viernes, 28 enero 2022 12:56

La vivienda de segunda mano, valor refugio y seguro ante la inflación

La vivienda de segunda mano está viviendo un momento dulce. Muchos compradores están eligiéndola, cada vez más, como alternativa a la vivienda de obra nueva. Los altos precios o los retrasos en las obras son algunos de los inconvenientes que hacen que los usuarios se decanten por la segunda mano. Los datos del Instituto Nacional de Estadística así lo indican, ya que han registrado un incremento histórico en las compraventas de viviendas.

De hecho, el 79,5% de las viviendas transmitidas por compraventa en septiembre de 2021 eran de segunda mano, frente al 20,5% que representaban las viviendas de obra nueva. En este contexto, Francisco Sierra, Director General de Casavo en España, explica que «la evidente preferencia por las viviendas de segunda mano nos permite dilucidar el crecimiento de este segmento del mercado inmobiliario».

Por otro lado, el encarecimiento de las materias primas y algunos productos de consumo como consecuencia de la saturación de la cadena de suministro a nivel global ha llevado a generar incertidumbre en algunos mercados. Esta, a su vez, ha provocado un aumento de los precios en todos los sectores, e incluso síntomas de inflación, que incluso ha llegado al sector inmobiliario. Pero esto, sin embargo, no ensombrece la mejora económica que ha venido teniendo España tras la pandemia.

De hecho, la alta demanda y la poca oferta de vivienda que existe ahora mismo en España está generando un aumento de los precios de compra, sobre todo en la vivienda nueva. Precios que se ven aumentando por el incremento de las materias primas. Por tanto, es lógico pensar que los compradores prefieren la vivienda de segunda mano, tanto por la incertidumbre en el sector como por el alto precio de la obra nueva. De hecho, según los últimos informes realizado por Fotocasa, el 63% de los españoles descarta la compraventa de nueva construcción.

El 63% de los compradores descarta la compraventa de nueva construcción

VENTA POR CANALES NO OFICIALES

La compraventa de viviendas cerrará 2021 con uno de los datos más positivos de los últimos años. Solo en septiembre se vendieron 53.410 casas, según recoge el INE, la cifra más alta desde 2008. Una cifra motivada principalmente por la recuperación en el sector inmobiliario tras los meses de confinamiento, el auge en la demanda de vivienda, los cambios en los hábitos habitaciones a raíz del COVID-19, unos tipos de interés en niveles históricamente bajos y una de las mayores ofertas hipotecarias del país.

Estos factores reflejan una de las mejores cifras de compraventas, que también han provocado incremento en la denominada venta por susurro. Esto son el cierre de operaciones de compraventa de viviendas de segunda mano en agencias inmobiliarias que no llegan a publicarse en los escaparates, webs o portales inmobiliarios. Un sistema que, según la red inmobiliaria Comprarcasa, ya supone más de un 20% de sus operaciones, un 10% más que hace un año.

Esta forma de venta, contribuye a que la operación se realice hasta un 70% más rápido que por otros cauces, según Comprarcasa. Igualmente, también contribuye a reducir la tasa de compradores insatisfechos, que se incrementa en España, y que supone ahora mismo entre un 13% y un 15%.


- Publicidad -