miércoles, 19 enero 2022 9:29

El futuro del Bitcoin para el 2022

Las criptomonedas son una nueva forma de tecnología monetaria que viene prosperando desde hace algunos años. A lo largo de su joven existencia los criptoactivos han sido objeto de cuestionamientos y dudas. No obstante, su situación actual parece contradecir los pronósticos pesimistas de los expertos financieros.

El Bitcoin es el principal y más reconocido representante de la nueva ola de activos digitales. Este fue desarrollado en el año 2009, hace poco más de una década, pero esto no ha impedido que tenga un crecimiento inusitado en tiempos recientes. El objetivo del Bitcoin es servir como una tecnología que permita el intercambio descentralizado, al mismo tiempo que, facilita la realización de transacciones desde y hacia cualquier parte del mundo.

Si bien el funcionamiento del Bitcoin parece resultar sencillo, un halo de misterio rodea su creación. Acerca de su fundador sólo se sabe que es conocido como “Satoshi Nakamoto”, un individuo o grupo cuya identidad se mantiene en el anonimato hasta la fecha.

La moneda en sus inicios era poco conocida y se encontraba plagada de enormes dudas sobre su seguridad y funcionamiento. Sin embargo, en la actualidad, la inserción tecnológica le ha dado vuelta a esta situación, permitiendo el intercambio del Bitcoin de manera eficiente y segura.

Las agencias de corretaje ahora permiten consultar a cuánto está el Bitcoin en tiempo real e incluso empiezan a aparecer los primeros fondos de inversión dedicados exclusivamente al mercado de criptoactivos.

El presente del Bitcoin

En la actualidad, el Bitcoin es la criptomoneda más grande en términos de valor de mercado con una capitalización cercana a los 1.2 billones de dólares.

Durante el mes de enero el precio de la moneda oscilaba entre los $28 000 y $29 000. No obstante, tan solo diez meses después, su valor superaba los $60 000. Una variación anual promedio de 135.4%.

El 2021 ha sido un año de grandes hitos para el Bitcoin. La moneda alcanzó por primera vez una valorización superior al billón de dólares, una hazaña que logró en tiempo récord, mucho más rápido que firmas reconocidas a nivel mundial tales como Microsoft, Google, y Apple.

De forma similar, la moneda registró su máximo histórico al cotizarse cerca de un precio de $68 530 durante la madrugada del día 9 de noviembre. Superando su anterior máximo de $67 000, también logrado durante el presente año.

Más allá del mundo digital, el Bitcoin se convirtió en suceso durante el mes de septiembre al convertirse en la primera moneda de su tipo en ser adoptada como una divisa de curso legal por un país. El Salvador fue la nación encargada de dar este importante paso, por lo cual, sus ciudadanos podrán hacer uso de la moneda para realizar transferencias o pagar en negocios.

El 2022, ¿un año de cambio para el Bitcoin?

En lo que respecta al futuro, aún no existe certeza sobre la senda que pueda recorrer el Bitcoin en un horizonte cercano.

Las especulaciones van desde los pronósticos que creen que la moneda ya alcanzó su valor máximo hasta aquellos que predicen una ruptura total de los modelos de precios y estiman números desorbitantes para el valor de la moneda tan solo en los próximos años.

Indiferentemente de su precio, es importante tomar consciencia de los cambios tecnológicos que pueden favorecer el uso de las criptomonedas en el futuro. Algunos de los aspectos principales refieren a la digitalización del dinero, el desarrollo de aplicaciones de finanzas descentralizadas (DeFi), y la creación de un verdadero mundo digital dentro del plano físico (Metaverso).

Dada la versatilidad y utilidad del Bitcoin, todo parece indicar que tiene el terreno preparado para su inserción en un universo más amplio de aplicaciones digitales. Puede que, en el futuro, contrario a lo que sucede en la actualidad, sea mucho más confiable invertir en criptomonedas que en dinero real.


- Publicidad -