lunes, 6 diciembre 2021 3:38

Unicaja se agarra a las oficinas de Madrid para evitar el sorpasso de la competencia

Unicaja tiene marcado en rojo Madrid. El vigor económico de la región y las posibilidades de negocio de la comunidad que preside Isabel Díaz-Ayuso hacen que sea un territorio capital. Baste como muestra que el plan de ajuste del banco no prevé cerrar ninguna sucursal en Madrid. Esta apuesta se antoja fundamental para que la entidad mantenga el quinto puesto por activos e impedir que sea superada por Bankinter.

CASI 100 OFICINAS

La previsión inicial de Unicaja Banco establece el cierre de 395 sucursales en toda España. La entidad tiene 94 oficinas en Madrid (entre Unicaja y Liberbank), sucursales a las que no afectará el ajuste que va a emprender. Estas oficinas no se van a cerrar, según la información a la que ha tenido acceso MERCA2. En Barcelona tampoco hay previstos cierres.

Frente a las oficinas de Madrid y Barcelona, Unicaja prepara una escabechina de cierres en Castilla-La Mancha (144 sucursales), Castilla y León (80) y Extremadura (78).

RELEVANCIA MADRILEÑA

La decisión de cierre de una oficina se basa, habitualmente, en duplicidades y criterios de rentabilidad. Si bien, en el marco de diversos procesos de ajustes, hay muchas entidades competidoras que han reducido presencia en Madrid o lo van a hacer. Unicaja quiere aprovechar este contexto propicio. El banco tiene un «fuerte liderazgo geográfico con potencial para captar clientes cautivos fuera de los territorios tradicionales», señala Unicaja en un documento.

Hay datos que dan muestra de la relevancia de Madrid para Unicaja, sin que sea Madrid un territorio de origen del banco. Así, por ejemplo, el 21,7% del libro hipotecario de Unicaja procede de Madrid. «La cartera hipotecaria de particulares la forman operaciones que financian la primera vivienda (87%), con Loan To Value (LTV) reducidas -en el 89% de los casos inferiores al 80%- y concentradas en mercados con alto dinamismo comercial. Mercados como la Comunidad de Madrid, que representa el 22% del total», dejó escrito el banco en el informe financiero del tercer trimestre.

EL CRÉDITO CRECE

Con la fuerza de la recuperación y el negocio que se mueve en Madrid y que, previsiblemente, irá a más, en Unicaja esperan que mejoren los datos de crédito, entre otras cuestiones. Los créditos crecieron un 2,8% en los nueve primeros meses del año, llegando en las cuentas de Unicaja a 54.940 millones. Esta cartera «mantiene un perfil de riesgo bajo, con un elevado peso de hipotecas de particulares (31.001 millones de euros, un 58% del total) y créditos a administraciones públicas (5.915 millones de euros, 11% del total)», indica Unicaja. Ambas carteras concentran el crecimiento de los últimos meses. Las hipotecas crecieron un 4% interanual, y el crédito a administraciones públicas un 17,6%.

EL CRÉDITO A ADMINISTRACIONES PÚBLICAS AUMENTÓ UN 17,6% HASTA SEPTIEMBRE

QUINTO PUESTO

Unicaja espera que Madrid se convierta en un balón de oxígeno para evitar el sorpasso de Bankinter, que es el sexto banco de España por activos. Bankinter tiene 102.468 millones de euros en activos, mientras que,tras la integración con Liberbank, Unicaja Banco, tiene 109.144 millones de euros en activos, un 3,4% menos que a cierre de 2020. A nivel de oficinas físicas están casi igual (94 de Unicaja por 89 de Bankinter).

Caixabank, BBVA, Santander y Banco Sabadell son competidores de Unicaja Banco y todos ellos van a tener una menor presencia en Madrid por mor de los cierres de oficinas derivados de distintos procesos de ajuste. En este punto, cobra sentido la apuesta de Unicaja por mantener toda la fuerza comercial física que tiene en Madrid y tratar de robar clientes a estas entidades. La competición se presenta dura, pues a los habituales grandes, se une la disputa con competidores que también tienen una apuesta muy fuerte por Madrid: Abanca, Kutxabank, Ibercaja y Bankinter, sobre todo.

Bankinter está muy cerca de Unicaja Banco en cuanto a activos

NEGOCIACIONES DEL ERE

El cierre de oficinas va a ser una de las consecuencias del ajuste que hará Unicaja para ganar rentabilidad, entre otras cosas. Sobre estos cierres, el ajuste de empleo y las condiciones de trabajo, la entidad y los sindicatos siguen estando en las Antípodas en la mesa de negociación del ERE, que se encuentra en el periodo formal. La cita del día 10 de noviembre sirvió para constatar este extremo. De hecho, Comisiones Obreras (CC OO) amenaza con llevar a la entidad a los tribunales «si el banco optar por el desencuentro».

Según fuentes sindicales conocedoras de estas conversaciones, el banco «ha propuesto recortes salariales y de beneficios sociales en lo que decía era una armonización de condiciones laborales a coste cero». Esta propuesta la han rechazado las centrales, que, tras analizar el informe técnico presentado por la entidad, consideran que «Unicaja no acredita fehacientemente las causas económicas, productivas y  rganizativas para justificar los procedimientos de despido, movilidad y modificación sustancial de las condiciones de trabajo». 

La próxima reunión será el 16 de noviembre.


- Publicidad -