domingo, 28 noviembre 2021 15:09

El éxito de San Saru a nivel de crecimiento digital

La firma San Saru se ha convertido en todo un referente de la joyería online en España. Y este éxito lo ha conseguido en los últimos años por su inmensa capacidad de trabajo y por sus valores como la generosidad, la humildad, el amor, el respeto y la búsqueda de la satisfacción de los clientes.

No obstante, en su crecimiento como firma no solo han jugado un papel importante la valía del equipo, sino que han sacado un enorme partido de las estrategias digitales, y en concreto, el marketing y el posicionamiento web.

San Saru aumenta su tráfico orgánico en un 1723,77%

A menudo se habla del marketing digital como estrategia exitosa de crecimiento para cualquier negocio que se inicia en internet. San Saru es el vivo ejemplo de ello. La empresa se fijó en 2019 el objetivo de crecer en este contexto, aumentando su posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda para obtener más tráfico hacia su web y así generar más ventas.

Tras un largo trabajo de análisis e investigación, se ha podido establecer una estrategia de éxito, el resultado es más que esperanzador. En 2020 la empresa había aumentado su posicionamiento orgánico en un 1723,77%, pasando de tener un tráfico anual de 28.000.000 a uno de casi 51.000.000.

Este inmenso trabajo de investigación se logró gracias a estudios profundos y detallados de la competencia, análisis de palabras clave, las categorías dentro de la web, la velocidad de respuesta también en la web, las URLs y la arquitectura de sus espacios, entre otras muchas acciones.

Ganar en tráfico web exprimiendo las técnicas de marketing digital

El objetivo, por tanto, no solo era que más clientes llegaran a la web, sino que pasaran más tiempo en ella y pudieran realizar acciones de respuesta. Estas técnicas han llevado a la empresa a captar el interés de otras páginas y blogs para ser enlazada a través de estas.

En la actualidad San Saru cuenta ya con una gran cantidad de palabras posicionadas en Google. Su presencia en el principal buscador y en RRSS es el principal secreto de su éxito.

La empresa ofrece veracidad con su ejemplo a la afirmación de que el SEO es uno de los principales canales para el crecimiento de los ecommerce. Es una estrategia lenta, pero segura y rentable.

Un crecimiento que tiene su traducción en el ámbito monetario

El buen hacer en el ámbito del marketing digital ha ayudado a San Saru a obtener cifras de ingresos sorprendentes. La empresa, que vuelca sus esfuerzos en el canal online y las redes sociales, cuenta con una comunidad de cientos de miles de seguidores, el doble de lo que ocurría en 2019.

En 2020 sus ingresos totales por facturación alcanzaron los 9,1 millones de euros, doblando así la cantidad obtenida en el ejercicio anterior. El aumento de pedidos también se superó en un 97%. Otro dato importante es el de la expansión, pues las ventas fuera de las fronteras nacionales crecieron del 7,9% del total al 21,3%.

Su inclusión en las redes sociales se suma a la decidida apuesta por el trabajo en el ámbito online. San Saru fue una de las primeras joyerías en Instagram y en 2020 potenciaron su presencia en otros canales como TikTok y Twitter.

Un buen trabajo de posicionamiento en buscadores, con un diseño web atractivo y una política de publicaciones cuidada en redes sociales, adaptando campañas al público objetivo, son los ingredientes necesarios para triunfar en internet.

Pero junto a todo esto debe estar presente la calidad en los productos y servicios que se ofrecen a los clientes. Con esta combinación de factores, San Saru se está destacando como joyería online. Ahí están sus parámetros de crecimiento.


- Publicidad -