domingo, 28 noviembre 2021 15:17

El tráfico en las autopistas y la construcción salva los resultados de ACS

Las concesiones de autopistas de peaje que tiene ACS a través de Abertis han disparado el ebitda de la compañía. Este ha alcanzado los 1.165 millones de euros, un 12,5% mayor que el año anterior, apoyado sobre todo en la contribución positiva de Abertis en los primeros nueve meses del año, que ha ascendido a 108 millones de euros. Por su parte, también el beneficio neto del grupo ha crecido durante este año, alcanzando los 545 millones de euros frente a los 347 millones del pasado. En este aspecto, Abertis ha tenido una contribución relevante al beneficio neto de ACS de 87 millones de euros, es decir 96 millones de euros más que el año anterior.

Según ha explicado la compañía en la conferencia de resultados, estos resultados han sido sobre todo por «la capacidad de recuperación que ofrece una cartera diversificada de carreteras. Además, los resultados de cada país variaron en función del momento y el alcance de las medidas de bloqueo, así como de la prevalencia de las medidas de restricción».

En general, todas las actividades han tenido un buen comportamiento operativo, pero la que ha destacado ha sido esta parte de concesiones que lleva Abertis. La recuperación del tráfico en sus autopistas, tanto las españolas como las que se encuentran tanto en Europa como Ámerica, ha repercutido en las fuertes subidas tras el impacto del Covid y el cierre de la movilidad el pasado año. La compañía perteneciente a ACS ha entrado en este trimestre en la senda de la recuperación con un crecimiento del tráfico medio del 21.6% frente al tercer trimestre de 2020.  En el tercer trimestre de 2021 ha tenido una contribución al beneficio neto de ACS de 87 millones de euros, es decir 96 millones de euros más que el año anterior.

El pasado mes de octubre la compañía llegó a un acuerdo con el gobierno de Chile por el que Abertis construirá y aumentará el tiempo que mantendrá la concesión de la Autopista Central, una vía de alta capacidad en el país. El coste total del proyecto, que conllevará la construcción de dos túneles unidireccionales de 1,5 kilómetros, superará los 300 millones de euros. En cuanto a las obras que servirán para descongestionar el área metropolitana de Santiago de Chile, se espera que se inicien en el primer semestre de 2022 y se prolongarán durante 40 meses. En cuanto al ebitda de la compañía en este país, en el primer semestre de 2021 se situó en 174 millones de euros, una parte significativa del total.

Abertis llegó a un acuerdo con Chile para construir y aumentar la concesión de su autopista

BUENAS PERSPECTIVAS DE ACS

Este repunte del ebitda en el tercer trimestre, por encima de las expectativas del mercado, viene a fortalecer las perspectivas que tiene la compañía para 2022. La cartera de pedidos con la que cuenta ACS, que además tiene una ratio creciente de 25 meses, también ofrece buenas expectativas y una fuerte visibilidad para las perspectivas que tiene en el periodo 2022-2023.

Igualmente, el buen margen que ha dejado la rama de construcción e infraestructuras ha impulsado la solidez de los beneficios. Esto es sobre todo gracias a las oportunidades que ha tenido la compañía en Norteamérica, además de la sólida cartera de proyectos que va a iniciar en construcción.

En cuanto a la transacción de su rama de servicios industriales a Vinci, la compañía está a la espera de que se resuelva la operación a final de año. Bruselas ya dio luz verde al acuerdo mediante el cual Vinci compraba esta parte de la compañía española. A la espera de que toda la operación se resuelva, el área ha sido reclasificada como actividad interrumpida, aunque obtuvo un beneficio neto de 325 millones durante el trimestre.


- Publicidad -