lunes, 6 diciembre 2021 2:50

Onur Genç juega a la ruleta turca con Carlos Torres

La oferta pública de adquisición (opa) de BBVA sobre su filial turca Garanti es la apuesta más fuerte del consejero delegado del grupo, Onur Genç. Turquía tiene muchos riesgos políticos y económicas y la continuidad de Genç en el cargo se puede ver comprometida si la decisión de controlar el 100% de Garanti no sale bien. Las políticas del gobierno turco, que preside Recep Tayyip Erdogan, pueden ser letales para la marcha del país y pueden dañar a Garanti. En la ruleta de las política de Erdogan puede estar en juego el futuro de Genç en el banco.

RIESGOS MACROECONÓMICOS

La opa de BBVA sobre el 50,15% que no controla de Garanti ha puesto a Onur Genc en el ojo del huracán. El problema de BBVA en Turquía no es su filial Garanti, sino el país en sí. Turquía tiene muchos. Aumentar la exposición es un riesgo, pero Genc confía más en la fuerza del banco y ha reforzado la apuesta por su país de origen.

Si la operación no funciona, el turco se enfrentará a la crítica de los accionistas y de quienes dentro del equipo del banco apostaron por unirse a Banco Sabadell. Esta operación que no salió adelante, entre otras cosas, por el reparto de los sillones. Pese a todo, sigue habiendo posibilidades de fusión con la entidad que preside Josep Oliú.

EL CONTEXTO POLÍTICO Y ECONÓMICO DE TURQUÍA COMPLICA LA LABOR DE GARANTI

MERCADOS EMERGENTES

Esta unión la preferían en parte del equipo gestor porque el banco habría reducido riesgos en los mercados emergentes. Además, habría aumentado su fuerza comercial en el mercado inglés, con TSB o ingresar en caso de venta de la filial británica. Parte de los analistas están del lado del CEO de BBVA y su apuesta turca. Así, en relación con esta operación y su asignación de capital,  Bloomberg destaca que continua habiendo espacio para operaciones de adquisición en España- Es decir BBVA todavía puede apostar por la fusión con BBVA. Puede hacerlo porque BBVA no tiene miedo a ir al mercado para conseguir capital y porque en el intento de unión con Sabadell, la compra se fijó mediante un canje de acciones, lo cual hace pensar que podría ser de nuevo así si hubiera una segundo intento de fusión.

BONDADES DE TURQUÍA

Genç está muy seguro de que su jugada saldrá bien. Se basa en los fundamentales de Garanti y en el potencial de Turquía. El país tiene cerca de 84 millones de habitantes ycon una edad media de 32 años y «BBVA Research estima que el PIB de Turquía tiene un crecimiento potencial de un 3,5% por año. Es un socio comercial relevante para Europa: un 56% de las exportaciones turcas en 2020 tuvieron como destino el viejo continente», indican en el banco. Garanti es el primer banco privado de Turquía. Tiene una cuota de 20% en créditos entre los bancos privados, un 19% en depósitos y un ROE del 19,3%. «El margen para crecer en el negocio bancario es muy elevado: el endeudamiento de las familias supone un 17% del PIB, frente a un 69% de la media de la Unión Europea», señala.

Garanti es el primer banco privado de Turquía y tiene margen para crecer

REMAR CONTRA LA MAREA   

La apuesta del número dos de BBVA coloca al negocio turco Turquía mucho más en el foco. Si la OPA sobre la parte de Garanti que no controla -el 50,15%- es un éxito, BBVA podrá quedarse todos los beneficios de la unidad turca y aumentar el dividendo un 13,7% en 2022.

Genç considera que la apuesta merece la pena y Torres señala que en BBVA son muy conscientes los «desequilibrios macroeconómicos» del país (balanza de pagos, alta inflación, política monetaria politizada y depreciación de la lira). En el banco vienen a decir que hacen mucho que reman contra marea en Turquía, pero que a Garanti siempre le ha ido bien.

En el lado de los analistas, en Bloomberg, dan su visto bueno particular a la operación. «La decisión de BBVA tiene sentido, ya que es una buena forma de parte del importante exceso de capital del prestamista para generar un aumento del beneficio por acción (BPA) para los accionistas». «El movimiento refleja la confianza de la dirección en las perspectivas a largo plazo de Turquía, días antes de que BBVA publique su nuevo plan estratégico», señalan. «La operación podría costar hasta 46 puntos básicos de la ratio CET1 e impulsar un 14% de la tasa CET1 y un 14% de incremento del BPA en 2022, según las estimaciones de BBVA», apunta un analista de Bloomberg.

ACUDIR A LA OPA

El primer punto relevante para el banco –y para Genç-, reside en que todos los accionistas de Garanti acudan a la opa. La propuesta de BBVA, a priori, hace muy factible que la opa sala bien. Y es que lo que ofrece BBVA a los accionistas de Garanti supone una prima del 34% sobre el precio medio ponderado por volumen de los últimos 6 meses, del 24% sobre el del último mes y del 15% sobre la última cotización del 12 de noviembre. En caso de que no sea así, BBVA podría incrementar su participación sin tener que lanzar otra nueva opa, según informa El Periódico.

LA PRIMA QUE OFRECE BBVA ES DEL 34% SOBRE EL PRECIO MEDIO PONDERADO POR VOLUMEN

PRESENTE Y FUTURO

Mientras esto sucede, el banco está muy ocupado y preocupado por el contexto marcoeconómico que hay en Turquía y lo que está por venir. Organismos como la Comisión Europea apuntan que este país crecerá un 9% este año y un 4 % en 2022 y 2023,pero  hay circunstancias que complican la marcha de la economía, vista, en este caso desde el ámbito de un banco. Entre ellas destacan dos: la lira turca ha perdido más de un 20% en lo que va de año y la inflación supera el 16%. Una inflación de dos dígitos dispara los gastos reales y deja los tipos de interés en negativo, según analistas). En Turquía el Gobierno ha bajado los tipos en lugar de subirlos para contener la inflación, mientras que la previsión de los analistas es que la lira puede seguir cayendo en comparación al dólar y al euro.

Pese a este contexto, Barclays prevé que Garanti gane 686 millones de euros este año, si bien estima que el beneficio de la filial de BBVA en Turquía se reducirá el año que viene hasta 538 millones de euros.


- Publicidad -