lunes, 6 diciembre 2021 0:13

Unicaja recibe un duro castigo por dar la espalda a su historia

El plan de cierres de oficinas de Unicaja Banco afectará a zonas donde la entidad es mucho más que un banco. Castilla y León (80) y Andalucía (36) son territorios donde los clientes tienen un gran sentimiento hacia lo que fueron Caja Duero, Caja España y la propia Unicaja. El castigo que sienten que les infringe Unicaja  con los cierres de sucursales, puede provocar que muchísimos clientes abandonen su entidad de toda la vida por esta política, que, poco a poco, les deja una red de oficinas menguada. Este no es el único riesgo, también pone en juego la reputación de la entidad. La competencia se frota las manos.

OFICINAS Y CRÉDITO

Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Sabadell son entidades que han emprendido distintos procesos de reducción de plantilla y cierre de oficinas. Estos cierres tienen un coste de reputación y también pueden acabar teniendo repercusión en la parte más financiera, pero de otra forma, por ejemplo en una menor concesión de créditos derivada de una menor fuerza comercial en las sucursales.

El banco echará la persiana a muchas sucursales en Andalucía y Castilla y León

Ahora le llega el turno a Unicaja Banco, que negocia un ajuste por la fusión con Liberbank.  Este ajuste implicará muchos cierres de sucursales, 395 y muchas de ellos se van a producir en lo que se conoce como territorios de origen, con el coste reputacional que conlleva.  En el caso de Unicaja, el primer territorio de origen es Andalucía, pero también Castilla y León (por la absorbida EspañaDuero). Liberbank tiene su territorio de origen en Asturias, si bien, se puede incluir a Castilla-La Mancha, por la antigua CCM.  

Los clientes y los sindicatos se han puesto en alerta ante los planes de Unicaja en estos territorios: cerrar 144 sucursales en Castilla-la Mancha, 80 oficinas en Castilla-León, 36 en Andalucía y 29 en Asturias. No es territorio de origen, pero en Extremadura también cerrarán muchas oficinas (78).

Según fuentes del sector financiero, el hecho de que ajuste de oficina se cebe con los territorios de origen -Castilla-La Mancha (36,45%), Castilla y León (20%), Andalucía (9%) y Asturias (7%)- va a afectar a la reputación de la entidad. Esto se puede traducir en una fuga masiva de clientes enfadados con Unicaja y temerosos de nuevos cierres de oficinas, deslizan estas fuentes.

OPINIONES DE EXPERTOS

Al respecto, el director de Operaciones de Emo Insights, Gonzalo Martín-Vivaldi, ha señalado a MERCA2 que «en estas zonas de origen de Unicaja y Liberbank van a sufrir un coste reputacional porque son zonas tradicionales, históricas, de ambas entidades en las que la gente está muy acostumbrada a operar en oficina». Agrega que, además, «no son dos bancos que destaquen en lo digital», con lo cual la operativa en la sucursal cobra mucha relevancia.

En cuanto a la fuga de clientes, la fidelidad que refleja el estudio de EMO Insights, 67% tiene alta probabilidad de permanencia en Unicaja es un dato que se puede convertir en papel mojado por las consecuencias de la fusión. Desde luego, hay más de un 30% que puede estar entre los que dejen la entidad. «En las zonas en las que haya una alternativa, es decir, otras entidades, hay más opciones de que haya clientes que abandonen Unicaja». «Sin embargo, en las zonas rurales en las que o ya no quede ningún banco o bien haya alguna oficina relativamente cerca, es más complicado que el usuario se decante por dejar su banco», afirmó este analista.

Por su parte, el experto en el estudio de reputación de empresa, Jorge Díaz-Cardiel, señala que es evidente que estos cierren tendrán «una gran influencia en la reputación de Unicaja. La tendrán para mal porque perderán reputación».  El socio director de Advice Consultants, considera que «habrá fuga de clientes»en Unicaja y augura que será CaixaBank la que recibirá a la mayoría de los que dejen la entidad de origen andaluz.  CaixaBank tiene una gran implantación en todo el territorio y, en concreto, es muy fuerte su presencia en Andalucía, territorio de origen de Unicaja.

Los expertos consideran que el daño reputacional se va a producir seguro

FUERZA COMERCIAL

El otro punto que tiene que ver con la fuerza comercial que va a quedar en Unicaja y cómo va afectar al servicio, tanto en los territorios de origen como en regiones relevantes como Madrid.

El banco planea la salida de 1.513 personas, a las que hay que unir 437 empleados de Unicaja que pidieron su salida en y que están pendientes de que se lleve a cabo. Asimismo, hay unas 700 personas procedentes de Liberbank que están en excedencia remunerada, que los sindicatos dan por descontado que pedirán su prejubilación en 2022. De este modo, la plantilla puede menguar en unas 2.700 personas. Esto puede tener un efecto importante en las oficinas a la hora de la labor comercial. A cierre de septiembre, Unicaja Banco tenía 1.371 oficinas y 9.677 empleados, un 2,5% menos de trabajadores que en el mismo periodo de 2020.


- Publicidad -