sábado, 29 enero 2022 0:14

Endesa, en niveles ‘predecretazo’ pese al Black Friday bursátil

Endesa ha conseguido en menos de tres meses recuperar la cotización de sus acciones en el Ibex 35. Se ha pasado del ‘martes negro’ del famoso ‘decretazo’ de Teresa Ribera cuando las acciones de Endesa perdieron un 5,18% de su valor, cerrando en 19,41 euros, al Cyber Monday, celebrado este lunes, en el que Endesa ha cerrado en 20,15 euros. Y eso que el Ibex 35 vivió su particular Black Friday, con un fuerte batacazo que hizo que la eléctrica bajara un 2% el pasado viernes, aunque su comportamiento fue mucho mejor que el de otras empresas que llegaron a perder más del 10%.

«Apuntamos a la descarbonización total para 2040, una década antes de nuestro compromiso original. Este objetivo es incluso más ambicioso que simplemente lograr el cero neto, ya que prevemos lograrlo sin utilizar ninguna tecnología de eliminación de carbono o soluciones basadas en la naturaleza». Estas palabras del consejero delegado de Endesa, José Bogas durante su intervención en el ‘Market Capital’ de 2021 celebrado por la eléctrica dejaban clara la intención de la compañía de abandonar cualquier energía fósil antes de lo previsto, con fecha tope en 2040.

Palabras corroboradas por el director financiero, Luca Passa, que comentaba que «pertenecer a un grupo, que es el líder mundial en el desarrollo de energías renovables, nos proporciona economías a gran escala, altos grados de sinergias, al tiempo que permite que aceleremos aún más si la oportunidad se materializa en el futuro».

El consejero delegado de Enel (matriz de Endesa), Francesco Starace, también defiende esta estrategia de su grupo aseverando que «es una locura depender del gas. Cuanto antes salgamos, mejor. En dos décadas va a haber muy pocos europeos que seguirán utilizando el gas, ya que se habrán pasado a la electricidad».

DIVIDENDO E INVERSIONES

Endesa informó también de la decisión de ampliar un año más, el porcentaje del beneficio que va a destinar desde el año que viene al pago de dividendos (el 70 %), lo que, sin duda, alegró considerablemente a sus accionistas. También se dejó constancia del aumento en un 22%, sobre la previsión realizada en 2020, de sus inversiones hasta el año 2030.

«Creemos que las cifras presentadas hoy representan un hito importante en la historia de renta variable de Endesa para abordar nuestra visión 2030 y ofrecer rendimientos sostenibles para los accionistas a largo plazo», resaltaba Bogas.

Endesa acelerará su ‘megaplan’ inversor a 2030 con unas inversiones previstas de 31.000 millones de euros, según la visión y la actualización del plan estratégico.

DOS MESES Y MEDIO CONVULSOS

El lunes 13 de septiembre los accionistas de Endesa pensaban que se irían a dormir tranquilos y contentos, ya que sus acciones se habían revalorizado un 1,64% después de unas jornadas un tanto convulsas en las que las bajadas se iban acumulando. Pero cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se descolgó con aquellas declaraciones en las que consideraba que las eléctricas obtenían «beneficios extraordinarios» y que«se podían permitir» que el Gobierno les quitara buena parte de sus beneficios, la tranquilidad de los inversores se tornó en sobresalto.

Las afirmaciones presagiaban pérdidas y éstas, una inmediata penalización de la cotización en Bolsa de las grandes energéticas. Una rueda de prensa al día siguiente de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con el objetivo de calmar los ánimos entre los consumidores, hartos de las continuas subidas del precio de la luz, se tradujo en un ‘martes negro’ para las grandes eléctricas españolas que perdieron muchos millones de euros de valor, y un miércoles todavía peor que el día anterior.

En esos dos días Endesa se dejó en el parqué más de un 11%, pasando de valer unos 21.700 millones de euros, a unos 19.000. Las acciones que el lunes 13 de septiembre valían 20,47 euros, dos días después cerraban la sesión bursátil a 18,17 euros.

EL INICIO DE LA RECUPERACIÓN

La pérdida de valor se prolongó en el tiempo, cerrando el mes de septiembre a 17,42 euros. Pero el jueves 7 de octubre, con el inicio de los contactos entre las compañías energéticas y el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO), con una reunión en la que participó Endesa, las noticias sobre la posibilidad de que el Gobierno diera marcha atrás y suavizara el ‘decretazo’ hicieron que la compañía subiera un 4,31%, superando ampliamente de nuevo los 18 euros de valor por acción.

A medida que pasaban los días, se iba afianzando la idea de que el Gobierno iba a recular y que Ribera matizaría considerablemente la minoración de beneficios de las eléctricas, y eso se plasmaba en la cotización de Endesa que el 19 de octubre recuperaba los 19 euros, y el 28 llegaba a superar durante la sesión los 20 euros, cerrando a 19,92, después de que se concretara definitivamente la rectificación del Ministerio.

Parecía que en noviembre la eléctrica que dirige Bogas se afianzaría en esos 20 euros, pero los vaivenes del Ibex 35 le han hecho rondar mucho más los 19,50, hasta que la semana pasada notificó su intención de abandonar cualquier tipo de energía fósil antes de 2040.

El anuncio gozó de una muy buena acogida por parte de los inversores y analistas, subiendo las acciones casi un 4,5% en dos sesiones y cerrando la sesión del jueves 25 de noviembre en 20,49 euros. Está claro que los inversores ven con buenos ojos los planes de Endesa. Solo hace falta que la inseguridad jurídica creada por el Gobierno en el mes de septiembre de paso a la seguridad jurídica que todos los analistas e inversores defienden.


- Publicidad -