras dos funcionan de manera automática.

Las dos primeras pueden deberse a que así lo demanda el paciente, ya que no se encuentra bien o necesita la atención de un médico, o a que el mismo médico establece un protocolo de seguimiento a determinados pacientes, en especial crónicos, con quien se contacta de manera periódica.

Los otros dos mecanismos que no cuentan con la intervención del personal a tiempo real; es decir, que operan de forma automática:

Primero, mecanismos de alerta a través de algoritmos de inteligencia artificial para la anticipación de eventos prevenibles en determinadas enfermedades como sería un accidente cerebrovascular a partir factores predisponentes como arritmias no controladas.

Segundo serían los mecanismos de tele-monitorización permanente, que se daría en personas que presentan una enfermedad y estado de salud más deteriorado, para quien es necesario mantener un control constante.

Telehomecare tiene cuatro variantes y dos de ellas funcionan automáticamente

TRES PILOTOS POR DELANTE

  • ¿Cómo se va a integrar dentro del ecosistema digital de DKV?

Trabajamos en tres pilotos. En el primero para validar el uso de nuestras plataformas con personas que están en residencias. Se hará en colaboración con el Servicio Andaluz de Salud y la unidad de hospitalización a domicilio del Dr. Ricardo Gómez Huelgas, presidente de la Federación Europea de Sociedades de Medicina Interna.

El segundo se realizará con pacientes crónicos hospitalizados inicialmente por una insuficiencia cardíaca o respiratoria, sobre los que al alta vamos a hacer un mejor seguimiento, a través de un mecanismo de alerta como los referidos, para tratar de que estas personas no se descompensen y se mantengan estables. También evitarles nuevas visitas a urgencias o nuevas hospitalizaciones, pues eso en sí que eso conlleva un riesgo de infección. Esto ocurre, independientemente de la Covid, en 1 paciente de cada 10 hospitalizados y suelen ser infecciones para los que los patógenos han creado resistencias a las terapias habituales. Esto en un crónico pluripatológico es una gran amenaza. Y no olvidemos que el 11% de personas que va a urgencias acaba hospitalizado. Se podría reducir con el volumen de personas que presentan descompensaciones de su insuficiencia cardíaca o respiratoria si se implantan sistemas como el diseñado.

COCEMFE Y MONITOREO

El tercero se trabajará con COCEMFE, la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica. Se incorporará una variable más compleja de monitorización que tenga en cuenta otras mediciones de parámetros para tratar diferentes problemas como aquellos relacionados con la motilidad intestinal o la movilidad física, entre otros. En este nivel se validarán las tecnologías y se desarrollaran estos nuevos procedimientos, que finalmente se extenderán a todas las personas de la compañía o de otras externas en el modelo de comercialización de nuestro ecosistema, para que puedan ofrecer nuevos modelos de servicios y prestaciones a pacientes con mayor complejidad, dado que el envejecimiento de la población hará de esto algo habitual.

NUEVOS MODELOS DE SERVICIOS

  • ¿De qué modo va a influir de cara a una mayor concienciación en relación con los beneficios de la telemedicina?

Por un lado, la persona se siente más acompañada y atendida, puesto que, en cualquier momento, por iniciativa propia, puede hablar con un médico que tiene en cuenta toda su historia clínica y dispone del apoyo de dispositivos, que ya están en el propio hogar del paciente o los llevará el enfermero, en el caso de que sea necesario una visita domiciliaria. El paciente percibe mayor accesibilidad a los servicios, conciencia de acompañamiento y apoyo a familiares y cuidadores.

Además, todo ello tiene unas consecuencias derivadas: se evitan los costes de hospitalización, gastos de ambulancias (contaminación, polución, combustible, etc.) y, sobre todo, el riesgo a desarrollar infecciones resistentes, que están presentes en hospitales. Las consecuencias emocionales también son importantes, se evita el llamado hospitalismo.

Todo esto, además de ser beneficioso para las personas, reduce los costes de forma sustancial.

Hay consecuencias emocionales: se evita el «hospitalismo»

MEDICINA DE ESTILO DE VIDA

  • ¿Cuál será el siguiente paso que darán en telemedicina?

Se va a complementar la tradicional forma de hacer medicina basada predominantemente en la química, o en la cirugía a otra medicina mucho más proactiva que llamamos medicina de estilo de vida. Se realizarán más diagnósticos precoces de los que se realizan actualmente y se hará de una forma mucho más rápida a partir de biomarcadores simples o a dispositivos cercanos al hogar o en el centro de atención primaria. Así se evitará que la persona tenga que acudir a unos determinados centros especializados a los entornos cotidianos donde se desenvuelven las personas.

La tecnología va desplazando la capacidad de resolución hacia la ubicuidad. Permite que entornos menos complejos tengan la misma capacidad de llegar a un diagnóstico y conlleva mejoras en la calidad, la satisfacción y la accesibilidad. Sin olvidar que es a menor coste. Es lo que conocemos con la «triple Meta».

El siguiente paso en telemedicina es trabajar para que lo que se puede hacer en un hospital, se pueda hacer en un centro primario; y lo que se puede hacer en un centro primario pasarlo al hogar. Son nuevas formas de entender la salud a lo que hemos bautizado como Salud Positiva inteligente y que orienta nuestro trabajo desde el DKV Innolab de Salud Digital.

En definitiva, podremos acercarnos mucho más a lo que les ocurre a las personas en su día a día.


- Publicidad -