viernes, 28 enero 2022 12:20

El pacto secreto de ERC: Cataluña instalará la planta de baterías

La Generalitat y el Gobierno de Pedro Sánchez habrían pactado la ubicación de la fábrica de baterías. Sería una «moneda de cambio» por el apoyo de ERC ERC a los Presupuestos Generales del Estado, según han asegurado fuentes cercanas al Govern a MERCA2. El Ministerio niega la mayor y afirman que no hay constancia, pero el consejero de Empresa, Roger Torrent, ya ha escogido ubicación. Este detalle lo guardan en secreto el resto de Comunidades Autónomas que pugnan por este PERTE.

Según han asegurado las fuentes consultadas, este acuerdo se ha realizado sin luz ni taquígrafos para «evitar el malestar» al resto de comunidades autónomas que luchan por el mismo proyecto. Más, cuando aún no se ha realizado el anuncio oficial.

este acuerdo se ha realizado sin luz ni taquígrafos para evitar el malestar de las Comunidades

De esta forma, el acuerdo entre ERC y el Gobierno no sólo estaba centrado en el catalán y el resto de lenguas cooficiales. Se trataba nada más de una cortina de humo para tapar el verdadero acuerdo. Los independentistas han acordado con el Ejecutivo obligar a las plataformas de streaming doblar series y películas al catalán.

«Nadie se cree que sea posible haber arrancado el sí a los Presupuestos por la lengua«, ha sostenido fuentes cercanas al Govern. En este sentido, han señalado que entregar la planta de baterías a Cataluña podría haber sido «moneda de cambio» por el apoyo a las cuentas.

Por otro lado, fuentes municipales del Ayuntamiento de Lleida han considerado que el Gobierno de España podría escoger perfectamente Lleida dado que el PSC ha perdido la alcaldía. «Una forma de contentar a los votantes», han sostenido.

EL MINISTERIO NIEGA CUALQUIER ACUERDO

Sin embargo, guardaban en secreto este gran pacto. Se trata del proyecto más importante para conseguir fondos europeos, y de ahí la exigencia de la Generalitat para poder cumplir sus Presupuestos con estas ayudas. Cabe reseñar, que el proyecto más importante del PERTE del vehículo eléctrico está encabezado por Seat, filial de Volkswagen, que ha prometido una inversión de 24.000 millones, de los cuales 4.300 millones serían públicos para poder desarrollar esta fábrica de baterías.

Según fuentes del Ministerio, el anuncio para participar en este PERTE se dará a conocer antes del 31 de diciembre. Eso sí, aún no se ha concretado fecha alguna para dar a conocer las bases y requisitos de los proyectos. Las mismas fuentes han negado la mayor sobre el acuerdo. «No hay constancia de este acuerdo«, han sostenido en una conversación con MERCA2.

Sin embargo, la Generalitat ya tiene su preferencia para ubicar el proyecto. Se trata del polígono ilerdense de Torreblanca, aún en fase de construcción. Por su extensión, unas 700 hectáreas, el equivalente a la descartada Zona Franca de Barcelona.

Sería el centro ideal para poder no sólo instalar la primera fábrica de baterías en España. Su principal valor industrial es su capacidad de instalación. Se trata por ahora del polígono más grande de Cataluña, pero está aún en desarrollo y sin ninguna gran empresa en el recinto.

La Generalitat ha descartado la Zona Franca de Barcelona para ubicar esta importante planta, pese a que la mesa de reindustrialización de Nissan se tambalea debido a las objeciones de la china Great Wall Motors.

TORRENT ANUNCIA LA UBICACIÓN, PESE A SER UN SECRETO EN EL RESTO DE COMUNIDADES

Lleida, por su parte, ha sido acogido de buen agrado el nuevo anuncio del consejero de Empresa, Roger Torrent. Eso sí, ni la Generalitat ni tampoco el Ayuntamiento de Lleida han mostrado documentación oficial alguna a la hora de probar esta afirmación, ni tampoco se han detallado los criterios seguidos para escoger un polígono sin terminar y sin ninguna empresa instalada aún.

Cabe recordar que el Incasòl, el Instituto Catalán del Suelo, y el Ayuntamiento de Lleida son los propietarios de estos terrenos, aunque el peso municipal es apenas testimonial. Según fuentes municipales y cercanas al Govern, Torreblanca ha sido escogida por la Generalitat, sin que haya habido una petición del Ayuntamiento para escoger la posible ubicación prioritaria de la planta de baterías para el vehículo eléctrico.

Sorprende, además, el día escogido por Torrent para realizar este anuncio, un sábado y en plenas compras navideñas. El consejero de Empresa aseguró que Cataluña «está bien posicionada» para recibir este proyecto, que aún no se ha licitado ni anunciado. Para su instalación, el proyecto liderado por Seat exige una aportación pública de 4.300 millones de euros.

LA PLANTA DE BATERÍAS NECESITA AL MENOS 100 HECTÁREAS

El de Torreblanca será el polígono más importante de Cataluña en el sentido de poder ofrecer a las empresas más de 100 hectáreas de terreno. «Este es el principal requisito que necesita una planta de baterías«, han afirmado las fuentes consultadas. En todo el territorio catalán no existe otra ubicación que pueda albergar esta fábrica y además dar la oportunidad al resto de empresas auxiliares y servicios poder instalarse en la misma zona. Por este motivo, Lleida se ha convertido en la principal apuesta de la Generalitat para asentar la planta. Sin embargo, el gobierno catalán no tiene la última palabra.

«Lleida va a tener el polígono más viable de toda Cataluña para poder acoger una instalación de este tipo», argumentan las mismas fuentes. «La Generalitat ha puesto a Torreblanca en el puesto de cabeza de todo el listado, en el caso de que Cataluña sea la adjudicataria del proyecto», han puntualizado las mismas fuentes.

Desde el ámbito municipal rebajan el mensaje dado por la Generalitat. No las tienen todas consigo, pero insisten en la lectura política para hacerse con este PERTE.

LLEIDA TENDRÍA SU PRIMERA INDUSTRIA

La instalación de esta planta de baterías en Lleida sería un hito en la provincia al carecer de empresas industriales, más allá de alimentación y cárnicas, como Valls Companys, entre otras. La ubicación de esta planta sería también un freno a la salida de empresas industriales catalanas hacia Aragón. La región acoge principalmente a estas firmas en los polígonos de Zaragoza, pero también en algunos municipios de la frontera con Lleida. «En Lleida siempre ha faltado industria. No ha tenido nunca«, han destacado las fuentes municipales.

Los terrenos donde se alza el polígono de Torreblanca son propiedad de la Instituto Catalán del Suelo (Incasól) y una pequeña participación del Ayuntamiento de Lleida. Aún no hay ninguna empresa instalada en este aérea porque «se está terminando», según han indicado desde el Consistorio. Asimismo, para atraer a grandes empresas «se darán todas las facilidades que estén en su mano», han sostenido.

EL MINISTERIO NIEGA CUALQUIER ACUERDO CON CATALUÑA

Sin embargo, desde el Ministerio de Industria niegan la mayor. «No hay nada pactado ni adjudicado. A finales de diciembre se realizará el anuncio y las comunidades autónomas tendrán que presentar sus proyectos», han destacado fuentes ministeriales. «No ha salido aún la convocatoria», han recordado. «Estamos aún en una fase muy anterior a la adjudicación», han dicho. Y es que, si la Generalitat ha realizado este anuncio es que ya tiene realizado el proyecto, aún sin contar con las bases de la convocatoria. Una posible muestra de que estaría pactado directamente con el Gobierno.

De hecho, fuentes del Gobierno de Aragón han afirmado a este diario que la propia ministra de Industria, Reyes Maroto, tiene conocimiento de la «disponibilidad» de esta región para ubicar la planta de baterías en la comunidad autónoma. Según las mismas fuentes, Aragón tiene una posición «estratégica», siendo el «centro de gravedad» de la producción automovilística en España. Además, han considerado que tienen capacidad para acoger el proyecto.

La estrategia de Aragón para atraer la fábrica de baterías se ha intensificado en los últimos meses para tratar de conseguir una empresa que pueda instalarse en la comunidad. Eso sí, guardan con excesivo celo la posible ubicación de la planta.

LAMBÁN INTENSIFICA SU AGENDA PARA ATRAER LA PLANTA DE BATERÍAS

El presidente aragonés, Javier Lambán, la consejera de Economía, Marta Gastón, y el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, junto a la ministra Reyes Maroto, han mantenido un encuentro con la asociación china EV100.

Esta plataforma está formada por un centenar de empresas vinculadas al sector de la automoción, entre los que se encuentran fabricantes de vehículos y también de baterías. Lambán y el resto de su Ejecutivo tendrá un segundo encuentro con la plataforma el próximo 10 de enero, en Shanghai. Para entonces se conocerán las bases del proyecto.

«La intención es mantener su apuesta por dar a conocer sus fortalezas como posible sede de esta instalación», han puntualizado las fuentes aragonesas. Eso sí, «siempre teniendo en cuenta las capacidades normativas y presupuestarias que tiene la Comunidad Autónoma«, han destacado.

LLEIDA, UNA PLAZA ESTRATÉGICA ENTRE ZARAGOZA Y BARCELONA

Torrent ha afirmado que para este PERTE deben tenerse en cuenta los «criterios empresariales» frente a los «políticos» a la hora de otorgar el proyecto. El consejero de Empresa ha incidido en la necesidad de hacer prevalecer los motivos empresariales y la logística a la hora de decidir la situación geográfica de la planta de baterías.

En este sentido, cabe recordar la cercanía de Lleida con la ciudad del automóvil de Seat, así como de la cercanía de uno de los aeropuertos con mayor tráfico de mercancías, como el de Zaragoza.

Además de Aragón y Cataluña, Extremadura y Valencia también trabajan por instalar este proyecto en sus regiones. No obstante, Cataluña ha descartado la opción de aliarse con otras Comunidades y acudirá en solitario al PERTE del vehículo eléctrico conectado.

SEAT ESPERA UN FONDO EUROPEO DE 4.300 MILLONES

Seat será la principal protagonista, al anunciar una inversión de 24.000 millones entre 2021 y 2023. El reparto se haría entre los 4.300 millones de los fondos europeos y una inversión privada de 19.700 millones.

El proyecto de Seat pasa por crear una gran ciudad entorno al vehículo eléctrico. El epicentro se ubicaría en Cataluña, donde tiene lugar la producción de sus vehículos. La filial española de Volkswagen estima que aportaría unos 36.000 millones de euros al PIB a partir de 2030 y la creación de 500.000 empleos.

Seat no estará sola en este proyecto. Iberdrola, Telefónica, Gestamp, Grupo Antolin, CaixaBank, Ficosa, Aeorum, Delta Vigo, Asti Mobile Robotics, Fisas Navarro, Lithium Iberia, Mind Caps, Sayer Technologies y Sesé participarán en este proyecto. Por ahora, no estarán ni Nissan, que se marchará de Cataluña el próximo 31 de diciembre, ni Ford, ni Peugeot (ahora denominada Stellantis), ni tampoco Renault. Por este motivo, el PERTE tiene muchos visos adjudicarse a Cataluña.


- Publicidad -