lunes, 6 diciembre 2021 4:16

Puesta a punto para el Black Friday

De todos los modelos de compra-venta, las compras online son las más habituales entre los consumidores, ahora más que nunca debido al cambio cultural como consecuencia de la pandemia. Se podría decir que el comercio online ya ha desbancado al comercio tradicional.

La transformación digital

Cada vez son más los usuarios que prefieren el comercio online por su facilidad y comodidad a la hora de realizar sus compras, y aunque las empresas conocen esta tendencia en el comportamiento de sus clientes, también saben que no es sencillo abandonar el mundo analógico y convertirse en una empresa de comercio online.

Aunque parezcan dos mundos diferentes, todos los problemas que pueden surgir en una tienda física tienen su reflejo y asociado en una tienda online. Congestión, caída de la aplicación, ciberataques, productos sin stock, hackers esperando hacerse con los datos de los compradores y a robar la información de los vendedores en sus sistemas, etc, son sólo algunos de los imprevistos que pueden producirse en fechas señaladas, como son rebajas de liquidación, compras de navidad o el Black Friday, siendo esta última fecha el evento comercial el evento más potente de compra en internet del año.

Mejor prevenir que curar

Los eCommerce deben de estar preparados para solventar y mitigar los posibles problemas que puedan surgir en sus webs en estos períodos. Al igual que las tiendas físicas cuentan con aseguradoras encargadas de gestionar cualquier percance, los comercios en la red disfrutan de los servicios y herramientas de mantenimiento que les prestan empresas como Qualoom Expertise Technology, que además de ayudar a las empresas a agilizar sus procesos de transformación digital, cuentan con un servicio para proteger tu tienda online frente a distintos tipos de amenazas.

Incidentes más comunes y cómo solucionarlos antes del Black Friday :

  • Caída del servicio debido a un aumento masivo de entradas a la página. Es una de las incidencias más comunes en las tiendas online, no estar preparados para un escenario de compras masiva. Para poder enfrentarse a este problema las empresas deben poseer una buena infraestructura, conocimiento y determinar la capacidad de su plataforma. Con un buen análisis de su capacidad se pueden determinar los posibles cuellos de botella, y generar un plan de actuación para evitar congestiones en el servicio.
  • Modificaciones de última hora en la web. Otro aspecto a tener en cuenta para evitar colapsos, son las modificaciones administrativas de la plataforma.. Ya sean meros cambios estéticos o el lanzamiento de alguna promoción, deben de coordinarse de tal manera que no coincidan en franjas horarias donde haya más afluencia de usuarios, generación de tras nuevas landing de compra desacopladas que permitan su provisión desde servicios estancos de manera que se aísla y contiene el impacto entre todos ellos.
  • Planes de recuperación. Siendo uno de los mayores eventos de compra online, debemos tener en cuenta la posibilidad de que algo falle y estar preparados para enfrentar el problema. Actualmente los usuarios esperan la inmediatez de las acciones que realizan online, si una tarea tarda demasiado o es imposible de realizar podría llevarle a abandonar la página y buscar otro servicio de compra. Por ello las empresas deben de contar con un “plan B” o plan de recuperación, habilitando un mensaje de mantenimiento para informar al usuario, o redistribuyendo la carga de la página, ofreciendo vías de contacto complementarias. Aunque estos mensajes pueden no ser beneficiosos en ciertas ocasiones se debe gestionar su buen uso, enviarlos de manera escalonada a los usuarios y que puedan acceder a la información de forma ordenada para prevenir atascos.
  • Si la plataforma no soporta el acceso masivo por alguna de las causas que hemos mencionado, puede dejar al usuario sin la posibilidad de acceder al producto que desea y por consiguiente perder una venta, que en escenarios masivos se puede multiplicar por miles. Desde Qualoom Expertise Technology recomiendan la realización de análisis preliminares para determinar la capacidad de los sistemas mediante las pruebas de benchmarking, la migración de cargas de trabajo a proveedores Cloud como Amazon Web Service y la monitorización y alarma de todos los sistemas y servicios.

Para que el Black Friday no se convierta en la peor pesadilla, las marcas deberán  tener en cuenta estas recomendaciones con el fin de tener un óptimo servicio de venta online. Al igual que en el comercio tradicional, un buen servicio es sinónimo de compromiso, calidad y futuro.


- Publicidad -